CASSET APORTÓ SU TESTIMONIO EN LA CAUSA QUE INVESTIGA LAS COMPRAS IRREGULARES DE LA ACTUAL GESTIÓN

El concejal Fernando Casset fue citado como testigo en la causa relacionada con las compras municipales de alimentos por más de 30 millones de pesos, iniciada a partir de una investigación de los concejales de Juntos por el Cambio y de una denuncia del diputado provincial Luciano Bugallo. La causa involucra al intendente Leonardo Boto, al secretario de Economía Ignacio Pedotti y a los proveedores Marcela Guadalupe Goldsztaud y Mariano David Rossi.

El concejal Fernando Casset (referente de Juntos por el Cambio y presidente del Comité local de la Unión Cívica Radical) prestó declaración testimonial en la causa que investiga la reiteración de compras efectuadas por el Municipio a proveedores sin antecedentes comerciales ni capacidad conocida para proveer los bienes para los que fueron contratados. Esta declaración ocurrió una semana después de que, en la misma investigación, se solicitara al Concejo Deliberante local todos los antecedentes de estos hechos, que reúnen ya más de 4.000 hojas.

La UFI N° 1 de Mercedes, que investiga delitos complejos, es la dependencia del Ministerio Público en la que ha recaído este proceso. Como es sabido, se trata de una reiteración de compras, en general de alimentos no perecederos, efectuadas por el Municipio entre los meses de febrero y julio de 2020. En todos los casos, las adquisiciones fueron realizadas por contratación directa y no por licitación pública, lo que ha sido investigado por los concejales de Juntos por el Cambio, entendiendo que se ha tratado de “un desdoblamiento o fraccionamiento intencionado de las compras para evitar el procedimiento que, según la ley vigente, debió haberse realizado”, según manifestó Casset.

Tras su testimonio, el concejal radical señaló: “He venido a reiterar lo que ya hemos dicho en el Concejo Deliberante, en el sentido de que la reiteración de compras por los mismos rubros comerciales, hasta por los mismos productos, dentro de un período tan reducido y a solicitud de una misma dependencia municipal, se encuentra expresamente prohibida por todos los reglamentos de contrataciones, incluso en casos de emergencia o urgencia”.

Por otra parte, planteó que “estas dudas sobre el procedimiento luego nos llevaron a preguntarnos quiénes eran los proveedores elegidos, y comprobamos que se trataba de dos personas, Marcela Guadalupe Goldsztaud y Mariano David Rossi, que no registraban antecedentes comerciales en el rubro alimentos hasta ser elegidos por la Municipalidad de Luján, ni se encontraban inscriptos en las categorías respectivas en la AFIP, ni contaban con habilitación municipal para estas actividades, ni pueden mostrar instalaciones o establecimientos en los que desarrollan estas tareas”.