CASSET-GRIFFINI: “OFRECEMOS SOLUCIONES CONCRETAS PARA EL SECTOR GASTRONOMICO DE LUJAN

Los concejales de Juntos por el Cambio Héctor Griffini y Fernando Casset presentaron un proyecto de Ordenanza que busca contribuir a la reactivación económica del sector gastronómico de Luján, bajo la modalidad de Take Away Plus.

Se trata de un sistema que habilita que bares, cervecerías, cafeterías y restaurantes coloquen sillas y mesas en sus espacios abiertos, para que se pueda consumir en el lugar bajo estrictas medidas de bioseguridad “de acuerdo al Protocolo COVID-19 para Establecimientos Gastronómicos”, expresa el proyecto.

La iniciativa también prevé la autorización para el uso de espacios públicos bajo el mismo protocolo, eximiendo a los establecimientos gastronómicos del pago de cánones al Municipio mientras estén vigentes las restricciones sanitarias y hasta que recuperen su pleno funcionamiento.

 
“El objetivo final es la reactivación del sector gastronómico, que es uno de los más golpeados por la pandemia. Ofrecemos una solución concreta porque la situación que viven es crítica y creemos que una normativa como esta podría generar la posibilidad de reactivación económica que en este momento necesitan”, explicaron los autores del proyecto.


El proyecto de ordenanza de los concejales de Juntos por el Cambio está acompañado por el Protocolo COVID-19 para Establecimientos Gastronómicos, que detalla y enumera una serie de medidas preventivas y de cuidado socio sanitario para el sector, con el objetivo de funcionar de acuerdo al contexto de pandemia, pero resguardando la salud tanto de sus trabajadores como de los potenciales consumidores.


El mismo fue elaborado por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación en conjunto con el Instituto de Calidad Turística (ICTA), la Cámara Argentina de Turismo (CAT), la Asociación Hoteles de Turismo (AHT), la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC), la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) y las provincias a través del Consejo Federal de Turismo.

 
Finalmente el proyecto determina que la Secretaría de Protección Ciudadana controle el cumplimiento de las disposiciones específicas que regulen el ejercicio de las actividades autorizadas, dándole la facultad de “disponer la clausura de todo establecimiento que incumpla con tal normativa”.