COMO NOS VEMOS Y COMO NOS VEN EN EL MUNDO

Escribe: Mario Daniel Torres

Por sobre todas las cosas puedo asegurarle que siempre los argentinos nos damos animo u así fue de verdad que se hizo carne en todos aquello de que mañana puede ser un gran día, si bien se que no es fácil, felices de aquellos que aún mantienen la esperanza y le aseguro que entiendo no es para nada liviano lo que soportan, es la respuesta a lo que nos va ocurriendo y aunque no quisiera hacerlo me permito señalar que debemos ser gente buena de verdad por nuestra tolerancia, puesto que todos los días escuchamos y vemos pero aún así seguimos respetando la Democracia y diría que nos parecemos a Gardel aunque sin guitarras.

Lamentablemente nuestros administradores o gobernantes no son para nuestro país o para nuestra gente, pero debemos respetar y lo hacemos que mucha  gente los eligió con su voto, aún aquellos que no le tenían confianza, sin embargo, especialmente a Alberto Fernández le creyeron una vez mas, lástima que el Presidente parece nos escuchar a la calle, pues de allí podría evaluar lo desconcertado de aquel votante que estaba esperanzado en que se abría un nuevo camino, ya sea laburante, comerciante, profesional o el ya jubilado .

El déficit esta en todos lados y lo peor en mucha gente es el sentirse defraudado, usado, dado el conjunto de situaciones que el Presidente pone en práctica  en todo el conjunto de medidas que el pensara son las mejores.

Nosotros le podemos responder son malas y pueden empeorar.

Me estoy refiriendo a familias numerosas donde hay muchos pibes y donde no solo ha golpeado la pandemia, si no la enseñanza y la comida, ya que los costos de comestibles y mercaderías se notan y para que hablar del encierro, la situación sanitaria por falta de vacunas y algunas peleas encubiertas de autoridades del gobierno.

Es increíble que no haya asesores a fin de indicarle al Presidente que sus discursos parecen sermones y lo peor solo marcan malos actos y herencias que según el Presidente son del Gobierno anterior, olvidándose de sus propias promesas que según sus propias palabras las deberíamos juzgar.

Todas las situaciones que a criterio del Sr. Presidente debían producirse, no causaron el efecto esperado por el contrario han producido dolor  y muerte en personas mayores y las promesas de garantizar los aumentos en las  pensiones y jubilaciones quedaron atrás, no se cumplieron aunque se crea que cubrieron la necesidad.

Ahora también aunque el Sr. Presidente no lo crea, las declaraciones y actos diplomáticos que se mantienen con Gobiernos extranjeros, pero que eran amigos de la Argentina al parecerse  están desvaneciendo por falta de apoyo avasallamiento de los Derechos Humanos en especial, sin tener injerencia alguna en sus políticas pero sí recordando nuestro pasado donde debimos soportar la falta de respeto a los Derechos Humanos en otros años.

Así podría seguir enumerando lo que habla la calle y que en algunos es un mal síntoma, ya que se habla de no poder soportar mas la situación, por cuanto al pueblo no se lo respeta ni como contribuyente cuando se escuchan opiniones de que el Gobierno Argentino estaría hablando con otros países de la instalación de Centrales Nucleares, tratados con gobiernos de fuerzas revolucionaría, intentos de quitarle voz al periodismo, avances sobre la propiedad privada, en fin, todas hechos tristes que parecen un sueño pues estamos hablando de Nuestra Patria y felizmente no tenemos conflicto alguno con otros países, mucho menos mirarnos entre nosotros como enemigos., ya que no estamos acostumbrados ni dispuestos a no tener Paz y vivir unidos por la República Argentina de las cuales somos todos dueños. 

En este último concepto quisiera hacer una pregunta ¿’Sobre qué paso que hemos prácticamente desaparecido en el mundo económico?

Siempre salimos al mundo manifestando ser un pueblo libre, no hemos tenido guerras  y en la Carta de Presentación decíamos tener los brazos abiertos que vengan a trabajar y a invertir en nuestro Querido País, donde quedo aquello de ser los integrantes del Granero del Mundo y poder tener productos alimenticios para alimentar a no menos  de millones de personas y hoy vemos o veo con tristeza que la pobreza ha ido en aumento, y especialmente alcanzando a los niños , donde el único porcentaje que fue en aumento es la falta de alimentos y que en su momento el Sr. Presidente hizo notar  que ramos superiores a los Alemanes y yo me permito hacer una observación que fue vista por profesionales, en pibes de hasta 12 años que de 4 que se sientan a almorzar solo uno recibe la cantidad y calidad de alimentos adecuados mientras que los otros comen lo que pueden  y en tanto esto nos duele llega a la población la información de que el semestre pasado en la Casa Rosada se pagaron $ 17.500.000 pesos por carne de vaca, cerdo, pescado, pollo, todo en cortes especiales y sin contar otros comestibles que fueron necesarios para cubrir el Restauran Comedor de dicho lugar, o sea, que algo no funciona o el discurso de los funcionarios va con atraso, no quiero detenerme a seguir hablando del tema y me inclino por lo mas sabio dejo a Dios todopoderoso que juzgue sobre esta acción.

Estimados lectores ustedes seguramente ya tienen opinión formada y yo solo pretendo hacer estas reflexiones pues supongo que entre todos realizaremos lo que estamos buscando que son los cambios adecuados en primer término  para la unidad de todos los argentinos que será la base de la mejor calidad de vida que todos disfrutaremos sin olvidar de mejorar leyes y medidas pero no de manera imperativa solo por tener una mayoría en el Congreso sino con todos y por todos, ya que el bienestar los disfrutaran aquellos que tengan una posición y los que logren un plato de comida seguro, ojala que cuando se vuelva a votar pensemos sin revanchas, basta de buscar la solución desde el populismo y si buscar los mayores adelantos para que prosperen desde el trabajador más humilde al profesional estudioso.

Justicia y pan para todos, basta de medidas drásticas y persecutorias, es lo que intentaremos hacer posible en estas elecciones en todo el país.

La gente merece y debe abocarse de nuevo al trabajo y no pensando en lograr una Ayuda Social, en esto me refiero a los que realmente quieran trabajar y por algún motivo especial no lo puedan hacer, entonces sí los llamados Planes Sociales deben cubrirlos y no aquellos que tienen conocimiento con políticos corruptos que los captan y aprovechan de su situación de emergencia, mas allá de esto es necesario terminar con el pase de ciudadanos de  países vecinos cuya misión es aparecer el día de votación y a cambio reciben prebendas ya en forma de subsidios o pensiones todos los meses.  Esa gente, más allá de no ser argentinos, no le hacen bien al país todo y solo permite reinar a pseudos delegados políticos que están apersonados en provincias o barrios de gente muy humilde, sin tener respeto por la Bandera Nacional, por la Ley Suprema es decir, la Constitución.

No será fácil, pero creo que es el momento justo este año si queremos volver al país que nos merecemos, especialmente después del  paso del Coronavirus.

NO renunciemos a lo alcanzado, por el contrario, avancemos para mejor de esta forma nos adaptaremos a los tiempos y al Mundo que nos hace ver que hay mucha gente buena que podría invertir en el país y quizás no lo haga por alguna de las situaciones señaladas..

Por último les pediría a los futuros políticos que ocuparan cargos en la Administración Argentina propuestas serias y que actúen con decencia, basta de hablar y criticar a los que hayan pasado por los cargos.

Que el mejor título que puedan presentar u ofrecer para lograr un cargo sea la honestidad y el no tener antecedentes penales  y que su patrimonio no cambie de manera vergonzosa al finalizar su mandato que si es necesario seguro se los volverá a convocar por su trayectoria y no por el populismo o apriete al pueblo.

Fuerza y valor, aún estamos a tiempo de defendernos, somos Argentinos.