COMUNICADO DE CONCEJALES DE JUNTOS POR EL CAMBIO

Pedimos una acción decidida del gobierno para evitar las usurpaciones

Este fin de semana tomó estado público un aparente intento de usurpación de una vivienda en el barrio Hostería San Antonio Sur. Y hoy podemos decir que fue solo un intento, que no llegó a concretarse, gracias a la rápida y eficaz intervención de los vecinos. Fueron ellos quienes advirtieron las maniobras, interpelaron a estas personas y dieron intervención a las autoridades. Sin esa actitud comprometida de los vecinos, tal vez el fin de la historia hubiese sido otro.
Lamentablemente, lo ocurrido este sábado en el barrio Hostería San Antonio Sur no es un hecho aislado. Y si bien en esta ocasión hubo algunas características singulares, muy llamativas (la participación de vehículos identificados con un partido político –el derechista Bandera Vecinal o Frente Nacionalista– y la presentación de documentación aparentemente apócrifa), este episodio se suma a varios otros que han ido sucediéndose en los últimos meses.
No podemos dejar de recordar la usurpación de un terreno fiscal, destinado a espacio verde comunitario, en el barrio Villa del Parque. Ese hecho fue denunciado, existe una causa iniciada por la gestión municipal de Juntos por el Cambio, pero no ha habido ninguna acción conocida desde el 10 de diciembre del año pasado.
También merece mencionarse la creciente ocupación de lotes en el barrio La Loma. Se trata de la franja ribereña del río Luján que fue liberada a raíz de las reiteradas inundaciones, trasladando a esas familias a sus nuevas viviendas propias en el barrio Santa Marta, en un largo y trabajado proceso durante el gobierno de Juntos por el Cambio. Últimamente, hay nuevos asentamientos en esos terrenos desocupados, incluso con viviendas ya construidas, y con personas que dicen haberlos comprado. Se trataría, en ese caso, de una vil estafa.
Una maniobra similar ha sido denunciada en el barrio Luchetti, de Open Door: nuevas familias llegan para habitar lotes que, según afirman, les han sido vendidos. En este caso, las versiones vinculan a funcionarios públicos con este proceder ilegal.
Frente a todos estos hechos, desde el Interbloque de Concejales de Juntos por el Cambio:
Reclamamos a Lucas Mirabelli, en su condición de director de Tierras de la Municipalidad, una acción decidida de detección de zonas vulnerables de ser ocupadas. En los casos de lugares públicos destinados a espacios verdes, debe llevarse adelante un programa que permita su pronto uso comunitario, para desalentar las usurpaciones. Y además nos ofrecemos para trabajar en conjunto con el Departamento Ejecutivo, para el diseño y la ejecución de políticas públicas municipales que faciliten al acceso a la tierra, pero sin que ello vulnere los derechos de legítimos propietarios.
Exigimos a Matías Lattaro, como responsable de la secretaría de Protección Ciudadana, la implementación de un plan de acción en conjunto con las fuerzas de seguridad y los funcionarios judiciales competentes. Debe habilitarse una línea telefónica exclusiva para la denuncia de ocupaciones, que active procedimientos rápidos ante las primeras maniobras de los eventuales intrusos.
· Pedimos al intendente Leonardo Boto que comprenda que esta es una problemática grave en Luján, que genera una enorme y legítima preocupación en nuestros vecinos. El año pasado, cuando el tema de las usurpaciones apareció en la agenda del debate electoral, desde Juntos por el Cambio manifestamos pública y enérgicamente nuestra postura. No hizo lo mismo el actual intendente Boto. Ahora, ya puesto en la responsabilidad de gobernar Luján, debe entender cuáles son los problemas reales y trabajar para resolverlos.
Por último, desde nuestras bancas nos ponemos a disposición de los vecinos para estar alertas y juntos, cuidándonos.