EL MUNICIPIO CONTINÚA CON LA RECUPERACIÓN DE LA ZONA RIBEREÑA

El Municipio de Luján continúa desarrollando trabajos de recuperación de la zona ribereña, con el propósito de avanzar en su transformación en un nuevo espacio verde que pueda ser utilizado por vecinos y turistas.  

Se trata de la puesta en valor de los recreos recuperados en los últimos meses, propiedades pertenecientes al municipio que durante años se encontraron con una explotación comercial sin habilitación y sin concesión vigente.

“Seguimos avanzando con las obras de recuperación de la ribera del río Luján, otra deuda histórica que tenía el Municipio con los vecinos y con los millones de turistas que nos visitan cada año. Muchos decían que era algo que no podía hacerse, que era muy complejo o muy difìcil, pero lo estamos haciendo con personal y recursos municipales. No hay obstáculos cuando uno tiene la decisión de hacer”, señaló el Intendente Leonardo Boto, tras recorrer la zona estos días y supervisar el avance de los trabajos. 

En el desarrollo de este proyecto la Asociación Civil Inundados de Luján acompaña y supervisa las tareas llevadas adelante, mientras se continúan las gestiones ante el  Comité de Cuenca del Río Luján (COMILU), las cuales habían sido abandonadas por el gobierno anterior y actualmente están siendo retomadas.

“Contamos con el apoyo de nuestros vecinos organizados en Inundados de Luján, en tanto seguimos afianzando el diálogo con el COMILU, valorando las opiniones de quienes más experiencia tienen sobre el tema, para poder atender a todas las particularidades de la zona y pensar juntos su mejor provecho” agregó el Intendente.

Dentro de los trabajos realizados, se completaron las tareas de demolición y remoción de parrillas, mesas y bancos sobre la margen derecha, en tanto se sigue avanzando con el retiro de árboles caídos y ejemplares secos que constituyen una amenaza para los usuarios -en base a un relevamiento técnico realizado por profesionales-.

Asimismo, en forma simultánea comenzaron los trabajos en la margen izquierda, en la zona lindante con la calle San José, con la demolición y remoción de construcciones y parrillas, para luego avanzar con el retiro de árboles caídos y decrépitos.   

Finalizada esta etapa, se prevé dar inicio a trabajos de preparación y nivelación de terrenos para avanzar con la parquización de los mismos. 

Cabe destacar que, dentro de las actividades programadas, se contempla abarcar todos los recreos ubicados en ambas márgenes del río, en el transcurso de los próximos meses.