Entre un coloquio sin ideas crece un observatorio nodio y el campeonato mundial está al alcance de la mano

UNA NOTA DE: HERNAN LEONEL

Hace más 200 días desde que comenzó la cuarentena y lo único que se puede ver luego del bicentenario es que  la pandemia aceleró los problemas del país. Es muy importante equilibrar la situación de salud pero también hay un problema de raíz macroeconómico que se debe reconocer. El gabinete económico está equivocado, no pueden seguir diciendo cosas irrisorias y aludiendo toda responsabilidad. Es momento de dejar de reclamar la herencia recibida y gobernar pero en serio. Deben escuchar les guste o no les guste el reclamo empresarial que pide activar un consejo económico y social ya que el salario mínimo está por debajo del %20 de la inflación. El dólar sigue sin techo y las reservas se cuentan sin maquinitas. La única maquinita que sigue funcionando jornada completa es la de emitir papelitos de colores que cada vez valen menos. Ya ningún país de la región acepta pesos. Pasamos de compararnos con Francia, Alemania, Italia y otros para pasar a competir con Etiopía, Haití y Angola. Al registrar uno de los índices de pobreza más altos de la región, el país refleja el constante deterioro de sus indicadores sociales, tal como lo demuestran varios índices internacionales, entre ellos el de Miseria Económica que elabora Bloomberg. La pobreza por ingresos es una clara consecuencia, entre otras razones, del alto desempleo y la inflación. El desempleo subió en términos interanuales del 10,6% al 13,1% en el segundo trimestre del año, la cifra más alta desde 2004. En el caso de la suba de los precios, la Argentina registra el segundo índice más alto de América latina luego de la hiperinflación que abate a Venezuela y la octava más alta del mundo, en un contexto global sin inflación. Sumado a todo esto, la tensión cambiaria es tal que si no se corrige el ancla política vamos camino a una devaluación terrible, solamente comparada con la híper de 1989 o la crisis del 2001. Para males, Alberto Fernández se sigue exponiendo al hablar, al dar declaraciones en momentos en donde debería delegar. En estos momentos no hay que exponer al Presidente, hay que buscar estabilidad sino el estallido social será tremendo.

Esta semana, comenzó el coloquio IDEA que es la voz activa del empresariado argentino que desde hace 60 años incide y contribuye ininterrumpidamente a través del debate, el análisis y la ejecución de propuestas concretas en el desarrollo económico, la calidad institucional y la integración social del país. La misión de IDEA es integrar al empresariado y capacitarlo para que actúe activamente en la sociedad basado en valores y objetivos comunes que permitan el desarrollo sostenible de la Argentina.

Los empresarios nucleados en IDEA presentaron un documento con las causas de la crisis económica y siete propuestas para salir de la difícil situación en la que nos encontramos. En ellas está la de sostener la seguridad jurídica, la cual apunta a que se garantice el derecho a la propiedad privada y el marco jurídico para las inversiones. También, el programa propone una reducción del gasto para llegar a un superávit que sea sostenible, que la prioridad del Banco Central sea “mantener la estabilidad de precios” y “devolverle valor a la moneda”, reducir la carga tributaria, incrementar las exportaciones, fomentar los proyectos de inversión en infraestructura y fomentar la creación de empleo privado. Yo, si me permiten, le agregaría que DEJEMOS TODOS DE ROBAR UN AÑO, tanto sea a nivel público como privado y que dejemos de depender del Estado. No se puede sostener más los planes sociales tal y como los conocemos. Por minuto se imprimen millones de pesos para bancar ayuda social. Creo que todos avalamos que la ayuda exista y que hay familias que están atravesando un mal momento pero desde 1996, cuando en el país ya había más de dos millones de desocupados, se otorgaron 118 mil planes. Claro, ya desde ese entonces se accedía a ellos el que conocía a un puntero o tenía cercanía con la estructura del Estado. El entonces gestor era el por entonces gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Eduardo Duhalde quien lanzó en la provincia el Plan Barrios Bonaerenses. Luego, tras asumir como Presidente en un país quebrado aumentó los planes con el objetivo de paliar la difícil situación en la que se encontraba la República Argentina.  Pasaron ya varios años y los planes siguieron siendo parte fundamental para que los más necesitados puedan alimentar a sus familias. Quisiera descreer que se los utilizaron electoralmente durante tanto tiempo pero mi sentido me indica que estoy equivocado si hago esa analogía.

Mientras tanto, el ministro de Economía Martín Guzmán dijo ante empresarios en el Coloquio de IDEA: “Tenemos los instrumentos para mantener la política cambiaria del dólar oficial”. Al unísono, señaló que “habrá medidas para intentar minimizar la volatilidad en las cotizaciones alternativas de la divisa y afirmó que, en el marco de un nuevo programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI), se enviará al Congreso una propuesta para reducir consolidar un sendero de equilibrio fiscal y reducir la emisión de pesos del Banco Central (BCRA) con el que se financia la economía”. Creo que mi abuela, una señora de campo que no terminó la escuela pero que era muy hábil con las cuentas, con la forma de tratar la tierra y de hacer que una hectárea diera frutos ya sea con la cosecha o con animales hubiese tenido otro tipo de, justamente, idea y valga la redundancia creo que al gobierno, la pandemia los dejó sin ideas.

A la que si se le prendió la lamparita fue a Miriam Lewin, Defensora del Público de la Nación, quien está detrás del observatorio oficial de medios llamado Nodio que buscará “proteger a la ciudadanía de las noticias falsas, maliciosas y falacias”. ¿Perdón? ¿Usted va a cuestionar lo que un o una periodista diga o escriba? ¿Usted que a los 17 años ponía bombas y avalaba la lucha montonera? Supuestamente, se trabajará en la detección, verificación, identificación y desarticulación de las estrategias argumentativas de noticias maliciosas y la identificación de sus operaciones de difusión.

“Nodio es una conjunción de “No Odio”. De superponer esas dos palabras surge el logo y el nombre del observatorio estatal de “desinformación y violencia simbólica en medios y plataformas digitales”, comentó Lenin, perdón Lewin. Casi como una redundancia, la observación debiera ser motivacional para los observadores del odio. Como profesionales de la mirada crítica no tendrían que haber ignorado que semejante propuesta debió contener explicaciones concretas respecto de qué se observará, quiénes observarán y a quiénes. Además, deberían haber puesto sobre la mesa cómo se financiará, cuál será la estructura y cuál el proceso para batir la vara de la justicia mediática. Y sobre todo, es necesario que digan con claridad qué harán con las observaciones. ¿Será un documento o el germen de nueva regulación para amordazar? Una incógnita.

Para finalizar, esta semana el diario Perfil entrevistó al médico emergentólogo argentino Cristian Duré, quien hace más diez años reside y ejerce su profesión en Suecia. Duré, advirtió que “la cuarentena estricta como la que lleva adelante Argentina no da buenos resultados”. No sé por qué no me sorprende. ¿Será que después de la bicentena no logramos parar con los casos de contagios y estamos en el puesto número 5 de países con más positivos de COVID 19 a nivel mundial? ¿Será que ya nadie escucha al comité de infectólogos ni al ministro de Salud Ginés González García?

Volviendo a Duré, en la entrevista agregó que: “Si se sigue con este confinamiento se van a morir más personas, se van a suicidar personas y va a haber muchos asesinatos, mientras la pobreza va a seguir aumentando”. El médico se mostró proclive a liberar actividades para que la gente “genere anticuerpos” en el contacto con personas recuperadas de cuadros de Covid-19 para, de esa manera, “que el virus se vuelva menos mortal”

Por otro lado, explicó que los niños “no son los transmisores del virus hacia los mayores”, por lo que consideró que no tiene sentido que las escuelas permanezcan cerradas. Duré también relativizó la importancia de los testeos, a los que definió como muy costosos: “Aquel que no tenga olfato, que tenga fiebre y dolor garganta que ya se aísle, no tiene sentido antes de que le confirmen que tiene coronavirus”, propuso. El profesional también polemizó con el uso del tapabocas, al señalar que en el país nórdico directamente no se usa (Fuente: Perfil.com)

Pensar que el presidente Alberto Fernández defendió el aislamiento obligatorio como medida de prevención ante el avance del coronavirus en Argentina y festejó el aplanamiento de la curva de casos y fallecimientos cuando aún Larreta era “su amigo” y junto con Kicillof mostraban orgullosos las filminas ante el mundo y se reían de la situación de los países nórdicos. En aquella ocasión comentó que: “Cuando a mí me dicen que siga el ejemplo de Suecia, la verdad lo que veo es que Suecia, con 10 millones de habitantes, cuenta 3.175 muertos por el virus”, señaló molesto. “Es menos de la cuarta parte de lo que la Argentina tiene. Es decir que lo que me están proponiendo, es que de seguir el ejemplo de Suecia, tendríamos 13 mil muertos”.Hoy ese país muestra una curiosidad: registra a esta altura menos infectados que la de Argentina (71.419 contra 77.815), pero la diferencia de muertos y la tasa de letalidad es abrumadora: 5.420 y 7,58 por ciento.

Por ahora, solo por ahora estamos quintos. El pasado martes le ganamos cómodamente a Colombia y le arrebatamos ese lugar. El campeonato aún no terminó y es sabido que hasta que el Juez no toque el silbato el partido no termina. Vamos Argentina. Vamos que podemos. Todos unidos triunfaremos. Ya que el Gobierno no tiene idea y antes de que Lenin, (perdón, el subconsciente no me deja trabajar) Lewin me diga que debo o que no debo escribir le propongo algo: Ya que se vienen los días de verano, tome unos mates debajo de un árbol, ponga las patas en una fuente con agua y mire tranquilo como poco a poco se dará la definición en unos meses de este apasionante torneo. Luego, una vez que lo logremos, nos juntamos en el Obelisco a festejar. Eso sí, si ve un camión conducido por Dady Brieva… córrase para un costado, no sea cosa que Dady quiera jugar al bowling con usted.