HÉCTOR GRIFFINI. CONCEJAL: “FORMACIÓN, HONESTIDAD, COMPROMISO Y VOCACIÓN SON LOS VALORES FUNDAMENTALES PARA HACER POLÍTICA”

Una nota de : Hernán Leonel

-¿Cómo notas los 18 meses de gestión del Intendente?

-Creo que hay que poner en contexto la situación del Covid. Claramente la gestión del intendente Boto se ve atravesada por la pandemia y aparece este concepto de “gestión de crisis” que resulta pertinente. Igualmente, esto no implica que el intendente y sus funcionarios no gobiernen o no hagan lo que prometieron hacer. Es cierto que todo se empieza a relativizar porque los tiempos cambiaron y las prioridades también. Por más que como oposición tengamos –entre otros- el rol de controlar lo que hace y lo que no hace la gestión, también tenemos que ser responsables, estar a la altura de las circunstancias y entender que hoy la prioridad es la salud de los lujanenses.

¿Fueron buenas las medidas tomadas por el municipio frente al COVID 19?

-Hay una idea generalizada que escuchamos en los vecinos y que compartimos, que tiene que ver con la falta de controles. Las diferentes medidas que fueron tomando el Gobierno Nacional, Provincial y Municipal, fueron cambiando según lo que requería la situación socio-sanitaria. Entonces es complejo comparar mayo de 2020 con febrero de 2021, por ejemplo. En términos generales creo que se trabajó para fortalecer el sistema de salud y que con el paso del tiempo y al ganar experiencia ante esta situación, algunas medidas fueron mejorando. Sin embargo, las faltas de controles sobre las restricciones muchas veces han puesto en contradicción a las medidas para frenar los contagios.

-El oficialismo parece que está unido frente a las próximas elecciones legislativas mientras que la oposición está atravesando una postura distinta. ¿Cómo ves las internas de Juntos por el Cambio?

-Desde nuestro espacio, con mucha tranquilidad. Estamos cerca del cierre de listas, pero como te decía antes, ahora la prioridad es la salud de los vecinos, no la disputa por un lugar en el Concejo Deliberante. Juntos por el Cambio va a tener su primera elección luego de perder el gobierno en 2019 y como oposición tiene la responsabilidad de ofrecerle a la ciudadanía una opción o varias opciones competitivas. Parece lejana la posibilidad de un frente de unidad, pero ir a internas no hace más que mejorar y fortalecer el proceso democrático electoral. De lo que no tengo dudas es que hay que pensar en los mejores profesionales para la renovación del Concejo.

¿Qué se sabe de las denuncias  por las compras irregulares por medio de la actual administración municipal?

-Es una denuncia que está en la Justicia, por lo que es el Poder Judicial el que está en el proceso de investigación. Desde nuestro lugar en el Concejo Deliberante expusimos nuestra preocupación por las irregularidades que encontramos en dichas compras y seguimos poniendo a disposición nuestras herramientas, pero lo cierto es que es la Justicia la que deberá determinar si se trata de una ilegalidad o no. También está pendiente de aprobar una Comisión Investigadora en el Concejo Deliberante lo que será materia de debate en las próximas sesiones.

¿Cómo calificarías tu primera experiencia como Concejal? ¿Qué te faltó? ¿Qué te gustaría realizar?

-Personalmente me gusta mucho el rol de Concejal. Es un lugar de mucha responsabilidad que te permite estar cerca de los vecinos, de sus preocupaciones y problemas; para pensar, investigar, organizar, diagramar y sancionar políticas públicas que mejoren su calidad de vida. La pandemia dificultó esa cercanía, creo que incluso como institución deberíamos trabajar más en los canales de atención al vecino. Es importante mantener un orden institucional claro dentro del juego de los partidos políticos, teniendo en cuenta sus divisiones internas y lo que realmente el vecino espera de nosotros, que por lo general está lejos de esa visión de cercanía y de resolución. Yo trato de hacer un enorme esfuerzo para eso, por eso creo que el trabajo está más cerca del vecino y no tanto en actividad diaria de los bloques.

¿Cómo notas el accionar del Concejo Deliberante?

-El Concejo Deliberante está para legislar. En ese sentido creo que como cuerpo hemos estado a la altura: como poder legislativo tenemos un rol muy importante que es controlar a la gestión -que lo venimos haciendo- y, por otro lado, acompañarla en las políticas públicas que creemos que van a ser fundamentales para contribuir a los vecinos como pasó con el basural, donde el Concejo aportó una herramienta fundamental para el cierre de “la quema”, no hay que perder de vista eso. Después pensemos en que venimos transitando casi dos años muy complicados, donde el foco de atención está en la pandemia, y está bien que así sea. Desde el Concejo acompañamos y seguimos trabajando lo más responsablemente posible para contribuir a la gestión de crisis.

¿Qué te gusta de la política y qué no?

-Siempre digo que lo que más me gusta es la capacidad de transformación real que tiene la política. Cambiarles la vida a los vecinos, mejorar sus condiciones. Es una tarea ardua pero que cuando da sus frutos, genera mucha satisfacción. La verdad es que no pienso en lo que no me gusta. Creo que las cosas te gustan o no te gustan. Después depende de vos cuánto y qué compromiso le das a lo que haces.

-Pareciera que hay varios actores que solo buscan salvarse ingresando en política. ¿Será por eso que la sociedad está desilusionada?

-Creo que pensarlo de esa manera es una salida fácil, pero no subestimaría las capacidades que tiene la sociedad en general. Estoy convencido de que somos una sociedad inteligente, que tiene una democracia muy joven y que conoce muy bien a sus actores. No siento que la gente esté desilusionada, por el contrario, cada vez que hablo con los vecinos noto un interés mayor, una ilusión mayor por cambiar las cosas, por estar mejor, por generar una unidad como sociedad que nos siga fortaleciendo como democracia.

¿Qué se juega en las próximas elecciones?

-Depende de quién lo analice. Creo que el Gobierno Nacional va a poner en revisión la opinión popular sobre la gestión de la pandemia y que la oposición va a tener una idea más concreta de qué lugar está ocupando en el juego electoral. Pensando en el terreno local, sabemos que puede llegar a haber modificaciones en la conformación del Concejo Deliberante, pero eso lo vamos a ver cuando estén los resultados, no sirve mucho hacer futurología. Cualquiera sea la conformación, lo importante es cuidar los intereses de los vecinos a quienes representamos.

¿Vas a encabezar o acompañar alguna lista?

-Yo fui electo concejal en 2019 por los vecinos y vecinas de Luján hasta el 2023. Mi responsabilidad y tarea es ejercer ese lugar. De todas formas siempre estoy a disposición para el lugar que sea, o que me pidan en mi espacio, con el objetivo de acompañar un proyecto de ciudad realmente transformador. Mi mandato finaliza en 2023, luego haremos un balance de ese trabajo, no ahora en un contexto electoral. Algo que tengo en claro es que desde el lugar que ocupe quiero estar cerca del vecino, esa es mi única guía. Lo demás lo resuelve el tiempo: construyo mi carrera hace 20 años desde la experiencia y la formación constante, jamás especulé individualmente, mucho menos ahora en este lugar de representación real de miles de vecinos que me vieron nacer, crecer, estudiar y trabajar en Luján. Me gusta mirar hacia atrás y ver que en cada lugar de trabajo dejé amigos, que la traición jamás fue una moneda de cambio, y que el respeto es siempre fundamental para el trabajo profesional y en equipo.

-¿Tu visión sobre la renovación de la UCR?

-Cómo habrás visto, en el proceso interno yo no fui parte, no tuve ninguna intención. Creo que los partidos políticos tienen un enorme desafío a la hora de tener una agenda dinámica e innovadora y que la voluntad de los afiliados es la guía, también en la construcción de nuevos liderazgos. Ganar o perder una interna siempre te da herramientas, luego hay que ejecutarlas, con visión de largo plazo y con capacidad de conducción. Todo eso se observa, en definitiva, en lo que se hace y no en lo que se dice. El Radicalismo en Luján es un actor fundamental de la oposición, se merece el respeto institucional y político de mi parte, hago y haré todo lo que esté a mi alcance para fortalecer todos los espacios que componen la oposición. Yo no discuto cargos, discuto proyectos. Ningún espacio va a contar conmigo cuando el eje sea el agravio, pero siempre voy a estar donde me necesiten, donde sea útil.

¿Qué se necesita para ser un buen político?

Formación, honestidad, compromiso y vocación, cuatro características al menos iniciales.

¿Tu opinión sobre el Presidente?

-Creo que ha sabido manejar los tiempos y los protagonistas de la situación que estamos viviendo; eso no lo minimizaría, por algo es el presidente de la Nación. Pero honestamente es imposible hacer una valoración de Fernández sin poner en contexto que gobernó prácticamente siempre en pandemia, eso indefectiblemente te cambia los planes de gobierno. También creo que es un presidente que en campaña se mostró más autónomo, que lo que realmente es en su gobierno de coalición. Además, es importante resaltar que es la primera vez que Peronismo gobierna de esta forma, con socios políticos que fortalecieron la elección del 2019 y que ahora tiene que sostener para gobernar.

¿Qué rol cumple Cristina?

-Fue Presidenta durante 8 años, con esa experiencia, no tengo dudas de que debe ser una gran consejera y que ocupa un rol más que predominante en el Gobierno. Es la vicepresidenta de la Nación, eso ya habla lo suficiente sobre su rol.

-A principios de la pandemia, el gobierno nacional salió al cruce al decir que era salud o economía. Hoy se ve reflejado el fracaso de ambas gestiones. ¿Tu opinión?

-Creo que esa es una definición un poco apurada. La pandemia no terminó y quedan muchas cosas por analizar.

¿Vamos camino a una autocracia si gana el kirchnerismo?

-Por suerte vivimos en un país democrático y los resultados de las elecciones responden a la voluntad popular, que siempre debe ser respetada.

¿Te gusta que personas como Facundo Mannes (neurocientífico) o como la Periodista Carolina Losada se metan en política?

-Mientras sean personas honestas, con una vocación real y comprometidas, me parece que cualquiera puede participar en la política si así lo desea.

-¿Cómo notas Luján? ¿Qué le falta? ¿Qué te gustaría aportarle?

-Me gusta hablar no sólo de Lújan, sino también de los desafíos regionales del AMBA y la provincia. Desde hace años los municipios están totalmente en déficit económico, por lo que no han llegado las obras elementales para el desarrollo de una gestión local. El atraso de esas políticas públicas nos lleva hoy a que un vecino se asombre cuando pintan el cordón de una calle, cuando en realidad deberíamos estar discutiendo un plan real de obra pública como el pavimento, el agua corriente y las cloacas. Recuperar el déficit histórico de todos los municipios -excepto los que mejores índices de recaudación tienen- va a llevarnos años. Lo más importante va a ser poder ponernos de acuerdo, a medida que cada gobierno asuma, en cuáles son las prioridades en miras al largo plazo. Sino estaremos repitiendo la misma historia y no vamos a ningún lado. El vecino ya está harto de la política y la promesa en campaña. Es hora de la realidad y la gestión, no hay más excusas. Todos tenemos que trabajar por y para Luján, ese es mi mayor objetivo.

-¿Cómo está tu relación con los distintos actores que conforman las diferentes mesas locales opositoras?

-Si hay algo que tiene la oposición, como fortaleza, es la diversidad de perfiles y espacios políticos. Desde ahí creo que partimos del análisis para empezar a dirimir los espacios para lo que se viene. Yo espero seguir cerca del vecino y lejos de la especulación política, quizás por ello es que estoy alejado de las discusiones partidarias, pero me reconforta el reconocimiento del vecino en la calle, en los barrios o en el Concejo. Creo que es difícil sostener la oposición después de haber gobernado 8 años. En mi caso, yo no fui funcionario de la última gestión, por lo tanto, trato de ver desde lejos las discusiones históricas. A veces escucho hablar de personas o referentes y realmente no los conozco o no sé por qué tienen tal o cual postura. Sólo escucho y trato de aprender, también de ser respetuoso con todos, porque cada uno define su voluntad y sus proyectos desde su lugar, desde su historia, y eso hay que mirarlo con respeto y humildad. Seremos una gran alternativa en Luján, no lo dudo ni un segundo.