HUESOS Y TUNELES DE LUJÀN 2020

Provincia de Buenos Aires, Argentina
Nota de: Arquitecto  Edgardo Ludueña

La ciudad de Luján, ubicada en la provincia de Buenos Aires, Republica Argentina, reconoce un valioso pasado histórico que se remonta a principios del siglo XVII, con la adjudicación de tierras otorgadas a los colonizadores en el denominado Pago del Árbol Solo. Si bien existen muestras de nuestra historia posibles de visualizar, no es menos cierto que deben existir otros elementos, hoy ocultos, que resulta importante develar, en función de la reconstrucción de nuestra memoria, muestra indiciaria de tales fundamentos afloró cuando años atrás (cerca de 1998), a raíz de obras de albañilería se avizoró el acceso a un túnel cuyo extremo se encontraba ubicado en el inmueble de la familia Olivera, ubicado en calle Lavalle 158.

En esa oportunidad los vecinos Roberto Gorostegui y Elsa Punta Araujo, se presentaron en el lugar, tomando conocimiento del hecho. No pudiendo visualizar la estructura subterránea, dado que, en función de las obras, ya se encontraba cegado su ingreso no quedando imagen o fotografía alguna de este singular hallazgo.

Hacia el mes de diciembre del año 2010 el Señor Norberto Olivera extendió una autorización para realizar trabajos de excavación en el fondo del terreno de su propiedad para verificar la supuesta existencia de un túnel perteneciente a la época colonial. Pero una gruesa capa de contrapiso con malla metálica, sumado a poca predisposición y ayuda del personal político designado y comprometido para llevar a cabo estas tareas dio por tierra con las ilusiones de avizorar nuevamente esta estructura subterránea. Esta oportunidad histórica se sumaba entonces a un marcado desinterés que existe en la sociedad por la preservación de reliquias pertenecientes a temáticas de arqueología urbana.

Como ejemplo de lo expuesto podemos citar que en el período 2005 a 2009, se perdió una inmejorable oportunidad de explorar los suelos casi vírgenes de la zona histórica perteneciente a Plaza Belgrano y Basílica que habían quedado al descubierto por la obras de remodelación general.

El día 26 de septiembre de 2008 en horas de la mañana se tomaron muestras de tierra de una excavación efectuada a casi un metro de profundidad por debajo de la puerta del Cabildo de Luján, en ocasión de removerse el piso del pórtico en su totalidad para colocar el actual solado. Este día fueron tomadas imágenes de un sugestivo hueco o pasaje que al descubierto quedó cuando poceros efectuaban trabajos en uno de los ángulos inferiores de las puertas de entradas del cabildo.

  Posteriormente se recolectaron fragmentos de mampostería original de templos y viviendas ubicadas en el área fundacional de uno de los centros históricos más importantes de América, donde se destacan unos ladrillos coloniales de gran porte cuya técnica constructiva estaba reglamentada en el Virreinato (0,40 x 0,20 x 0,06). Y justamente estos fueron colectados en inmediaciones del mítico solar contenedor del origen de Luján: el terreno donde se ubicó el templo del padre Montalvo y donde fue sepultado el Negrito Manuel, fiel cuidador de la Virgen.

Sus libros de patrimonio e investigaciones históricas se encuentran en Bibliotecas Nacionales de Argentina, México, Cuba, Egipto, Chile, Corea del Sur, Uruguay, Perú, Colombia, Etiopía, India, Sudáfrica, Zimbabwe, Belice, Guatemala, El Salvador y Paraguay.