Juntos por el Cambio ante la pandemia por COVID-19 DIEZ PROPUESTAS ANTE LA SEGUNDA OLA

  En las últimas semanas se ha producido un recrudecimiento de la pandemia por COVID-19. Las cifras de contagios aumentan diariamente, y la aplicación de vacunas no logra aminorar la propagación de la enfermedad. Eso ha conducido rápidamente a un preocupante incremento en la ocupación de camas, y a la necesidad de adoptar medidas que preserven la salud de la población. 

   La experiencia del año 2020 no es muy alentadora al momento de confiar en la capacidad de los gobiernos nacional, provincial y municipal para enfrentar esta verdadera tragedia social. Ninguna de esas instancias se mostró con la aptitud y la vocación suficientes como para evitar las graves consecuencias sanitarias, sociales y económicas de la pandemia. 

   Ante la previsible reiteración de un escenario similar al del año pasado, desde Juntos por el Cambio nos sentimos comprometidos con los padecimientos de nuestra comunidad. Por eso, en lugar de observar expectantes el fracaso ajeno, ofrecemos nuestra contribución con una serie de medidas posibles, que contribuyan a atender esta situación.

   Además, quienes suscribimos este documento nos ofrecemos personalmente a brindar nuestra colaboración, cada uno de la responsabilidad que le cabe, para poder hacer efectivas las soluciones que proponemos. Vivimos en Luján, desarrollamos cada día nuestras tareas en este lugar, y ponemos al servicio de la comunidad el trabajo que se necesita.

En este contexto, pues, proponemos:

1.        Mejorar la información sanitaria y epidemiológica a la población. Es necesario generar un adecuado conocimiento de la situación actual, en particular con respecto a la evolución de la pandemia y al estado de ocupación del sistema de salud.

2.        Incrementar la más rápida detección de contagios. Deben ser descentralizados los puntos de testeos, para adoptar prontamente las medidas de aislación que eviten la proliferación de casos.

3.        Aumentar la vacunación, en especial de la población considerada en situación de riesgo.

4.        Preservar la continuidad de la actividad económica. Las medidas que restrinjan la circulación y reunión de personas no deben afectar a la producción y al comercio local. No se debe recurrir a la aplicación de multas y clausuras, sino a la mayor presencia y el control en la vía pública, en especial para desalentar fiestas y reuniones nocturnas.

5.        Otorgar exenciones impositivas y ayuda fiscal a las actividades económicas más castigadas por las medidas de aislamiento. No debe haber persecuciones ni incremento de controles a comerciales, industriales, productores agropecuarios y prestadores de servicios. Por el contrario, se les debe brindar herramientas y auxilio para superar las dificultades.

6.        Promover la inversión necesaria en el sistema educativo para asegurar la continuidad del ciclo escolar. El Fondo Educativo –hoy subejecutado– debe ser destinado a mejorar las condiciones edilicias de las escuelas, para permitir el dictado de clases presenciales; y a garantizar el acceso de docentes y alumnos a una conectividad adecuada para la realización de actividades pedagógicas a distancia.

7.        Asistir eficientemente y sin clientelismos a la población más vulnerable. La asistencia alimentaria a las familias castigadas por la pobreza debe ser equitativa, proporcional a las necesidades y desvinculada de cualquier especulación partidaria.

8.        Mejorar los servicios de prevención y asistencia en materia de situaciones de violencia en el hogar. El aislamiento dificulta la denuncia. Por eso debe mejorarse el acceso a las vías de comunicación que permitan la intervención estatal en estos casos.

9.        Ampliar la presencia de las fuerzas de seguridad en la vía pública. Hay barrios y localidades especialmente vulnerables a los delitos contra la propiedad. En estos sitios debe acentuarse la vigilancia para la prevención de este tipo de ilícitos.

10.     Jerarquizar el funcionamiento del servicio de atención a usuarios, consumidores y clientes. Debe haber una amplia disponibilidad de asesoramiento a los vecinos y las vecinas que se sientan víctimas de un trato comercial desleal.

Este es un año de elecciones. Pronto estaremos proponiendo a la ciudadanía nuestras distintas ofertas electorales. Pero eso ya vendrá. Hoy la comunidad espera que las mujeres y los hombres que militamos en los partidos políticos trabajemos en conjunto para atender estas prioridades. A esa tarea estamos convocando. A esa tarea estamos obligados.

Firman: Guido BARRICHI (Movimiento Social por la República), Fernando CASSET (Unión Cívica Radical – Concejal), Ignacio CASTAÑOS (PRO Luján), Agustín CRAVERO (Juventud PRO), Daniel CURCI CASTRO (Unión Cívica Radical – Concejal), Alejandro DEMARES (Confianza Pública), Mauro DUTTO (PRO Luján), Mariano GIACOVINO (Unión Cívica Radical), Héctor GRIFFINI (Comprometidos por Luján – Concejal), Alexis HASEN (Juventud Radical Luján), Marcos JORDÁN (Juventud Radical Luján), Marcela MANNO (Unión Vecinal de Luján  Concejal), Florencia REBOREDO (Juventud PRO), Carlos ROMERO (Unión Cívica Radical), Alejandra ROSSO (Unión Vecinal de Luján – Concejal), Dardo SONNENBERG (Unión Cívica Radical – Concejal).