“LA PANDEMIA ES UNA MÁQUINA DE DESVIAR Y OCULTAR PROBLEMAS”

Una Nota de : Hernan Leonel
Marcelo Musso, candidato a intendente por Consenso Federal el año pasado nos da su visión sobre los temas de la agenda nacional que acontecieron en las últimas semanas. También, al ser profesional de la salud, dialogamos sobre la cuarentena, su profesión y lo referido al COVID 19. ¿Cómo sigue su vida política? El rol del Presidente y de Cristina. La convivencia con la pandemia y el impacto sobre su profesión.

-¿Cómo notas la figura del Presidente y de la Vice?

-Al Presidente lo noto cansado con participación poco visible de la vicepresidente. Igualmente, aunque mi voto no fue dirigido a si boleta, que mejor que les vaya excelente en su gestión para que ese éxito se vea reflejado en la vida de los argentinos, porque si les va mal el que sufre es el pueblo y no ellos.

-¿Es necesario en este escenario de pandemia realizar una reforma judicial?

-Es necesaria una reforma judicial en Argentina pero no en este contexto de Pandemia.  

Me gustaría que esta  propuesta hubiera tenido más participación de todos los sectores de la Política  y Parte de la sociedad, con  acuerdo entre el Gobierno y la oposición buscando que se mejore la calidad de la Justicia, del Ejecutivo y del Congreso.

Y no olvidemos que entre muchas cosas  el proyecto también tiene como premisa aumentar el número de jueces de la Corte Suprema y disminuir el poder de los magistrados de Comodoro Py.

-Tu opinión sobre las tomas de terrenos

-No estoy de acuerdo en la toma de terrenos y viendo día a día que el problema de la tierra se acrecienta creo que el responsable de dar respuesta a este problema es el estado. La marginalidad de un pueblo se crea muchas veces por ausencia del estado.

-¿Te pareció justo el reclamo de la Policía Federal?

-Creo no sé discute el contenido de los reclamos de la Policía, sometidos a magros ingresos e informalidad en su trabajo. Quizás las formas de llevar a cabo el reclamo no fue la correcta.

-¿Cómo observas las medidas implementadas por el Gobierno Nacional con respecto al COVID 19?

– Las medidas tomadas al inicio de la Pandemia en nuestro país creo fueron correctas, dado que por un lado se logró contener el avance del virus y por otro ganar tiempo para reforzar el sistema de salud de Argentina que se encontraba muy lejos de poder soportar el embate del Covid-19.

¿Fue prematura la cuarentena?

– No fue prematura, pero a mi entender debería haberse implementado el sistema de testeos masivos exactamente en el momento que se decretó el aislamiento para así identificar, contener y tratar a los pacientes portadores sintomáticos y asintomáticos evitando la diseminación del virus.La capacidad de detección temprana de Covid-19 en la población hubiera sido clave para frenar el aumento de casos, siendo que si es deficiente tenemos una realidad totalmente equidistante de la gravedad del problema. Por otro lado el compromiso de la sociedad y los controles fueron estrictos al comienzo e increíblemente se relajaron cuando hay más circulación comunitaria de Covid-19

-Como profesional de la salud, ¿crees que se debió abrir la mesa de consulta con otros profesionales y no solamente con epidemiólogos?

-Yo siempre estoy a favor de la participación de distintos profesionales y sectores, abriendo una mesa de diálogo donde se puedan aportar ideas aplicables a contener esta o cualquier  otra problemática.

-¿Cómo te afectó en lo laboral el confinamiento?

-En lo laboral me afectó como a cualquier trabajador de Lujan. 

Vi negocios de años bajar definitivamente sus persianas dado que la crisis en la Salud vino de la mano de la crisis económica y lamentablemente no todos pudieron solventarse. Dentro de ese grupo mi consultorio en Lujan fue uno de los que tuvo cerrar sus puertas.

-¿Qué medidas de seguridad estás empleando para el cuidado y la asistencia de tus pacientes?

-Solo se atienden consultas odontológicas que sean consideradas urgencias, para evitar procedimientos innecesarios que expongan no solo al profesional odontológico, sino también al personal auxiliar y a los pacientes.

La cavidad bucal es la principal fuente de infección en la consulta odontológica, los profesionales trabajan en ella teniendo una distancia mucho menor al metro recomendado.

Los odontólogos como profesionales de salud somos vitales a la hora de ayudar a disminuir la expansión de Covid-19, por lo que tuvimos que extremar la protección, no solo de nosotros sino también de los pacientes. 

El uso de instrumental rotatorio, el llamado torno para que se entienda, genera en el ambiente aerosoles de saliva y sangre que se dispersan en el aire, colocando a nuestra profesión en la punta de la pirámide de profesionales con más riesgo de contagio, por lo que debimos extremar al máximo toda norma de bioseguridad.

El profesional debe usar:

– Camisolín, sobre el ambo.

– Cofia.

– Cubre calzado

– Barbijo. (Preferentemente N95)

– Gafas de protección.

– Guantes de látex.

– Pantalla facial de protección.

En consultorio: 

– Se deben espaciar los turnos odontológicos para mantener el distanciamiento y dar tiempo a la preparación del ambiente de trabajo entre pacientes, quienes no deben ir acompañados (a no ser que sean menores).

– Deben retirarse los folletos y revistas de la sala de espera, la cual debe mantenerse ventilada.

– Se toma temperatura y se ofrece alcohol en gel para el uso del paciente a su llegada, debiendo haber en el baño jabón líquido (con antiséptico) y toallas descartables 

-El consultorio debe contar al ingreso del mismo con alfombra sanitaria embebida con hipoclorito de Sodio donde el paciente limpia su calzado.

– Antes de la atención odontológica, el paciente debe realizar un buche previo con peróxido de hidrógeno al 1% (agua oxigenada de 10 vol. líquida en partes iguales con agua), para disminuir la carga microbiana de la cavidad bucal.

– El profesional debe trabajar con aislación absoluta del campo operatorio en todos los casos que sea posible, y aspirar con suctor de alta potencia para disminuir un 70% la aerolización.

– Postatención, todo el material descartable se retira y se desecha en bolsa roja.

– Se realiza la descontaminación de superficies con hipoclorito de sodio al 0,5% o alcohol al 70%.

– Finalmente, se deben higienizar las partes del cuerpo que hayan sido expuestas (manos, brazos, cara, cuello, etc.).

-¿Cómo está tu vida política?

-En lo político, después de las elecciones, con el consentimiento de Juan Manuel Urtubey decidimos participar directamente  en el Partido Federal, espacio que fundaron caudillos federales como Manuel Dorrego y Juan Manuel De Rosas, con origen en la Provincia de Buenos Aires  y que se ha mantenido gracias al trabajo  de su presidente, Daniel Madeo, incorporando hace meses como Presidente de la Mesa de Acción Política  y  conductor en la Provincia al Dr. Miguel Saredi, Profesor universitario y especialista en seguridad, quien fuera candidato a vicegobernador por Consenso Federal en la última elección, además de ser actualmente concejal y vicepresidente del HCD de la Matanza. Acompañando en este armado Guillermo Piuma, Sergio Patron Costas, Gustavo Spalletti,  Elisa Schuster, el Vasco Daniel Garat y Gabriel Di Masi entre otros.

-¿Seguís en contacto con la gente de Compromiso Federal?

-Con la gente de Compromiso Federal uno sigue en contacto porque a través de este camino se crean muchas amistades, dejando de lado el sector en el que uno esté.

-Los casos de COVID AVANZAN, pero también la inseguridad en Luján. ¿Qué pensas?

-La Pandemia es una máquina de desviar y ocultar problemas, parecería que todo es coronavirus mientras el país se estanca económicamente, el dólar se disparó abismalmente, la devaluación toca nuestros bolsillos y las maquinitas de hacer billetes no descansan un segundo.Ni hablar del desempleo, la inseguridad y la línea de la pobreza. Y justamente la inseguridad se ha instalado tanto como este Virus y crece día a día.

-¿Se puede evaluar la gestión de Boto o es muy pronto o la pandemia nubla todo?

-En lo local para evaluar la gestión del actual intendente es muy pronto y no tan pronto. Todavía le quedan muchos años por delante pero la realidad se refleja en estos meses de gobierno por lo que me sorprendieron las últimas denuncias sobre malversación de fondos en Lujan. Opinar sobre ese tema sería adelantarse al dictamen de la justicia y yo soy uno de los que sigue creyendo en ella. Si hubo un ilícito tendrán quienes nos gobiernan localmente que acatar las consecuencias no solo de la ley sino también del ciudadano lujanense.

Y vuelvo a reiterar mis palabras, que mejor que le vaya bien a Boto para que nos vaya bien a todos.

A mí no me gusta entrar en la pelea tan marcada hoy en día entre diferentes bandos políticos,  donde lo único que genera es la división de un pueblo. Discusión que no lleva a nada, solo tirarse tierra entre ellos.

-En un momento fuiste citado por el Intendente a una mesa de diálogo. ¿Qué temas trataron? ¿Se volvieron a juntar o tienen previsto alguna nueva fecha?

-Al inicio y ya declarada la Pandemia Leonardo Boto convoco a distintos sectores de Lujan con el objetivo de poder trabajar conjuntamente para afrontar este mal y así estar a la altura de las circunstancias para proteger al vecino. Aporte ciertas ideas referente al aislamiento y forma de actuar en lo local así como también le pedí a nuestro Intendente que implementara el uso de barbijo o tapabocas, cuando aún no estaba implementado en el país, dado que es un virus que se transmite por aire y unas de las fuentes de transmisión son a través de la respiración que sale por la Boca y por la nariz.Al día de hoy no me llamaron más.

¿Cuánto más podrá aguantar el sistema de salud pública de la ciudad?

-Cuando se habla de colapso sanitario, no solo de  refiere a la falta de camas o respiradores,  sino también al agotamiento físico y mental de todos los profesionales y trabajadores del área de Salud. Ellos están en la primera línea de fuego y son quien vienen batallando incansablemente contra este virus, muchos dejando la vida a cambio del deber que los mueve, en algunos casos con falta de equipo de protección y con sueldos muchas veces no acorde a la realidad. De seguir creciendo la cantidad de infectados y persistiendo a través del tiempo  esta situación podría en algún momento no muy lejano colapsar nuestro sistema de salud.

-Además del COVID siguen existiendo otras enfermedades pero parece que de pronto desaparecieron. ¿Tu opinión como profesional de la salud?

-No desaparecieron, siguen estando, lo que pasa que el Covid-19 está en boca de todos y pareciera que la única causa de mortalidad es por este virus.

De hecho, con un promedio de 200 muertes por día, el Coronavirus se está acercando al saldo de la mayor causa de mortalidad en la Argentina: las enfermedades cardiovasculares, que matan a 266 individuos por día (97.219 por año), según las últimas cifras.

Entre otras, en el ranking general, y de acuerdo con números de 2019, las cardiopatías serían responsables del 28,5% de las muertes; los tumores, del 19,2% (65.488); las respiratorias, del 19% (64.869); las lesiones, del 5,7% (19.419); las infecciosas, del 4,2% (14.495), y la diabetes, del 2,6% (8893).

-¿El deporte al aire libre es un problema?

-El deporte es Salud y más al aire libre, manteniendo la distancia el riesgo de contagio es ínfimo.

Los sectores gastronómicos de Luján reabrieron sus puertas bajo un estricto protocolo. ¿Estás de acuerdo?

-La gastronomía como otros rubros creo deben estar abiertos, el coronavirus es una realidad, pero también es una realidad que un gran sector de la población no subsidiada debe mantener activos sus trabajos para mantener sus ingresos. El trabajar con recaudos y protocolos correctamente implementados para prevenir la diseminación del virus no está mal, Mal está prohibirle a un sector el trabajo y limitar a otro, mal esta no cuidarse y cuidar al otro.