LA VILLA DE LUJAN FUE SEDE DE LA FONDA DE LOS PAYADORES CONCURRIDA POR GABINO EZEIZA, EL «NEGRO» CAZON Y BETINOTTI

El día 10 de noviembre se conmemora el «Día de la Tradición» en homenaje a José Hernández quien había nacido en esa fecha en el año 1834,  en la Chacra de Pueyrredón, San Isidro.Sus obras máximas fueron el Martín Fierro (1872) y la «Vuelta del Martín Fierro» (1879).

PLACA

RECORDATORIA

La Junta Municipal de Estudios Históricos en el año 1997 colocó una placa recordatoria, como señalización histórica en el lugar donde estuvo ubicada la «Fonda de los Payadores», en la esquina de Colón y Mitre.

¿QUIENES FUERON

LOS PAYADORES?

Se trataba de aquellos gauchos que improvisaban y componían en el momento mismo de cantar o recitar.

Los payadores en Luján se destacaron siempre desde la misma época de la Colonia, porque la Villa era el centro de donde partían las carretas hacia las Salinas o el interior y nadie faltaba en los encuentros. Aquí se reunían: carreteros, postillones, viajeros, peregrinos y devotos de Nuestra Señora de Luján.

TAMBIEN EN

LOS FOGONES

En los fogones, que también se formaban para el 8 de Diciembre, y en los días previos y posteriores al Día de la Vírgen, los payadores solían cantar en honor a la «Virgen Gaucha».

Los payadores simples y de contrapunto se hacían preguntas y respondían, por turno y en verso, durando muchas veces horas, hasta que uno se daba por vencido era costumbre en las fiestas campestres, en las yerras o reuniones.

¿QUE FUE LA «FONDA

DE LOS PAYADORES»?

Dicha fonda estuvo ubicada mucho tiempo justo en la esquina de las hoy calles Colón y Mitre.

La fonda nombrada fue abierta, según dice Martín Dorronzoro en su libro: «Pago, Villa y Ciudad de Luján», por Don Genaro Nuñez, y más tarde fue comprada por Don Angel Penna.

En los años de Nuñez y Penna, se reunían muchos hombres de la campaña, por lo general paisanos, entre los que sabían estar Don Martiniano Vega, amigo y compañero de Moreira y Julián Andrade.

PAYADORES DE

SINGULAR NOMBRADIA

Además, solían armarse reuniones cuyo número principal era algún payador. Entre  otros que se contaron se recuerda que estuvieron el propio Gabino Ezeiza, el «Negro» Higinio Cazón, Betinotti, más tarde Luis García, siguiendo las huellas de estos inspirados cultores de la canción criolla de tendencia sentimental y culta.

HASTA BIEN ENTRADO

EL NUEVO DIA

En esas reuniones, que finalizaban cuando el sol estaba en lo alto, andaba Sinesio Mendoza.

Se trataba de un cantor lujanense que no amainó su fama en las comparaciones con los buenos.

Aquellas viejas paredes de la fonda de Nuñez y Penna sintieron fuertemente la impresión de innumerable cantidad de relatos y cantos de un pasado, formado con el valor, el ensueño gaucho novelado en la forjación histórica por él mismo.

Con la tradición de los hechos la melodía de la guitarra bohemia, adornada con cintas de la patría; melodía que en sus lazos invisibles tomaba el pensamiento surgido con sencillez del corazón y lo elevaba para que fuese a conmover las estrellas. Porque cuando caen lágrimas de los ojos de los criollos es porque están llorando desde el cielo o desde el fondo de la tierra.

CERRO A PRINCIPIOS

DEL SIGLO PASADO

Hacía 1910, la fonda cerró y abrió sus puertas la farmacia Roma, que realmente duró poco.

La casa era propiedad de Don Benito Rodríguez. En el año 1923 fue adquirida por doña Josefa A. de Nuñez, pasando luego a Alejandro Aggio.

EL TESTIMONIO

ESCRITO

La fonda, de la cual dejó  testimonio escrito Martín Dorronzoro, y  los recuerdos y anécdotas que se conservan en forma oral, fue sin lugar a dudas, un sitio que debe señalizarse porque nos habla de una época, de otras costumbres que tenemos la obligación de mantener para las futuras generaciones.

UN PARRAFO

PARA SINESIO  

Es importante recordar  que  el payador Sinesio Mendoza, nació en Luján, el 14 de mayo de 1880. Compitió en la fonda con otro grande Gabino Ezeiza.  Mendoza recibió lecciones del maestro Salas Olivares.

Se casó con Catalina Lenan y tuvieron diez hijos: María Eva, Catalina Ana, María Luisa, Lina, Mora, Desiderio, Gabriel, Oscar, Osvaldo y René.  Falleció el 25 de marzo de 1931.

En su nombre festejamos el Día de la Tradición y con la señalizacion histórica existente de la «Fonda de los Payadores», el homenaje permanente a todos los criollos, cantores y músicos de nuestra tradición gaucha que es inmortal.

1

11 de NOVIEMBRE

DIA DE LA ABUELA

Durante mucho tiempo el concepto de abuela fue sinónimo de vejez.  Desde el punto de vista de los nietos la abuela era, en la mayoría de los casos, una anciana a quien veneraban y respetaban, pero pocas veces tomaban en serio.

Era una fuente de consejos no solicitados y casi nunca aceptados, un recordatorio continuo de cuán mejores fueron los tiempos idos, y en general una especie de encarnación de la depresión, la resignación, la pasividad y la nostalgia. Era como si la vida la hubiera jubilado y la poca liquidación que recibió la hubiera puesto a disposición de sus hijos, de quienes desde ese momento empezó a depender, especialmente si se trataba de una abuela viuda.

Su papel en la familia por lo general se limitó a ayudar en tareas de la casa o a cuidar a   los nietos.

Pero los tiempos han cambiado, y mucho. Los nietos de esa época ahora son abuelos, y la abuela actual no tiene semejanza alguna con su similar del siglo pasado (si lo duda, trate de compararse con su abuela en una variedad de temas). Muchas de ellas incluso rechazan ser llamadas “abuelas” para mantenerse a una distancia segura del estereotipo antiguo. ¿Hay diferencias y por qué se produjeron?

Pensamos que la primera gran influencia fue la determinación de igualdad de derechos entre los sexos, que produjo más interés en educarse y tener acceso a fuentes de trabajo, que hasta antes de los movimientos feministas de los años setenta estaban reservadas mayoritariamente para los hombres, de los cuales dependían para casi todo. Con esto se elevaron considerablemente la autonomía económica y la autoestima de un gran porcentaje de las ahora abuelas que saben que pueden darse gustos sin recurrir a la voluntad de nadie.

Además, el solo hecho de sentirse más productivas  les prolongó la vida útil; viven más tiempo, más activas, y administran su tiempo con criterio más individualista.   La abuela sesentona del siglo XXI para cuidar a un nieto una tarde tiene que dejar a un lado algunas de sus actividades laborales, o hacer un espacio entre el gimnasio y una reunión con sus ex compañeras. Es una mujer que siente que tiene vida propia, sabe que la puede administrar y compartir, si es el caso, con eficacia.

La otra gran influencia para la ejecutividad de la abuela actual es la necesidad de su presencia. Como nunca antes en la historia la figura de la abuela en un sinnúmero de hogares es vital, porque los padres por sí solos no pueden manejar todo el peso de la familia. Las necesidades económicas ahora prácticamente exigen que ambos padres trabajen y estén alejados de sus hijos la mayor parte del día. La ayuda que la abuela presta en estas circunstancias es invalorable, desde ir al supermercado, llevar al nieto al médico o supervisar deberes escolares, entre otros escenarios.

Lo principal, es que su presencia en la vida de los nietos mantiene vigentes los valores familiares que ninguna buena empleada puede remplazar.  La abuela de ahora se hace respetar porque sabe dónde está parada, sabe lo que vale su tiempo y sabe que su opinión es fruto de toda su experiencia y, sobre todo, sabe que tiene alternativas.

Además, no está sola: la co  municación global la tiene en contacto directo y continuo con su grupo contemporáneo, que le brinda apoyo cuando lo necesita, ya sea vía correo electrónico, saliendo a almorzar o yendo de visita o de compras. En realidad, la vida de las abuelas actuales es envidiable, pues tienen lo mejor de dos mundos: sentirse necesarias e independientes. Y todo esto después de haber criado a sus hijos. ¡Impagable!

CUMPLEAÑOS

El venidero 28 estará de celebración la fonoaudióloga Mirta Graciela Courtade. Besos de su esposo Ernesto Edgardo, que días atrás cumplió 85. Habrá brindis íntimo en el  domicilio de ambos en Open Door * Junto a sus papás Mauricio y Karina, su hermano Leandro, amistades y familiares, el 10 de este mes será cumplimentada en Francisco Alvarez, con motivo de cumplir 15 años de edad Florencia Simone *

RECORDANDO A RICARDO BALBÍN:

(1981 – Setiembre– 2011)

El 9 de septiembre de 1981 (hace treinta años) Ricardo Balbín dejó de existir.

Durante casi cuatro décadas Ricardo Balbín fue uno de los políticos más poderosos de la Argentina. Cuatro veces fue candidato a Presidente de la República, en 1951, 1958 y 1973 (dos veces), siempre por la Unión Cívica Radical.

INFANCIA Y JUVENTUD

Hijo de un asturiano y una andaluza, Ricardo Balbín nació en la ciudad de Buenos Aires el 29 de julio de 1904.

Siendo Ricardo niño, su familia se mudó a las ciudades bonaerenses de Azul y Ayacucho, donde él comenzó su militancia política al presenciar un mitin de Pedro Solanet, padre de un compañero de escuela. En 1909 su madre, Encarnación Morales, viajó a España para atenderse de una grave enfermedad. Ella murió cuando Ricardo tenía seis años de edad. En 1910 su padre, Cipriano Balbín, que trabajaba en las confiterías del Ferrocarril del Sur, instaló en Laprida una confitería con cinematógrafo. El padre murió en 1926.

CARRERA PÚBLICA

En 1916 presenció al lado de su padre la asunción de Hipólito Yrigoyen como Presidente de la República Argentina.Egresó como uno de los mejores bachilleres de su promoción.

En 1922, al cumplir 18 años, se afilió a la Unión Cívica Radical y se radicó en la ciudad de La Plata, donde el clima de movilización estudiantil lo impulsa a inscribirse en la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional de dicha ciudad, graduándose de abogado en 1927. Su primer trabajo fue en la biblioteca de la Legislatura bonaerense. Su convivencia en la ciudad de La Plata hizo que Balbín, jugador de fútbol desde la niñez, se hiciera hincha del Club de Gimnasia y Esgrima.

Balbín confió alguna vez: “Tal vez mi auténtica vocación era la medicina. Lógicamente, Derecho se encuadraba dentro de mis modalidades. Pero me hubiera sentido más cómodo siendo médico que abogado. EI destino es así… juega un poco con las personas…”

En 1928 contrajo enlace con Indalia Ponzetti, con quien engendró tres hijos: Lía Elena, Osvaldo y Enrique. En un reportaje, Balbín confesó que el día más feliz de su vida fue cuando su novia aceptó ser su esposa.Ese mismo año, Balbín trabajó intensamente en la campaña que llevó a Hipólito Yrigoyen por segunda vez a la Presidencia de la Nación, y durante ese gobierno fue designado fiscal del Crimen por la intervención federal de la provincia de Mendoza.

Al poco tiempo retornó a La Plata y en 1930, año en que un golpe de Estado encabezado por el general José Félix Uriburu depuso a Yrigoyen, fue electo presidente del Comité de la Sección Primera de La Plata.

En 1931 el gobierno “de facto” convocó a elecciones en la Provincia de Buenos Aires y Balbín resultó electo diputado provincial, pero las elecciones fueron anuladas.

A lo largo de la década del treinta, Balbín tuvo una intensa actividad política en contra del fraude. En 1937 participó entusiastamente en la campaña presidencial de Marcelo T. de Alvear, que lo estimaba. En 1940 fue electo otra vez diputado provincial, pero renunció a su banca en protesta por el fraude escandaloso obrado en esos comicios. En 1945, contrario a las alianzas que impulsaba el unionismo o alvearismo que dominaba a la UCR y que concluyeron en la Unión Democrática, participó en la fundación del Movimiento de Intransigencia y Renovación (MIR) junto a Moisés Lebensohn, Arturo Frondizi, Crisólogo Larralde, Luis R. Mac Kay, Héctor Noblía, Oscar E. Alende y otros jóvenes dirigentes.

En febrero de 1946 fue electo diputado nacional y presidió el llamado “Bloque de los 44”, entre cuyos integrantes figuraban Frondizi (vicepresidente 1º), Antonio Sobral (vicepresiente 2º) Luis R. Mac Kay,  Oscar López Serrot (secretarios), Emir Mercader, Federico Fernández de Monjardín, Alfredo R. Vítolo, Ernesto Sanmartino, Atilio Cattaneo, Gregorio Pomar, Emilio Ravignani, Silvano Santander, Emilio Donato del Carril, Gabriel del Mazo, Raúl L. Uranga y Alfredo D. Calcagno. Su actuación legislativa opositora a la presidencia del general Juan Domingo Perón le costó persecución política y judicial. A instancias del juez rosarino Alejandro Ferrarons, fue expulsado del Congreso en septiembre de 1949 y encarcelado en el penal de Olmos, en La Plata.

En 1950 fue candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires y fue encarcelado el mismo día de los comicios. En 1954 volvió a ser encarcelado por razones políticas.

En 1959 Balbín fue electo presidente del Comité Nacional de la UCRP. Hizo una tenaz y acérrima oposición a la gestión de Frondizi, a quien consideraba apartado de los principios del radicalismo. Desde la UCRP se impulsaba a Crisólogo Larralde, cuyo prestigio algunos pensaban que podría reunificar al radicalismo. Larralde murió súbitamente durante la campaña electoral de 1962.

Poco después de este deceso, cuando el gobierno constitucional estaba al borde del derrocamiento, Balbín se negó a reunirse con Frondizi alegando que éste buscaba salvar su gobierno y no al país y que confundía su estabilidad con la de las instituciones argentinas. Tras el derrocamiento de Frondizi, Balbín fomentó la candidatura de Arturo U. Illia – ex vicegobernador de Córdoba y gobernador electo de Córdoba en 1962– para las elecciones del 7 de julio de 1963, siendo electo Presidente de la Nación junto al entrerriano Carlos Humberto Perette como Vicepresidente gracias a los votos de los electores de Presidente y Vicepresidente de partidos menores como el de Pedro Eugenio Aramburu (UDELPA) y el Demócrata Progresista.

En las postrimerías del régimen “de facto”, que había suplantado al gobierno constitucional en 1966, Balbín impulsó junto a otros partidos políticos, un espacio llamado “La Hora del Pueblo”, que exigía el retorno a la normalidad institucional. Dicha agrupación quedó formalmente instalada el 11 de noviembre de 1970.

A comienzos de 1971 se produjo la destitución del presidente “de facto” Roberto M. Levingston, reemplazado por el comandante en jefe del Ejército, Alejandro Agustín Lanusse, que nombró al doctor Arturo Mor Roig, dirigente radical que había presidido la Cámara de Diputados de la Nación durante la presidencia de Illia, ministro del Interior del nuevo gobierno, que a diferencia de los de Onganía y Levingston (que dijo que las elecciones debían ser en 1975), se proponía una pronta vuelta a la normalidad constitucional. ¿Cómo reaccionó Balbín ante tan importante novedad?

El 7 de abril de 1971, a las pocas semanas de la remoción de Levingston, Lanusse legalizó a los partidos políticos y en octubre, anunció que las elecciones presidenciales se celebrarían en marzo de 1973.

En 1972 Balbín, a quien llamaban “el Chino”, fundó la corriente interna Línea Nacional y el 7 de mayo venció, en las elecciones de delegados al Comité Nacional, a Raúl Alfonsín. El 17 de noviembre de ese año, Perón volvió al país y al día siguiente se reunió con Balbín en la casa de aquél en Vicente López, ocasión en que los dos líderes, otrora acérrimos adversarios, acordaron trabajar en conjunto para eliminar diferencias históricas y preservar la unidad de las fuerzas populares.

Nueve días después del regreso de Perón al país, hubo elecciones radicales de candidatos a Presidente y Vicepresidente de la Nación.  Balbín fue nuevamente candidato a Presidente, acompañado en la fórmula por Eduardo Gamond,.

En los comicios generales del 11 de marzo de 1973 venció el peronismo con la fórmula Héctor José Cámpora – Vicente Solano Lima, con el 49,5% de los sufragios emitidos. La fórmula radical cosechó el 21,29%. Dada la amplia ventaja del peronismo y sus aliados (que constituían el FREJULI), la UCR desistió del balotaje introducido por una reforma temporaria de la Constitución dictada por el gobierno del general Alejandro Agustín Lanusse en agosto de 1972: quedó consagrada la fórmula elaborada por Perón, que asumió el mando el 25 de mayo de ese año.

Producida las renuncias de Cámpora y de Lima el 13 de julio de 1973, el Presidente interino, Raúl Lastiri, convocó a elecciones de Presidente y Vicepresidente de la Nación, las que se celebraron el 23 de septiembre del mismo año. Para esta ocasión, la UCR postuló a Balbín – Fernando de la Rúa, fórmula que cosechó el 24,42% de los sufragios emitidos y que fue vencida por amplísima mayoría por la del FREJULI, Perón – María Estela Martínez de Perón (61,85%), que asumió el mando el 12 del mes siguiente.Durante 1973-1976, Balbín trabajó en pro de la unidad y la pacificación nacionales, pero la violencia guerrillera (ERP, Montoneros) y la de la Triple A, organización parapolicial creada y dirigida por el ministro José López Rega, siguieron su curso.

El 1º de julio de 1974 falleció Perón. En sus exequias Balbín pronunció un memorable discurso en nombre de los partidos políticos argentinos.

A lo largo de 1975 y comienzos de 1976 Balbín trató de evitar la ruptura de proceso democrático.

A mediados de marzo de 1976, cuando se preveía claramente un golpe de Estado militar, Balbín se dirigió al país por televisión convocando a la unidad nacional y a apoyar la legalidad. Dijo “Si se espera la ruina, en la ruina encontrarán una bandera. No se realizará el país sino sobre la base de la unión de los argentinos…” Señaló que “Algunos suponen que yo he venido a dar soluciones y no las tengo. Pero la hay. La unión de los argentinos para el futuro de los argentinos”. También dijo, citando a Almafuerte (Pedro Bonifacio Palacios), el poeta tan querido en La Plata, que “todos los enfermos tienen cura cinco minutos antes de la muerte” (aunque el vate había dicho “segundos” en su célebre poema “Avanti”).

Balbín permitió que varios dirigentes radicales ocuparan cargos públicos durante el Proceso, como embajadas e intendencias municipales. Un radical, Arnoldo Castillo, fue gobernador “de facto” de Catamarca. En la Secretaría General de la Presidencia, encargada de elaborar discursos, comunicados y los planes aperturistas del dictador, además del general José Rogelio Villarreal, que había tenido contactos con Balbín antes del golpe, estaban el subsecretario Ricardo Yofre, Juan Carlos Paulucci, Félix Loñ, Raúl Castro Olivera, Victorio Sánchez Junoy, Virgilio Loiácono, José María Lladós y Francisco Mezzadri, todos radicales.

Gracias a esas relaciones, Balbín logró salvar la vida de sus correligionarios Hipólito Solari Yrigoyen y Mario Amaya, que habían sido secuestrados por fuerzas militares.

Empero, a partir de diciembre de 1978, Balbín se distanció el régimen militar: envió un mensaje crítico contra el Proceso a todos los presidentes de Comités provinciales radicales e hizo salir de la Secretaría de Prensa de la Presidencia a sus correligionarios.

Entendía que la guerrilla había sido derrotada completamente y que por lo tanto pronto debía volverse al orden constitucional.  No obstante, en 1980 impulsó la formación de la Convocatoria Multipartidaria, agrupamiento de los partidos democráticos más importantes de la época para acelerar la restauración del orden constitucional.

En ese trabajo lo sorprendió la muerte el 9 de septiembre de 1981, en La Plata, víctima de problemas cardíacos y respiratorios. Su sepelio se convirtió en un acto político multitudinario pese a estar prohibidas las manifestaciones políticas.La Ruta Nacional 1 se denomina desde 2004 Doctor Ricardo Balbín y la Avenida Ricardo Balbín (en la Ciudad de Buenos Aires) en su honor.

QUÉ HACER CON LA OFERTA Y LA DEMANDA DE DROGAS

Frente al incremento del consumo y el tráfico de drogas llama la atención:

la acefalía de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR);

las 14 balas destinadas al gobernador de Santa Fe Antonio Bonfatti;

las investigaciones judiciales en las policías de Santa Fe y de Córdoba;

el descubrimiento en Sinsacate de 583 kilos de cocaína, seguramente procedente de Bolivia, y el otorgamiento del quinto título de Doctor honoris causa al presidente de ese país, Evo Morales; y

que nunca se haya investigado el circuito por el que fluyen los dineros del narcotráfico.

La SEDRONAR, dependencia de la Presidencia de la Nación creada en 1989 (cuando se dictó la ley 23.737 de Estupefacientes), es la responsable de coordinar las políticas nacionales de lucha contra las drogas (reducir su oferta y demanda) y las adicciones.

En diciembre de 2011 se le aceptó la renuncia a su Secretario José R. Granero -un amigo de Néstor Kirchner, contrario a la despenalización de la tenencia de drogas, luego que la Corte Suprema en el caso “Arriola” (25/8/ 2009) declaró inconstitucional la penalización de la tenencia de drogas para el consumo, y en el marco de una feroz interna desatada por el hoy senador Aníbal Fernández que impulsaba una ley de despenalización.

Lo reemplazó el ex canciller Rafael Bielsa que, al asumir, propuso una “reingeniería total” del organismo y expresó su preocupación por el alto consumo del paco. Aprobó su nueva estructura organizativa, disminuyó el presupuesto destinado a publicitar la lucha contra las drogas, y cerró la mayoría de los centros de atención a los adictos. Mientras se trataba de sancionar la ley de despenalización de la tenencia de drogas, lo que contrariaba las fatales consecuencias que en poco tiempo causaba el consumo de paco en las villas de emergencia.

Pero el “acuerdo entre Cristina y Francisco”; que según fuentes oficiales, se plasmó en la audiencia que el Sumo Pontífice le concedió a Cristina Fernández de Kirchner, cuando asumió en marzo pasado; archivó la idea de dictar la ley y precipitó la renuncia de Bielsa, el que aún, extrañamente, no fue reemplazado.

Nadie discute que la cocaína viene de Bolivia y la marihuana de Paraguay, pero, también es extraño, que con estos países no se haya intentado acordar algo que lo impida, salvo el incumplido acuerdo que firmó el Ministro de Justicia, Aníbal Fernández en La Paz en diciembre de 2008, con el Gobierno boliviano para luchar contra las drogas y el transporte de las sustancias químicas usadas para fabricar cocaína, y coordinar las fuerzas de seguridad de ambos países para reprimir al narcotráfico, dejando a salvo que la hoja de coca es inofensiva para la salud.

Sin embargo, el ingreso, procesamiento, tránsito y exportación de esta droga es cada vez más intenso, y, a pesar de ello, a Evo Morales, presidente de ese país y ex presidente del Consejo Andino de Productores de Coca y la Confederación de Productores de Coca del Trópico de Cochabamba, se lo distinguió con el título de Doctor Honoris Causa en las Universidades Nacionales de Córdoba, de Lanús, del Comahue, de Río Cuarto y la Popular Madres de Plaza de Mayo.

En Rosario y en Córdoba se detectaron vínculos entre policías y el narcotráfico, que motivaron la remoción de personal y la cúpula policial. En la provincia mediterránea, además, se descubrieron faltantes de drogas secuestrada por jueces federales. Nadie duda que el atentado contra la vida del gobernador Bonfatti provenga del narcotráfico.

No hay investigaciones destinadas a desbaratar el circuito financiero del narcotráfico, las fronteras son una coladera, son muchas las pistas de aterrizaje clandestinas, no hay radares y los kioscos se multiplican debajo de las zapatillas colgadas de los cables.

LA OFERTA

Parece haber llegado el momento de concertar una política de estado que con energía intervenga en el combate contra la oferta de drogas, para lo cual habría que crear una agencia federal, con personal especializado, que con recursos suficientes, la ejecute; y que coordine el accionar de las policías: federal, aeroportuaria y de las provincias; de la gendarmería, la prefectura, los Servicio de Inteligencia, la Aduana, las Fuerzas Armadas; y que colabore con los tribunales federales y provinciales, y con la Cancillería, para acordar con otros países el combate contra el narcotráfico.

Esta agencia deberá implementar un mejor control de las fronteras, de las rutas –terrestres, aéreas y fluviales- donde transitan las drogas y los insumos con las que se la trata, de las pistas de aterrizaje, de los radares –que hay y que deberán instalarse-, de las cocinas y quienes la venden y, muy especialmente, de los recursos financieros que genera este vil negocio. No me convence autorizar el derribo de aviones.

En los Estados Unidos, ante una situación parecida y en la presidencia de Richard Nixon (1/7/73), se creó la DEA (Drug Enforcement Administration, o sea la: Administración de cumplimiento de leyes sobre las drogas), que es una agencia del Departamento de Justicia dedicada a la lucha contra el contrabando y el consumo de drogas. De este modo se quería que una agencia federal única asumiera las competencias federales en esta materia, coordinara las actividades gubernamentales en el control de estupefacientes, y en ella se fusionaban todas las reparticiones dedicadas a las drogas.

LA DEMANDA

También habría que crear otra agencia que se ocupe de la demanda y que coordine a los organismos dedicados a la educación, la prevención y la asistencia de la población en general, de los consumidores y de los adictos a las drogas; y que coordine el accionar de los municipios, las provincias, el gobierno federal, las universidades, las iglesias y las ONG dedicadas a estos propósitos.

Si no asumimos éste desafío las generaciones futuras, con razón, nos lo van a reprochar.

en el Bº de la Hostería San Antonio el 3 del actual cortó la torta en “79 porciones” Elis Waldemar Nuñez Arrua. Lo festejó junto a su esposa Nury, sus hijos Silvana, Patricia, Alejandra, Sebastián y sus nietos Sofía, Ignacio, Matías, Camila, Facundo, Santiago, Benicio y Oriana. Participó con sus tamboriles una delegación de familiares procedentes de Uruguay, de cuya ciudad de Durazno es oriundo el agasajado. Auténtico trotamundos de nuestro país, durante 40 años se desempeñó como topógrafo de empresas viales privadas habiendo cumplido funciones en Lobos, Necochea, Monte Grande, Córdoba, Río Gallegos, San Juan, La Pampa, Santa Fe, Entre Ríos y Luján. Al igual que el caracol, llevado de su actividad, recorrió esos puntos siempre con su casa a cuestas, que ahora fijó en nuestra ciudad su residencia definitiva.