¿QUÉ NOS ESTA PASANDO ARGENTINA…?

Escribe: Rosa Impini

En nuestro país la Ley Suprema es la Constitución Nacional. Pero observando lo que sucede diariamente hay argentinos que no la respetan y en general, por intereses de toda índole, se olvidan de sus preceptos.

Creo que estamos frente al momento más difícil y hasta caótico de la historia de nuestra Argentina, razón por la cual, es hora de que todos actuemos en consecuencia porque no podemos dejar avasallarnos por gente que no quiere ajustarse a la Ley Suprema.

Duele todo. Duele la falta de un Sistema de Salud acorde a nuestras necesidades y sé con absoluta certeza que esta pandemia nos alteró a todos de forma imprevista, pero también sé que nos encerraron durante un año para adecuar el Sistema Sanitario y hoy estamos desesperados frente al aumento de los casos de COVID 19.

    También duele la falta de comprensión hacia los niños, que son el futuro de nuestro país, para que no tengan clases presenciales y en ese berenjenal, se ha desatado un ida y vuelta entre los políticos, los ciudadanos en general, los periodistas, pero quienes deben dar la respuesta y solucionar los problemas no lo hacen o no están capacitados para hacerlo.

    La pobreza que lastima duele en alma, esa misma que nos hace daño, que nos interpela. ¿Cómo hemos llegado a esta situación tan terrible? ¿Nos equivocamos los que decidimos por  quienes nos gobiernan?;  ¿O quienes nos gobiernan no están capacitados para hacerlo?;  ¿O piensan solamente en sus intereses, ergo, en salvarse?

  No estamos seguros de quién es el que gobierna, y eso es bastante grave. Tenemos un Presidente que señala con el dedo que la gente del Sistema Sanitario (que tanto dejó en esta Pandemia),  (hablamos de los Médicos, Enfermeros, Camilleros, los que hacen las tareas de mantenimiento pusieron a lo largo de esta pandemia todo de sí) se relajaron, pero no encontraron en las palabras del Presidente una alusión  de reconocimiento y, eso también preocupa porque debería, solo con observar, saber que ese personal dejó todo de si por salvar vidas frente a esta terrible pandemia.

   Ahora, la clase política discute por las próximas elecciones, si van en una fecha u en otra, si suspenden las PASO, si corren la fecha de las mismas y de la elección general cuando la discusión debería ser otra. Creo que llegó la hora de los políticos que quieren a nuestro país de verdad que actúen en consecuencia.

    La gente que trabaja diariamente, que se levanta todos los días para ganarse su sustento y el de su familia, las empresas que decidieron apostar a nuestro país que pagan sus impuestos, necesitan de medidas que nos demuestren que podemos salir de esta situación. Sé que no es fácil, pero no imposible.

   Lo que sucede en Neuquén es una postal de una Argentina que carece de conducción, y quien gobierna no actúa en consecuencia. Esta situación neuquina cuesta millones de pesos diarios y es la misma que nos lleva a carecer de gas en la temporada de invierno. Entonces, ¿cuáles son  los intereses que se mueven detrás de esta situación?

   No es bueno que el Estado quiera intervenir toda la actividad privada. Está demostrado que éste no sirve para administrar empresas que correspondían a la actividad privada. YPF es un claro ejemplo dentro de miles.  

     Se busca gobernar con el conflicto, nunca con la solución y esto lo demuestra y se ve reflejado con las acciones y el empeño contra el campo. No se entiende que no reciban a los integrantes de las respectivas asociaciones. El rumbo es claro,  quieren manejar todo y ahora  con la exportación de carnes y la suba de la soja y otros activos, el campo es una fuente de ingresos de dólares, pero igual insisten en querer destruir. Se olvidaron que el campo se une frente a las adversidades, lo demostró la 125. No se olviden eh.

    Párrafo aparte. Cuando hay demandas de la gente auténticas como fue la de las madres por la educación de sus hijos, hacen oídos sordos o buscan un atajo para poder salir del problema, cuando en realidad se debe buscar una solución definitiva.

    A los jubilados se los tiene en el olvido, no le interesa la clase pasiva como la llaman, lo único que hicieron fue prometer y no cumplir.

     A veces, podemos pensar que  los políticos buscan acomodarse y no le importa si para ello venden su alma al diablo, lo importante es no perder el tren y seguir anclados al poder.

     Necesitamos políticos que cuando gobiernan busquen soluciones porque los problemas en general los conocen de antemano, pero se dedican a denostar al que ya no gobierna, y  con ello no buscan el consenso que necesita la Argentina, porque de esta situación o nos salvamos entre todos o nuestra país pierde de verdad y nosotros los argentinos también. Sé que esto del consenso es muy difícil, porque hay políticos que creen que sus ideas son verdades absolutas y no escuchan al oponente pero es momento de dejar el ismo de lado y consensuar un proyecto a 30 años.

    En la Provincia de Buenos Aires, quien nos gobierna dice incoherencias que no podemos entender. Buscan con sus expresiones el miedo. Todos los argentinos debemos cuidarnos contra esta pandemia, pero no necesitamos que nos acusen, que nos encierren, que nos impidan trabajar. Lo que se debe efectuar es un equilibrio sobre la salud y la economía, porque de lo contrario, nos hundimos cada vez más.

   Es preocupante ver locales cerrados, que ya no volverán  abrir más, empresas que se van de nuestro país, restaurantes que cerraron y con ello fuentes de trabajo perdidas, eso nos entristece porque podríamos haberlo solucionado con  medidas coherentes.

   La Justicia representada en su máxima expresión  en la Corte Suprema debe tomar decisiones acordes a la ley y no atajos para quedar bien, debe demostrar la idoneidad (que no dudo tienen sus  integrantes) dejando de lado todo los intereses que puedan existir ya que es el pueblo argentino el que espera esa decisión correcta, que va beneficiar algunos y tal vez provocar un descontento en otros, pero así son las situaciones en juego.

   La inflación es brutal. Ya hemos perdido la noción de que es caro o es barato, lo peor que en nuestro país lo mas caro son  los alimentos y los salarios no alcanzan en muchos casos, ya solo se busca sobrevivir.

   Como verán, la situación en general es terrible por el lado que la miremos, entonces argentinos, con la calma que merece la situación, debemos unirnos para empezar a cambiarla, porque de esta o todos ponemos algo de si o no salimos.