QUE TE PASA BUENOS AIRES

UNA  NOTA DE MARIO DANIEL TORRES
Después de tanta angustia y de tanto después de tantos días de aislamiento y tanto y tanto  dimes y diretes  de la gente en general y de orden de parte de los administradores de cada Municipio que hasta el momento y esperemos terminar mas allá del sufrimiento pudieron dar, entregar también prometer y con ello muchas familias fueron auxiliadas y todo fue por ese imperativo de permanecer dentro de las casas.

Pero no dudo que ahora será en muy poco tiempo el volver a la normalidad y al decir normalidad lo hago abarcativo, vale decir, trabajo en blanco y  del otro con una mano que en su momento tendió el gobierno, pero que ahora frente a la realidad económica de nuestro país dirá que aún con repercusiones sociales se harán cortes a las ayudas: IFE, Bolsones, Tarjeta Familiar, Subsidios Familiares, Ayuda por Hijos, en fin lo que vulgarmente decimos darle a la maquinita y que sin quererlo ocasiono una corrida del dólar, que no se expresaba abiertamente pero que en el fondo es una de las realidades de dicha corrida.

Entonces se comenzó a rumorear el corte de la entrega del IFE que era muy importante pero su corte es necesario si o si y no será la única medida dura puesto que al paso que marchamos nos caemos al barranco, máxime que nadie intento ensayar otra salida, que el de los subsidios y no de trabajo, lo que vimos reflejado con los índices de inflación que seguramente superaran un treinta y ocho por ciento como mínimo y sumado a ello como final duro es el Fin de Año y su consiguiente consumo precisamente por las fechas tradicionales de Navidad y Año Nuevo para la familia y a toda esta difícil situación se le agrego la emisión de bonos hacia futuro, quizás siendo pesimista se paguen en el 2030 y que para ocultar el valor del dólar no se quiso emitir un billete de $ 5.000 y si seguir emitiendo los de baja denominación, los cuales ya no dan abasto y estamos comprando a España  billetes de mil siendo sus gastos de confección sumamente costosos alrededor de 400 millones y si  no alcanzan le compraremos a Brasil, o sea, que en realidad nadie entiende nada y nos siguen llenando de papelitos de colores.

Y otra de las medidas del Gobierno es volver a echarle la mano a la Caja de ANSES y otras cosas peores, que aunque no se reconozcan son  bravas y ojala se puedan terminar junto con la pandemia. Entonces hoy mas que nunca debemos de tratar de cambiar las expectativas y promesas políticas que ya no eran creíbles y que hoy además crean malestar y posibles consecuencias que nadie puede prever y no es pretender sembrar pánico o ser destituyente diciéndolo para maltratar al gobierno, dado que diariamente el propio gobierno con sus actos y discursos hace ver a todos que Argentina no es confiable y menos previsible se mire por donde se la mire.

En un país normal abría llegado la hora de invertir pero con o quienes lo harían aquí, ya que la crisis esta y solo el propio gobierno no puede sostener lo que dice, puesto que no solo se observa que no hay demanda sino también que no existe nuestra moneda, que se vera hasta por aquellos que negaban esta situación y en lo personal no creo cierto que el Gobierno a través de su

Ministro Guzmán solo estará buscando renegociar la deuda con el FMI, sino que solapadamente con las medidas propuestas y que nombre en  párrafos anteriores se aprovechará y se pedirá algo de efectivo según el convencimiento que tengan los del Fondo Monetario Internacional, mas allá de la moratoria que se pide y ello pudiera ser una tabla salvavidas y sino será mas duro que se viene.