SI LES PREGUNTARA A LA GENTE ESTOY SEGURO ME RESPONDERIAN, ESTAMOS AGOTADOS…

UNA NOTA DE MARIO DANIEL TORRES

Ustedes dirán que confianza tiene este “charlista”  que mas allá de charlar por radio,, también y gracias al “Heraldo” vuelcan muchas expresiones de los ciudadanos en especial de aquellos que quieren tener voz y no tienen donde y es allí, que por medio de charlas y charlas nos contamos todo o casi todo lo que nos preocupa y no vemos como resolver y solo se observa que la cosa va de mal en peor y no exagero desde las crisis económicas a las sociales, los vaivenes políticos, los discursos agresivos y quizás lo mas terrible, lo prohibido, o sea, ese estado de animo que tenemos que en principio creímos era para nuestra protección y que con el correr de los días se fue convirtiendo en una condena sin rejas, pero prisión al fin,  que fue siendo en mi caso un desasosiego que no le encontraba solución y solo el consejo no salir, cuidarse del virus, ya que esta para atacarnos, en especial a los veteranos de edad como yo, que ya pisan los 76 años y que si bien no fumo, no tengo afectados los pulmones,  me cuido la presión, el flujo sanguíneo y el soplo al corazón podría decir que soy candidato al COVID 19 o cercano a el.

Sumado a todo esto los cuidados normales de limpieza, barbijo y aireado de los ambientes hacemos todo., menos mal que gracias a mucha gente que me sigue en el programa de radio, opte por salir al aire desde mi humilde casa, vía teléfono y conectado a la radio todos los días dos horas, donde recibo cientos de mensajes de los oyentes, los que realmente  me dan un aire renovador, a tantas horas de prisión dentro de la casa.

Es allí también donde me voy informando de todo lo que pasa o casi todo ya que si bien la zona norte esta bastante protegida la gente esta afectada en su carácter y en especial en sus sentimientos, que se ven dolidos al no tener a sus nietos, hijos, salvo excepciones y a estas negativas faltaría agregarlas las dolencias del cuerpo de cada persona y la falta de tener al medico por lo menos una vez al mes.

Puedo asegurarles que sumado a todos estos inconvenientes y a fin de lograr distraerse se ve televisión y se escucha radio y es allí  donde en muchas oportunidades, las noticias nos causan mucha tristeza, cuando se van escuchando avisos de baja de persianas, desmantelamiento de hoteles, bares, restaurantes y otros comercios, los que sumados  a la veda de comercios que por razones de salubridad hace tiempo están cerrados y en algunos casos realmente se notan mucho en su ausencia.

Mas allá de las medidas de prevención cada familia recibía en su hogar diversos programas y  noticieros donde quizás sin darnos cuenta recibíamos las noticias y estadísticas que alteraban nuestro espíritu con el numero de muertos e infectados.

Así fuimos dejando de lado nuestras costumbres del sistema de compras, reuniones de los centros de jubilados, caminatas barriales, visitas al cine, como  así también los lazos de amistad vecinal, por lo menos una vez a la semana.

Fueron todas negativas y hasta el ver pasar a los micros colectivos vacíos, nos dejo otra tristeza pues ya no había pasajeros.

Lo narrado al momento no intenta causar mas pánico del ya ocasionado con todo lo enumerado, el tiempo transcurrido y solo el enumerar alguno de los hechos que nos trasmiten con la información fueron grandes y lo peor es que

realmente no sabemos que es lo que sucede en esta plena etapa de cuidados y medidas sanitarias, porque aparecen dudas políticas desde el oficialismo que proponen diversas cosas, entre ellas, cambios en la Justicia, que siendo un tema tan importante merecería amplios debates con la participación de los mas destacados hombres de letras, junto a los Señores Diputados y Senadores, pero que por lo que se observa es una propuesta con casi la respuesta ajustada a gusto de quien la propone.

Y así también con ese método se sacaron a tres jueces, lo cual ocasiono bastante lió con todo el elenco del oficialismo y la oposición y lo que se viene observando para el ciudadano común es el no entender porque no deja atrás el amiguismo y se apela a colocar los mejores hombres , o sea, que no sea una Justicia adicta, sino dejar paso a una Justicia de calidad, y por lo visto hasta el  momento algunos gobernantes tienen una concepción de justicia que quiere poner a Jueces que respondan al partido gobernante y no ajustado a las leyes existentes, como es la Constitución Nacional, nuestra Ley Suprema.

Y de manera especial el ciudadano ve con asombro  como se mueven los jueces para salvar intereses como si fuesen piezas de ajedrez, y estos movimientos son los mas destructivos que escucha y ve el ciudadano, que lleva mas de 200 confinado y al cual se obliga a pensar que panorama encontrara cuando pase esta terrible pandemia.

Y el cóctel informativo no puede ser peor ya que mas allá del consejo de permanecer en casa,  no lo puede hacer con la tranquilidad necesaria, porque sumado a los vaivenes de la Justicia, están los comentarios de todo color, sobre si se puede ahorrar, si es bueno o es malo y si se podrá salir con  cierta normalidad del problema económico, una vez pasada la emergencia, y no es cuestión de cambiar de programa de radio o televisión cuando un DIA nos dicen que estamos con luz roja, mientras que al otro nos dicen que Venezuela y Argentina no tienen moneda directamente y entonces mi pregunta inicial a la cual todos a coro responderán “No queremos una Argentina cancelada”  esta es nuestra tierra y la que veremos Dios mediante porque somos argentinos y nuestros padres trabajaron  y nos enseñaron como vivir en paz y con trabajo.