Silvia Cozzolino. Acompañante Terapéutico

Una Nota de Hernán Leonel

“Aprendimos a sonreír a través de los ojos, a mostrar ternura con distanciamiento y a sostener con el poder de las palabras”.

-¿Qué significa ser acompañante terapéutico?

-Es una modalidad asistencial personalizada y calificada, dentro del ámbito de salud, acotada a una estrategia específica de un dispositivo terapéutico interdisciplinario que propone un “estar con”, un “compartir”. Tiene por finalidad ofrecer una mirada desde lo cotidiano y poner a disposición estrategias para el sostén de un sujeto, favoreciendo la emergencia de su subjetividad y estimulando sus potencialidades para desarrollar una mejora sustancial en su proyecto y calidad de vida. En otras palabras,” es ofrecer un compartir y permanecer” en el día a día, en su cotidianidad, en sus rutinas, en su historia de vida, en su presente. Somos complemento del tratamiento, siguiendo objetivos y consignas que son propuestas por el equipo tratante, teniendo como función principal el apoyo y contención del paciente en el despliegue de su vida cotidiana.

-¿Cuál es el rol que ocupa?

-El acompañamiento terapéutico, es un dispositivo que se va construyendo en el día a día, según las posibilidades de un sujeto de acuerdo al contexto donde está inmerso, por ello es complejo definir de antemano una función específica dado que no existen dos individuos iguales, dos subjetividades y modos de percibir el mundo de la misma manera, de allí la riqueza de su valor, que reconoce a los seres humanos como sujetos y no como meras condiciones o diagnósticos. Cada paciente, aún con un mismo diagnóstico es tratado individualmente respetando sus particularidades. Lo indispensable es trabajar cada caso en concordancia con el equipo interdisciplinario (Trabajadora Social, Psiquiatra, Psicólogo, Médico clínico y personal de enfermería), generar un vínculo que propicie lograr los objetivos propuestos a corto y largo plazo. Sin embargo, pueden establecerse algunas funciones y roles que suelen darse en el desempeño de nuestra práctica como son: Contener al paciente y ofrecerse como su sostén, brindarse como modelo de identificación (mostrando el At modos diferentes de actuar en determinadas circunstancias), prestar el yo (auxiliando al paciente en situaciones que no logra desarrollar o comprender dada su singularidad), percibir, reforzar y desarrollar la capacidad creativa del acompañado, brindar información al equipo terapéutico tratante para la comprensión global del paciente, actuar como agente socializador promoviendo su inclusión comunitaria, servir como nexo en las relaciones familiares promoviendo la revinculación que favorece el bienestar del paciente (amortiguando y descomprimiendo las diversas conflictivas), entre otros.

-¿La pandemia está dejando secuelas fuera de lo que sería el contagio de COVID? ¿Cuáles?

-Por supuesto. Al verse alterada esta cotidianidad de la que hablamos y no existiendo una certeza que permita ordenar la psiquis de cada uno, se vive en un constante desequilibrio psicológico. Los seres humanos somos seres sociales y adaptativos por naturaleza, ahora bien ¿Cómo hacemos para adaptarnos a un cambio si este no cesa? ¿Qué sucede en nuestra mente sin poder vincularnos con nuestros afectos? ¿Si no podemos disfrutar rutinas saludables, sociales, deportivas, recreativas, laborales, académicas, médicas, dietéticas, tratamientos, horarios de sueños? Y si encima ¿añadimos emociones como culpa por no cumplir un protocolo o miedo a la muerte, a contagiar a un ser querido o a perderlo? Y si sumamos la variable de conflictos económicos, sociales complicamos mucho más la cuestión.

¿Qué vemos como secuela? Ataques de pánico, ataques de ansiedad, insomnio, consumo problemático de tecnologías, sustancias y alcohol, violencia de género, mayor frecuencia de descompensación en patologías psiquiátricas, obesidad, anorexia, aburrimiento, agotamiento, depresión, irascibilidad, falta de tolerancia y empatía, falta de motivación, dificultad de comprensión en el currículo académico, desviación de la atención, dificultad para sostener actividades, fobias, aumento en el consumo de psicofármacos, entre otros.

-¿Tu opinión sobre las clases? ¿Es necesaria el aula o se puede reemplazar por una plataforma digital? Pro y contras.

-El aula, la presencialidad es irreemplazable, principalmente en los niveles comprendidos en la educación obligatoria (inicial – primaria y secundaria). Desde muy temprano, uno comienza a vincularse con otro en un proceso de enseñanza – aprendizaje, desde lo lúdico, desde el contacto, desde el juego. En esta franja etaria, los niños y adolescentes no disponen de la autonomía suficiente que requiere la educación a distancia, y mucho menos la representación simbólica de muchos de los conceptos académicos que se tornan incomprensibles desde la virtualidad. Una plataforma digital, es un muy buen intento de seguir vinculando la escuela con los chicos, pero nos lleva nuevamente a pensar en la EQUIDAD, esto es “la participación justa de los recursos disponibles en un momento dado de una sociedad, teniendo una dimensión social, moral, política y económica”. Analizando, los pros, tal vez lo veo del lado de que uno puede organizar las actividades académicas asincrónicas para hacerlas en el momento que le quede más cómodo durante el día, puede existir una comunicación casi instantánea (sincrónica), la posibilidad de alcanzar localidades más alejadas. Y contras, solo tiene acceso el que tiene los recursos tecnológicos y económicos que permiten la conectividad, falta de vinculación con sus pares de grupo y docentes, dificultad de comprensión y adquisición de los saberes, dependencia de los más pequeños para la utilización de plataformas, retracción social y comunitaria, falta de estructura pedagógica adecuada, diseñada particularmente para seguir el proceso cognitivo y los procesos de aprendizaje singulares.

-¿La saturación de los sistemas de salud se soluciona con una cuarentena dura como la del pasado año?

-No. Un sistema de salud, es una organización creada para proveer servicios destinados a promover, prevenir y recuperar o rehabilitar el daño en salud, asegurando el acceso a una atención de calidad, conjugando dos aspectos: las necesidades de salud y los recursos necesarios para satisfacerlos.La saturación de los sistemas de salud se soluciona con la conjugación de un estado presente que ponga en marcha políticas y programas de salud que atiendan la urgencia de contener en sí mismos la infraestructura (edilicia), los dispositivos tecnológicos (respiradores, tomógrafos, ecógrafos, saturómetros, tensiómetros, entre tantos), los insumos (medicación, gasas, jeringas, sondas, frascos), los médicos y el personal humano suficiente como para ser equitativo, eficiente y eficaz a través de la atención primaria de la salud.

-¿Influye en la salud psicológica el COVID? ¿Qué se puede hacer en un contexto de encierro?

-Siguiendo la lógica de la respuesta anterior, entiendo que la salud psicológica se ve afectada por el desequilibrio que produce la incertidumbre de no saber, no saber cuándo terminará la pandemia, cuando se podrá volver a trabajar regularmente sin que se vean afectados nuestros ingresos ni nuestra economía, cuando volveremos a las escuelas, si tendremos accesibilidad a la vacunación, si los hospitales podrán cubrir la demanda y problemáticas que genera la condición clínica causada por COVID-19 u otras, a tener una vida de libre elección como se tenía antes.Sin duda, lo que podemos pensar en un contexto de encierro es adaptarnos a esta situación sanitaria tratando de organizar al máximo nuestra cotidianeidad. Esto no quiere decir que dejemos de hacer lo que hacíamos antes, sino adaptarlo a un desarrollo más saludable dentro de las posibilidades, mejorando la accesibilidad a la mayor cantidad deáreas y disciplinas posibles, es decir, si hablamos de educación y está como posibilidad, mantener la conectividad, si hablamos de salud, sostener los tratamientos y consultas médicas de manera regular cumpliendo con el protocolo sanitario de circulación, lo mismo para cualquier ámbito de desempeño laboral, entre otros.

-¿Qué sucede cuando no es posible esta accesibilidad igualitaria para todos los individuos?

-Se torna indispensable que el estado sea el garante de las políticas sanitarias, sociales y económicas que permitan el desarrollo de cualquier actividad. Deben establecer estrategias de promoción, prevención y adherencia al cuidado integral de la salud para no generar más desigualdad social.

¿Qué se puede hacer en un contexto de encierro?

– Estudiar, trabajar, tener espacios de ocio y esparcimiento, acudir a consultas terapéuticas virtuales, desarrollar las actividades básicas de la vida diaria, vincularse mediante dispositivos digitales, jugar, compartir y resinificar vínculos familiares, etc.En mi experiencia, durante el año pasado, se pudo sostener el acompañamiento virtual de pacientes institucionalizados, pudiendo adaptarnos a esta nueva forma de vinculación socio-afectiva. La institución propició esta modalidad para que nuestro vinculo Acompañante Terapéutico /Paciente sea sostenido y adaptado a la virtualidad. Durante los encuentros se generaban diálogos cargados de afecto y con mucha necesidad de manifestarse y disfrutar del contacto visual. Nos reinventamos para sostener un vínculo sanador que era esperado cada semana.Cuando pude retomar la presencialidad, también la modalidad de trabajo se modificó buscando sostener y acompañar en el lugar de residencia y siendo consciente de que había que pasar por diferentes procesos de perdidas, duelos y deterioro post Covid.Pasaban de la alegría al llanto, buscaban contención, necesitabanexpresarse. Aprendimos a sonreír a través de los ojos, a mostrar ternura con distanciamiento y a sostener con el poder de las palabras. Estábamos todos en la incertidumbre de no saber hasta cuando el encierro pero con la total certeza de que queríamos seguir acompañándonos.

-¿De qué manera se concientiza a los jóvenes?

-Habría que articular la prevención a través de campañas en las redes sociales y los medios de comunicación con una concientización y acompañamiento más riguroso por parte de las familias, ya que muchos adolescentes han demostrado no comprender el alcance, peligrosidad y consecuencias de transgredir el protocolo sanitario.

-Tenes pacientes de la Colonia Cabred, de Montes de Oca- ¿Cómo afectó la Pandemia a los pacientes? ¿Alguno de ellos falleció?¿Cómo te afectó?

-Sin duda, la pandemia los ha afectado. Trabajamos constantemente para recuperar o desarrollar espacios donde puedan disfrutar y ganar autonomía, mejorando su calidad de vida. Al instalarse el aislamiento social preventivo y obligatorio, se produjo el cese de la prestación de Acompañante Terapéutico, lo que implicó un retroceso en lo cognitivo, afectivo y social, donde perdieron la autonomía de poder elegir y sostener el sentido de pertenencia de todo lo adquirido al momento.He sufrido la pérdida de dos pacientes. Uno trata de ser objetivo y mantener esa distancia necesaria para desempeñar el rol de Acompañante Terapéutico, pero es inevitable no sentirse atravesado por él dolor. La esencia de nuestro trabajo es el amor, y desde allí nos vinculamos, por esto, lo sufrimos como cualquier pérdida de alguien cercano, es un duelo a transitar pensando en los buenos momentos compartidos. Me quedo con esas sonrisas,lágrimas de emoción y abrazos infinitos. Lomás importante es saber que di lo mejor para mejorar su calidad de vida y verlos felices con cada logro. Es maravilloso recuperar el sentido de pertenencia y su alegría es parte de los objetivos más gratificantes.

-¿Cómo es el regreso a casa luego de una jornada laboral? Me refiero a los cuidados.

-Para ingresar a pabellón, lo hacemos utilizando el equipo de protección personal que consta de barbijo quirúrgico y máscara. Utilizamos alcohol para sanitizar espacios, elementos de trabajo, reforzamos el distanciamiento de 2 metros y el lavado de manos.Antes de salir del pabellón, se realiza higiene manos, se saca y cambian máscara y barbijo, cambio de indumentaria, sanitización de los elementos utilizados en el trabajo.Una vez que llego a casa, me quito el calzado, me cambio la ropa, la coloco a lavar, y me ducho.

-¿Te vacunaste?

-Sí, parcialmente. A pesar de ser personal de salud esencial, recibí una sola dosis, de laboratorio Astrazeneca en el mes de febrero, y a la fecha no volvieron a ingresar al paíslas segundas dosis, quedando parcialmente desprotegida.Deseo que esta situación que vivimos muchos argentinos se regularice pronto por el bien de todos.

-¿Qué opinión tenes sobre las medidas llevadas a cabo por el Gobierno Nacional luego de un año y tres meses para palear la pandemia?

-El gobierno no tomó conciencia de los efectos y repercusiones de las medidas llevadas a cabo perjudicando la salud, la actividad laboral, la educación y los vínculos humanos.No existen precedentes de haber transitado una situación epidemiológica como la actual, pero las decisiones de gestión y administración de los recursos, fueron erróneas y perjudiciales para nuestra sociedad.

-¿Qué sentiste cuando el Presidente dijo que el sistema sanitario se relajó?

-Lo sentí como una falta de respeto al gran esfuerzo realizado por todos los que conformamos el sistema de salud. Existe un gran agotamiento físico y mental de todo el personal esencial que no sólo no fue valorado en su momento sino que al día de hoy se sigue poniendo al límite con las medidas sanitarias que se promueven, sin contemplar otros aspectos vitales como la falta de insumos, testeos, vacunas, personal humano.

-¿Un libro?

“El hombre en busca de sentido”, de Viktor Frankl.

-¿Una película?

“Inseparables” con Oscar Martínez y Rodrigo de la Serna. Otra que me gusta mucho, es “Nise da Silveira: el corazón de la locura”.

-¿Series?

-New Amsterdm

-¿Una comida?

-Torta de chocolate,mousse,y dulce de leche acompañada por un delicioso café

-¿Un objetivo?

-Me gustaría poder tener un nombramiento de planta permanente en el Hospital Interzonal Domingo Cabred.