SOLAMENTE JUNTOS TRIUNFAREMOS

Escribe: Mario Daniel Torres

Quiero iniciar otro encuentro con Uds. Y ante ello lo primero que me aflora decirles es “estoy desorientado y mas que fatigado por ello quiero preguntarles a Ustedes los verdaderos hombres y mujeres de mi  Patria si solo yo lo sentiré o es un algo que nos esta afectando a muchos”

En  mi caso debe recordarles que soy un veterano charlista que DIA a DIA agradece a Dios el estar vivo y sano y deseando les vaya bien o lo mejor posible a todos y a todas, quizás de una manera especial a los que somos llamados Adultos Mayores por aquellos que nos respetan y otros que pareciera que molestamos nos llaman “oxidados”.

Lo cierto es que mi duda obedece a que somos toda una generación de ex laburantes que nos propusimos formar familias, lo mejor posible y orientar a nuestros hijos para que sean dignos de esta tierra, ojala llegando a ser profesionales, hombres de la cultura, comerciantes, en fin lo mejor como personas y como miembros de una sociedad que fue avanzando junto al resto del mundo.

Para ello hace falta amor y trabajo. Sin embargo mientras muchos deseamos y luchábamos para lo mejor,  alguna fracción de personas opinaba y aun lo hace ser de una raza superior, que es una forma de ser inconsciente, pero que a veces nos hacen ver que son ellos los que no nos permiten ser libres y prósperos, ya que sin quererlo a sabiéndolo  desobedecen las leyes y dentro de ellas la mayor, o sea, la Constitución Nacional.

A escasos meses de iniciarse un nuevo periodo de Gobierno popular, vale decir, para todas y todos, como se suele decir ahora,  hay separaciones y a propósito de ello no solo antes del inicio del nuevo gobierno, sino desde el comienzo y en palabras del Señor Presidente , ustedes y también yo hemos escuchado hasta el cansancio palabras o slogan donde él nos decía basta de diferencias, vamos en busca de igualdad, trabajaremos para todos, y en algunas ocasiones según  recuerdo y con vehemencia basta de grietas, Ahora Todos.

La grieta que se pretendía cerrar era una herida entre los Argentinos, o sea, todos mensajes que tenían algo que nos servia a todos.

Sin embargo, hemos podido comprobar que del dicho al hecho hay mucha distancia y muy marcada y sin dejar de interpretar que en el Presidente no habrá esa intención sino de la de unión verdadera, pero por esas cosas se filtro algo axial como Ustedes y nosotros, realmente desconcertante, ya que el propio Presidente había pregonado sobre la unión, como también en uno de sus discursos, al cierre de la Campaña proselitista, nos prometía trabajar para todos y que si por algún motivo no llegare a dar cumplimiento a su promesa seria el pueblo el que debería salir a la calle y recordárselo.

Y solo tuvieron que pasar algunos meses, para observar que algo o alguien les estaba impidiendo lograr sus promesas de campaña y que a la vez flotaban un aroma de cambios no consultados con el pueblo y para peor el escaso funcionar del Congreso Nacional hizo que el pueblo saliera a la calle no con consignas partidarias, no en días hábiles, no con un comando de organización con micro de apoyo logístico, salio solo armado con banderas argentinas, de todos los tamaños, carteles confeccionados de manera casera, donde se podrían leer reclamos o peticiones y no rompió nada, no pinto paredes y no dijo que se Vayan Todos, le recordaba a Ud. Sr. Preside te de todos los Argentinos  por justicia y las mejoras prometidas podríamos decir que sin saber la cantidad salio mucha gente a la calle, fue un desahogo frente al atropello encubierto de algunos políticos o de personas que  no respetan al propio Presidente o a su programa de gobierno, debo decir, que fue muy lastimoso los dichos y repuestas criticando a esa “Banderazo” como anticuarentena, como psicópatas y otros dichos que los maldecían y deseaban lo peor  mezclando situaciones que nada tenían que ver con los reclamos y si es cierto que no solo salio el 41% sino mucha gente que se sintió defraudada y que busca un convivir completamente distinto al prometido.

Ya que se nota un intento de búsqueda de impunidad para quienes quebraron la ley y la bondad del pueblo argentino, lo cual pareciera avecinar hechos muy graves, por lo que se siente el pueblo en peligro.

Mucha gente de toda clase en especial los de la media, que aun quieren ayudar al gobierno fueron los que salieron a la calle, son los que quieren tener un Presidente que no haga distingos y que quizás por mal informado haya hecho esos comentarios extraños frente al periodismo..

El cansancio de la pandemia a la que espera ver vencida muy pronto, o con la vacuna, fue el momento  el que UD. Sr. Presidente sin darse cuenta le dio una bofetada al Gran Pueblo, al decir que saldrá a festejar con una bandera Argentina pero con los suyos  y eso presidente me dejo desestabilizado y le podría decir que a miles de argentinos, que tuvieron la misma sensación, creemos que servirá nuevamente para agigantar la grieta, porque nadie piensa  y desea su fracaso.

Sabe Sr. Presidente por lo general somos muy sencillos y humildes, quizás por ello nos pegan tanto las noticias que no son propiamente suyas pero que a todos los que llamen a declarar sabiendo algo del acusado Báez y otros, son perseguidos.

El casi perdón a los  Sres. Lopez y De Sousa que usaron dinero del estado en provecho propio y que no lo pagaran nunca o lo haran a muchos años, porque van a usufructar una ley a su medida.

El temor que produce el adueñarse de tierras ajenas o del Estado, el cambio de jueces por no encajar en el proyecto de los abogados de una causa de la Sra. Vice Presidenta, la creación de juzgados, en numero alarmante con la situación económica del país, los ataques al campo con destrucción de los silos bolsa que son el patrimonio del sacrificio del Agricultor, la liberación de tantos delincuentes presos, que ahora depende de la buena voluntad de ellos para salir a robar o no, y tantas otras malas noticias, que borran sus dichos Don Alberto Fernández,  Usted que ha señalado que la Patria es de todos nosotros y en esas palabras no se notaba separación alguna.

El Covid 19  le pego a todos los habitantes del mundo y dentro de esa especie estamos nosotros,  que no hemos tenido una guerra, pero que si hemos sido golpeados durante muchos años y solo nos quedo la experiencia y un volver a empezar, por nosotros y por los que están creciendo y seguro será la reserva de esta hermosa Nación Argentina, por todos en especial por los que sufren y esperan, espero no exista diferencia alguna de nosotros y de ellos, mientras tanto ruego a Dios que los hombres unifiquen voluntades para el bien común, y que mientras va finalizando la pandemia no avance otra epidemia que podría ser política, social y cultural, o sea, una Dictadura disfraza de Igualdad.

La única verdad es la realidad, todos unidos triunfaremos.