TODO ESTA IGUAL NADA HA CAMBIADO, ÉL ES ELLA Y ELLA ES ÉL

Una nota de Mario Daniel Torres

Cuando reanudamos el dialogo pensé que ya no habría mas planes de cuarenta, que los 44 millones solo tendríamos que cuidarnos y esperar pase el COVID 19.

Hoy, sin embargo  todo parece pero estar peor, y no es exagerar simplemente contarles lo del mensaje  anterior, un verdadero dolor y no es sensación o afectación por los días y situaciones a los cuales nos debimos adaptar.

Sin  querer dramatizar o volcar antipatía mucho menos favorecer a persona determinada, simplemente contar lo que se observa y que según mi óptica no es lo merecido por la mayoría de las personas. La realidad nos muestra que mas allá de haberlo votado o no se guardaba la esperanza de algo nuevo dado lo escuchado en sus discursos y con la idea del volver mejor para beneficio de todos.

En especial de aquella gran fracción que son los adultos mayores y familias en general,  no buscando un camino especial sino un real mejoramiento para toda una comunidad, que en su momento volcó lo mejor de si para ayudar a la vez que se ayudaba en la familia y así los hijos, en un país que siempre fue golpeado por personas que desde sus cargos no fueron probos y honestos como lo esperaba el pueblo, que nunca busco el dañar sus gobiernos, por el contrario, guardo esperanzas y lo defraudaron varias veces con diversas corruptelas, las cuales siguen achicando la calidad de vida de ese pueblo.

Resulta increíble  que el hombre que pretende llegar a la conducción cuando es candidato lo observa todo y cuando busca el lugar a su cometido, al lograrlo no hace o no puede sanear la situación y vuelve a fallar, igual o de parecida manera y nuevamente el bajón que une siente y es defraudado.

Y lo peor no saber como poder quejarse a pesar del régimen democrático , o sea, con los poderes independientes, pero aquí una de mis grandes dudas, la Cámara de Diputados no alcanzara a enterarse de lo que nos ocurre o las quejas que muchos ciudadanos les expondríamos con la mejor forma, a fin del logro de objetivos, de lo mucho que se tendría que mejorar, porque cada poder trabaje sin empoderamiento y sin entrometerse en sus decisiones, solo así y con el control de la Suprema Corte y haciendo cumplir la Constitución se tendría éxito.

Hoy creo que debemos dejar para mejor oportunidad como mínimo solucionar la pandemia y con la participación de todas las fuerzas políticas y los profesionales y los hombres de la cultura y la Justicia toda se trabajaría para una verdadera nueva ley  que se adapte a los tiempos sin patrocinios políticos o de cualquier índole, ya que deberá ser para el futuro de esta Nación, ayudando al vivir y construir ese país que soñaron nuestros próceres, y que la sangre de nuestros soldados dejo en su tierra.

Eso en cuanto a la Justicia y también  para lograr sanear las finanzas y no vivir con la angustia del dólar, la deuda externa y la dependencia que todo ello significa.

Creo que llego el momento que la política se deba emplear a los fines de lograr los equilibrios, para ello, basta de discursos grandilocuentes y seguir agrandando una herida y a la vez un Estado, se deberá fortalecer medidas realmente democráticas, no buscando resultados populistas sino realidades para lograr que las inversiones vengan confiando en la seriedad de nuestros

gobiernos y de su pueblo sano y trabajador que garantiza el crecimiento acorde al trabajo y no a una usina de trabajadores especialistas en juicio y en apretes, o sea, crecer con trabajo genuino y honesto.

Debemos ayudar a todas las buenas intenciones y acciones de manera que al lograr alcanzar un cargo, sea de Concejal, Diputado o Senador, sea realmente un honor el ocupar dichos cargos, que representan a ciudadanos y no personalismos espurios.

Seria mucha mi queja y dolor antes los tiempos que se avecinan, más sabiéndolos prudentes y sacrificados les pido y les agradezco las buenas intenciones que ustedes guardan:

Mantener nuestro amor a la Patria, la defensa de las Leyes, de la Constitución y el control de nuestros gobernantes para que ya dejen de ensayar políticas ajenas y extrañas, muchas de las cuales  nos enteramos que las proyectan cuando las tratan y no con la antelación y el tiempo debido, no será fácil pero podremos, basta de juicios en el CIADI, basta de ajustes, especialmente con jubilados o pensionados, basta de intervención a las empresas fijándoles precios congelados y que las mismas compitan con calidad y fijen los precios de acuerdo a los servicios que prestan, basta de aumentos en impuestos que ahogan a los que quieren surgir, basta de que la libertad de prensa este amordazada y no se la permita ser libre, basta que la pobreza sea utilizada como bandera para ocultar planes que no son para beneficios de los pobres.

Digo esto y ruego a Dios que nos bendiga, lo hago por pensar en mi conciencia ya que no creo encontrar salida posible si no se logra el dialogo y la propuesta para todo lo señalado, se que el cambio es muy difícil y también debo decirles que a lo mejor sumado a las fallas de los Fernández encontremos otras para ello será necesario el dialogo.

Muchos de nosotros creemos ser dueños del 41% de los votos, preferiría no nombrar a partidos o estructuras políticas sino decir que son  los votos de la buena voluntad de la gente que ayudo a lograr ese porcentual y que seguramente lograra hermanarse mucho más.

Por supuesto que el COVID 19 nos pegara y muy fuerte, veremos lo que nos queda y como los Fernández reanudan y logran volver a la normalidad con todos nosotros, ya que, solos le será imposible y me llena de temor.

Lo peor que nos puede pasar a todos es el imponer proyectos o planes que beneficien en la parte Penal a Cristina Fernández de Kirchner y si no se procede o se toman decisiones con respecto a buscar el dialogo, será muy difícil, ya que también dentro del cambio esperado están los Gobernadores del color que fuesen y que pueden dejar de lado  o participar abiertamente.

Creo que por esta vez no se podrá aplicar aquello que el que gano conduce y el resto que aguante, sino que el resto apoyara para que realmente sirva todo lo que se propone, no soy un dirigente, soy un charlista ya maduro que ya no quiere ver mas achicamiento y dolor, que pide para el gran Pueblo que cada DIA tiene menos, mientras que algunos siguen engordando sus fortunas, o sea, digamos a coro,”Basta y a comenzar de nuevo” sin privilegios y con una Justicia para todos, todos unidos por la Argentina que merecemos.