La Legislatura bonaerense sancionó una Ley que busca atender, de manera urgente, las consecuencias de la realización de canales clandestinos para el drenaje de agua de las inundaciones, al permitir que el productor damnificado denuncie la obra en cualquier juzgado y obtenga así la orden rápida de taponamiento.
Muchas veces, ante inundaciones ocasionadas por acumulación de agua producto de las lluvias o el ingreso de excesos hídricos, algunos productores realizan canales clandestinos que perjudican a otros campos.
El 24 de enero pasado se puso en vigencia esta normativa que permite denunciar este tipo de obras ilegales que modifican en forma artificial el regular y natural escurrimiento de las aguas.
El senador provincial, Patricio García, destacó la promulgación de la ley que posibilita denunciar canales clandestinos, y pidió que “la culminación de las obras hídricas sea una política de Estado”.
Según señaló, el Poder Ejecutivo bonaerense promulgó este año una Ley, aprobada en la legislatura provincial, que busca atender de manera urgente a las consecuencias de la realización de obras no autorizadas –conocidos como canales clandestinos- que modifiquen en forma artificial el regular y natural escurrimiento de las aguas.
La Ley modifica el artículo 166 ter del Código de Aguas (Ley 12.257 y modificatorias), a los efectos de permitir, prevenir o atender de manera urgente a las consecuencias de la realización de obras no autorizadas que modifiquen en forma artificial el regular y natural escurrimiento de las aguas.
“La iniciativa le da una herramienta jurídica a los vecinos y a los intendentes para que puedan denunciar y ayudar a prevenir la realización de obras clandestinas, morigerar su impacto o atender a sus consecuencias” explicó García y agregó: “Durante muchos años se impulsaron en la legislatura bonaerense proyectos de ley sobre canales clandestinos, que no lograron ser sancionados, a fines del año pasado, luego de mucho trabajo y búsqueda de consensos se consiguió aprobar esta iniciativa para que una orden judicial habilite al intendente de la localidad a tapar el canal clandestino”.
Es de destacar que esta ley modifica la a ley 14.703, un proyecto promovido por la senadora Marina Moretti, que sanciona la construcción de canalizaciones y terraplenes que tengan por objeto alterar el escurrimiento natural de las aguas.
La ley modificaba el Código de Aguas de la provincia estableciendo multas de hasta el equivalente a 120 mil litros de gasoil grado 3, que actualmente promedia los 15 pesos. También prevé la suspensión de beneficios impositivos o crediticios, la apertura de cuentas corrientes y el otorgamiento de tarjetas de crédito, y no se habilitará la apertura de comercios o industrias.
Cabe destacar que esta Ley 14703 estuvo muy ligada al grupo “Inundados de Luján”. Este grupo se reunión varias veces con la Senadora Marina Moretti luego de denunciar (siendo estos los primeros) 124 canales clandestinos tanto al expresidente del ADA (Autoridad del Agua) Ing. Daniel Coroli, al exdirector de Técnico de Hidráulica provincial del Ministerio de Infraestructura dirigido por ese entonces por Alejandro Arlía, el Ing. Jose Luis Dinoménico, Al Instituto Nacional del Agua y al Subsecretarío de Recursos Hídrico Nacional dependiente del Ministerio de Planificación e Inversión Pública de la Nación. Además este grupo de vecino lo denunció públicamente ante todos los medios de comunicación a nivel nacional, teniendo una repercusión tan grande que movilizaron a estos legisladores a trabajar en crear esta Ley que compromete seriamente a los Intendentes a regularizar estos canales que en forma indiscriminada se fueron realizando ante la vista gorda de las autoridades de turno.