UNA NOTA DE HERNAN LIONEL
Cuatro décadas de profesión, 65 años de edad y más de un centenar dedicado al servicio del Hospital Municipal Nuestra Señora de Luján.
A la hora pautada, el dermatólogo Héctor Raúl Re nos recibe con un amable y cálido saludo en la Dirección del nosocomio (cargo que ocupa desde el mes de Enero del corriente año y que ya había ocupado en el regreso de la democracia, entre 1983 y 1985, cuando el intendente era Rubén “Janito” Rampazzi. Además, durante la última gestión de Miguel Ángel Prince como intendente, el profesional fue secretario de Salud de la Municipalidad. Mientras que hasta diciembre de 2015 ocupó nuevamente un cargo en el nosocomio local, desempeñándose como director Asociado) para realizar la entrevista que estaba programada. Luego de realizar un par de fotos que darán color a la nota y de abrir su agenda dejamos de lado las formalidades para que la luz roja del grabador indique que todo lo hablado quede registrado, ya que la memoria (del autor) no es de fiarse. ¿Cómo no idolatrar a Truman Capote?
Volviendo al eje de la cuestión, las preguntas van y vienen como si fuese un boomerang. El hombre de guardapolvo blanco, canas y lentes devuelve cada pelota como si fuese el mismo Diego Maradona. Al pie y a la espera de la devolución. Como dice la canción, “la pelota siempre al diez”. No sé si esa sea la calificación de su gestión. Tampoco creo que pueda haber una. Dependiendo de cada uno será la acertada. Lo que sí hay en claro son las preguntas y las respuestas. Las certezas las dejaremos para vuestras cabezas.
-¿Cuál es la situación del Hospital?
-Estamos dando una buena respuesta a la demanda que hay, en este momento casual del otoño-invierno tenemos una mayor demanda de enfermedades respiratorias, por eso estamos trabajando mucho, tanto en las guardias como en internación. No nos está faltando insumos, tenemos guardias muy bien montadas tanto en adultos como en pediatría pasando más de 200 pacientes en cada uno. Los médicos, enfermeras y todo el equipo que trabaja a diario, están realizando una buena tarea.
-Eso es a nivel plantilla médica. ¿Y a nivel edilicio?
-Es un edificio que se inauguró en 1892, por lo tanto hay partes de más de cien años y partes muy remodeladas. El sector de internación tiene unos 30 años y la terapia intensiva de adultos unos 10. El área materno infantil está muy bien equipada con camas y cunas nuevas que se compraron hace poco. El sector de neo y de maternidad son construcciones que se llevaron a cabo durante la última década, por lo tanto son muy modernas.
-¿Algún sector que falte reparar?
-Uno de los problemas que nos falta solucionar es la evacuación del agua cuando llueve mucho y de golpe. Los techos están diseñados hace muchos años y los nuevos desembocan en las mismas bajantes de agua haciendo que cuando las precipitaciones son fuertes tenemos estos tipos de inconvenientes .
-¿El mayor presupuesto de dónde proviene?
-Si bien es Municipal, existe la Coparticipación Provincial que cubre el 70 % del valor del presupuesto hospitalario.
-¿A qué se destina?
-A sueldos. Contamos con casi 600 personas, entre médicos, enfermeras, administrativos y mantenimiento.
-Y el resto se destina a la compra de insumos, ¿no?
-Exactamente, abarca un 75 % del presupuesto mensual. Puedo asegurarte que no nos faltan insumos. Yo siempre digo que cuando uno tiene pacientes muy graves […] generalmente son los mediáticos los cuales pueden llegar a trascender, es cuando la gente se horroriza y hablan disparates del Hospital; pero cuando, por ejemplo, una persona llega con varios balazos en el abdomen y sale caminando no es una casualidad, es una guardia que fue eficiente, un servicio de cirugía que fueron eficientes, los medios de apoyo y los insumos existieron y las terapias fueron buenas y así se consumó el alta médica de un paciente difícil.
-¿En qué momento de su vida lo encuentra esta nueva etapa como Director del Hospital?
-El que vive para la profesión médica y que le da más placer que las cosas negativas… siempre el enfrentar las dificultades de un Hospital te agarra en una etapa perfecta. Además, me encuentra con 40 años de médico. He pasado por distintas aéreas en el nosocomio conjunto a distintos gobiernos municipales con todos los colores políticos y siempre he cumplido mi mandato. Es un momento grandioso, en el cual me siento muy bien y con muchas ganas de trabajar.
-De todos los Gobiernos con los cuales trabajó. ¿Se identifica con alguno?
-No soy afiliado a ningún partido político, siempre fui convocado a trabajar y todos cuando fueron Gobiernos tuvieron y tienen (haciendo referencia al actual) intensiones de que el Hospital funcione. No puedo decir que uno fue mejor que otro ya que todos me han apoyado al cien por cien y he tenido los mejores equipos de trabajo.
-¿Siempre trabajó con libertad?
-Absolutamente. Nunca me impusieron condiciones y tampoco soy único ya que siempre realizamos un trabajo en equipo.
-¿No hace ruido la presencia del quién fuese director del Hospital de Mercedes (Rodolfo Principi) cuando la tasa de mortalidad infantil llegó a ser la más alta en la Provincia y que su gestión acumuló graves conflictos, denuncias penales y acusaciones por persecución laboral y que ahora sea el asesor de su gestión?
-Sinceramente es un asesor elegido por mí, por lo tanto soy yo el responsable de esa designación y del Intendente que la aceptó. Los antecedentes del Dr. Principi son muy buenos. Las denuncias, creo que fueron totalmente intencionadas por algunos medios y que no tienen ninguna comprobación de lo que se dice sobre su persona. Yo trabajo sobre cosas concretas.
-Hablando de cosas concretas. En un período donde usted no estaba como Director, hubo una denuncia fuerte sobre el tema de blanqueria, la cual se la utilizaba para ser llevada a Rodríguez y ser lavada allí por un costo mayor al del mercado.
-Durante el periodo anterior donde fui Director administrativo y Director asociado, se volvió a acondicionar el lavadero interno del hospital. Lógicamente no es fácil pasar de cero a eso. Las únicas veces que puedo decir, estando en ejercicio de gestión, sea cual fuese, que se llevo blanqueria a otro sitio fue cuando se han roto las maquinarias. Pero cuando se puso en marcha el lavadero y el costurero propio, te puedo decir que cubrimos todas las necesidades y que contamos con todas las sabanas necesarias. Te aclaro esto último porque también escucho que faltan y no tengo problemas en mostrar el stock. Estamos bien montados en el punto de vista de ropa. Hoy el lavadero tiene maquinas nuevas y las viejas fueron refaccionadas y no existe esa situación en el hospital.
-¿Por ende la respuesta sería?
-Que desconozco lo que se realizó mientras no estuve en ejercicio de función.
-¿En que quedó la denuncia sobre la supuesta transacción en instrumental médico por un valor muy superior a lo que era?
-Fue una situación que quedó debidamente aclarada, hay un expediente en eso. Fue una clara intencionalidad de perjudicar mi nombre.
-¿Cómo respondió ante eso?
-Cuando uno tiene 40 años de trayectoria y camina por las calles de la ciudad y nueve de cada diez te saludan agradablemente creo que es la respuesta a todo intento de injuria que se trató de instalar en distintos medios de comunicación.
-Luego de tantos años, ¿cuál es el recuerdo más feo que le trae este lugar?
-Acá adentro hay infinidades de situaciones difíciles, en la actualidad somos impotentes ante el déficit de camas y pacientes graves que tenes que derivar a otros sitios escapando nuestra posibilidad de brindarle la atención que nos gustaría ofrecerles. Prácticamente no hay una que me haya marcado. Es una lucha diaria contra problemas de todo tipo. A veces la sociedad le exile cosas al Hospital que no existen en nuestras vidas privadas.
-¿Por ejemplo?
-En mi consultorio privado cuando estoy atrasado media hora dicen: “Como trabaja el Doctor Re”, y cuando acá hay media hora de espera en una guardia puede ocasionar la ira de la gente, reclamos, agresiones y demás.
-Sacando los malos momentos…
-Sacando eso, uno dentro del Hospital tiene los mejores de los recuerdos cuando uno deja la función. Ya que cuando se está acá dentro es tanta la vorágine de problemas que hasta me he llegado a replantear… ¿qué hago ahora? Sin embargo cuando se toma una distancia y se mira su paso por las distintas gestionas y ve que se lograron un montón de cosas es una caricia al alma.
-¿Cómo ve la gestión del Intendente?
-Estoy muy metido en el área salud y debo decir que el Intendente le pone todo a pesar de las dificultades que también tenemos. En ese sentido estoy muy conforme con su gestión. En el resto, la seguridad es difícil, creo que se está trabajando firmemente, y en tanto a la obra pública se está viendo una clara mejora. Somos una ciudad compleja porque tenemos de a ratos entradas de mucha gente ocasionando desbordes durante los fines de semanas como en las peregrinaciones, por lo tanto creo que hay mucho para mejorar y como siempre desde la secretaria de la salud le ponemos el mayor esfuerzo.
-¿Cómo le gustaría ver al Hospital en unos años?
-En la parte funcional estamos bien, en la parte edilicia, en el año 1987 cuando cambia el Gobierno y termina mi gestión, quedó un Plan Director del Hospital para poder remodelarlo. En el año 2007, cuando terminé otra gestión quedó un Plano Director para remodelar el Hospital y nunca pudimos hacer un paso más. Hoy, estamos tratando de ver si podemos aplicar el Plan Director que quedó de la gestión de la Dra. Rosso (ex –Intendente) y que nosotros tratamos de conservar y a su vez de implementar. Sabemos que es económicamente difícil porque el gasto es muy grande y que demanda una decisión política mucho mayor.
“Mi sueño, sería que dejemos de lado las mezquindades políticas entre oficialistas y opositores porque la salud pública, la educación y la seguridad la tenemos que construir entre todos. Por eso me gustaría que todos aquellos que tengan ambiciones políticas trabajen con un mismo objetivo a largo plazo y no con uno cortito como sea el de su gestión”, finaliza Héctor Raúl Re mientras cierra su agenda y la luz del grabador comienza a apagarse cual sol lo hace cuando se despide luego de un largo día.
Seguro quedaron un montón de preguntas y otras que se me vienen a la mente a la hora de estar redactando esta entrevista. Al unísono creo que usted ha de tener otras tantas, por eso esperamos ser recibido nuevamente para despejar los nuevos interrogantes que dan vuelta por mi cabeza y me atosigan con buscarles una respuesta.