Como cada año en la Basílica Nuestra Señora de Luján, se procedió el domingo 23 de abril, al cambio del manto de la Virgen, con vistas a las fiestas patronales que se celebrarán el 8 de mayo.
El nuevo manto tiene en el centro una corona que simboliza el 130º aniversario de su coronación, y cuatro rosas con los colores del Rosario, que representan los 100 años de la aparición de Nuestra Señora de Fátima y la intención por la paz.
En preparación para las fiestas patronales de Nuestra Señora de Luján, que se celebrarán en la Basílica de Luján el 8 de mayo, se realizó el domingo 23 de abril, el tradicional cambio de manto en la imagen de la Virgen.
El cambio del manto se llevó a cabo durante una misa presidida por el rector de la basílica, presbítero José Daniel Blanchoud y concelebrada por todos los sacerdotes del santuario.
El manto que usó la Virgen durante el año pasado estará expuesto de 8 a 20 en el altar del Sagrado Corazón, hasta el próximo domingo 30. Luego comenzarán a cortarlo para añadirlo a las estampas que se entregan durante la fiesta del lunes 8.