La Gobernadora, Caputo y Lacunza firmaron acuerdos para préstamos por 100 millones de dólares para obras en la cuenca del Río Luján y 10 millones para obras de Emergencia Hídrica.
El ministro de Finanzas de la Nación, Luis Caputo y el ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza firmaron esta tarde los contratos de préstamo por 110 millones de dólares con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para el “Proyecto Implementación del Plan de Manejo Integral de la Cuenca del Río Luján - Etapa I” y el “Programa de Rehabilitación de Infraestructura en la Provincia de Buenos Aires”. La rúbrica contó con la presencia de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que los recibió en su despacho esta tarde.
Estos proyectos, en los cuales el Gobierno Nacional actúa como garante de los compromisos contraídos, apuntan a desarrollar infraestructura que permita atender la situación hídrica y mejorar la provisión de servicios básicos en la provincia de Buenos Aires.
Los funcionarios ratificaron el compromiso de “continuar avanzando en la agenda integral del desarrollo sostenible sobre la base del aumento de la productividad y de la competitividad, de la mejora en infraestructura y de un crecimiento inclusivo que impacte positivamente en la calidad de vida de los argentinos”.
El “Proyecto Implementación del Plan de Manejo Integral de la Cuenca del Río Luján - Etapa I”, por un monto de 100 millones de dólares, tiene por objetivo prevenir las crecidas, manejar controladamente los caudales y moderar el efecto de las inundaciones en la cuenca del Río Luján, en diez municipios de la provincia. También propone acciones de gestión territorial y ambiental para el logro de una gestión eficiente de la cuenca y para el desarrollo de marcos de gestión territorial adecuados a las necesidades hídricas, ambientales y socioeconómicas. Por último, el proyecto contempla la posibilidad de tomar medidas con antelación en caso de producirse un evento climático extremo que pueda producir una inundación, a través de un Sistema de Alerta Temprana (SAT).
Por su parte, el “Programa de Rehabilitación de Infraestructura en la Provincia de Buenos Aires”, por un monto de 10 millones de dólares, estará destinado a contribuir con la mejora de la infraestructura de drenaje y control de inundaciones en los partidos de la provincia que se encuentran en estado de emergencia hídrica.
Por otro lado la legislatura bonaerense declaró por Ley 14976 como el 4 de noviembre “DÍA DEL RÍO LUJAN”
La diputada Porto Lucía (frente para la victoria) fue autora de esta Ley, que fue votada afirmativamente en el recinto de diputados.
LOS FUNDAMENTOS SON:
El 4 de noviembre de 1993 un grupo de personas, conocidos como los “Amigos del Rio Lujan” emprendieron una recorrida de 150 embarcaciones por el río en el tramo de Suipacha de Mercedes, eligiendo esa fecha dado que es la mejor época del año para el cauce del agua. Este evento fue pensado, llevado a cabo por habitantes de la cuenca con el objetivo de visibilizar el rio y hacer consciente de la sociedad sobre la necesidad de recuperar su uso para sí. Por ello, tomamos ese día de noviembre en homenaje al primer intento de recuperar el río con fines sociales. Creemos que es una forma de hacer visible a nuestro río en un momento donde la sociedad le está dando la espalda y los intereses económicos lo están destruyendo. Poner en valor aquella gesta del siglo pasado, significa interpelar a los habitante de la cuenca en relación al reconocimiento del valor cultural, social, paleontológico, arqueológico, histórico, deportivo, biológico, sanitario y ambiental y cambien su mirada, su uso y valoración. Sabemos que un día más en el calendario ambiental no es un paso trascendental en vías de la protección del paisaje, la biodiversidad y el medio ambiente, sin embargo, entendemos que ponerlo en el calendario es una forma de hacerla posible, y así, generar las condiciones para que los habitantes del Luján abracen esta causa. Abogamos por la construcción de una conciencia colectiva de los habitantes sobre el goce de un ambiente sano y por ello, necesariamente la concientización del deber de conservarlo y protegerlo en su provecho y el de las generaciones futuras, tal como establece la Constitución de la Provincia.