UNA NOTA DE HERNÁN LEONEL

Sergio Frascaroli, presidente de la Asociación Civil Inundados de Luján, habló sobre la situación del Río Luján. También se refirió a las obras anunciadas por la gobernadora María Eugenia Vidal que cuenta de tres etapas dejando un título alarmante. “Cuando en la cuenca llueven más de 100 mm. hay que prepararse para evacuar gente” afirmó Sergio quien recibió el legado de su padre para continuar la lucha por un problema que, como sociedad nos converge a todos y que por ahora no vislumbra una solución ni a mediano ni a largo plazo.
“El canal Santa María existe hace más de 30 años y conecta el Río Luján con el Río Paraná. Cuando el Paraná crece, entra en este canal e impide que el agua acumulada en nuestra ciudad desagote por esa vía. Si el Paraná está crecido y en Luján tenemos una lluvia con un caudal superior a lo previsto, es imposible que el agua escurra por allí ya que el canal se vuelve inservible”.
- A eso hay que agregarle el efecto climático.
- Claro, porque llueve un 30 % más que en el 1900 con un río más obstruido. Además hay que agregar que los campos se cultivan de otra manera. Ya no se ara más el campo, lo que hacía que la tierra tuviera una absorción mayor. Ahora con la siembra directa, llueve y lo único que hace es que se lave la tierra pero no logra absorber el agua como lo hacía antes. El boom de la soja no puede tener tanto tiempo el agua en los campos ya que se pudre la cosecha; todo eso ha hecho que se formen los canales de desagüe clandestinos.
- Eso fue denunciado por ustedes, ¿no?
- Gracias a las denuncias que logramos realizar, hay dos leyes en vigencia en cuales los Intendentes son los encargados en controlar la construcción de esos canales. Pero lamentablemente en vez de taparlos, les hacen pagar una multa a los dueños, algo insignificante, para ellos, mientras tanto siguen con los canales abiertos. Es más, el Estado mismo hizo algunos para desagotar distintos campos por favores políticos.
- ¿Por ejemplo?
- En la zona de Teodoro García, se hizo un canal para desagotar más de 600 hectáreas y lo hizo el propio Estado sin ningún tipo de control.
- Imagino que indigna todo esto
- Que te parece. Es el Estado quien debe hacer el contralor no solo no controla sino que ayuda y beneficia a terceros…
- Como es el caso de los emprendimientos inmobiliarios.
- Violando la ley, fueron permitidos por el propio Estado, inclusive algunos funcionarios han aprobado cosas totalmente irregulares. Lo vemos acá, en la puerta de Luján como un hipermercado se asentó en una zona inundable, la cual es, o era, la vía de escape del río. Eso en el futuro va a perjudicar aún más la situación. Y lo que indigna es que lo denuncias y no pasa nada.
- ¿El Municipio puede lograr algo o depende del Gobierno Provincial?
- La realidad es que se patean la pelota, dicen que está aprobado desde antes pero bueno hay que encontrar una solución y no excusarse de que otro funcionario lo aprobó. Hay que tener voluntad de decir que está mal y clausurar, es una cuestión de sentido común.
- ¿Sentís que la gente tomó conciencia después de las últimas inundaciones?
- No solamente tomó conciencia, sino que tienen el sentimiento que no se va a solucionar más. La prueba está al recorrer la calle Francia y ver la cantidad de casas que se venden. Esa gente que, al igual que la que vive en la zona del Quinto, le colocó el cartel y otros que ya mal vendieron sus propiedades es porque están descreídos a sapiencia de que no van a tener solución. Una mínima lluvia hace que se desborde el río.
- Hace no muchos años hubo doce desbordes.
- En el 2014, alrededor de siete fueron arriba de los 3 metros y medio. Para que tengas una idea, con un río con 2.80 metros ya hay evacuados o sea que hubo familias que fueron seis veces evacuadas en un año.
- La Gobernadora dice que ya se está trabajando sobre la cuenca del río Luján…
- En realidad aún no se comenzó a trabajar. Nosotros nos reunimos con la gente que va a financiar la obra, que va a destinar 120 millones de dólares para la primera etapa, 120 millones para la segunda y ahora se consiguió un fondo verde por 58 millones de dólares.
- ¿En qué consisten esas etapas?
- Se basa en construír un canal paralelo al Santa María ya existente, que va a desagotar en el río Paraná. También una especie de encauce desde la ruta 6 hasta el ferrocarril del Belgrano Norte, y el reemplazo de dos puentes ferroviarios, el del San Martín y el de Urquiza. Además, incluye una ampliación de los puentes de la Autopista Nacional 8 y 9. La segunda etapa corresponde a la zona de Luján que también es la ampliación del cauce desde Jáuregui hasta la Ruta 6, el reemplazo de dos puentes y la ampliación del puente de la Ruta Provincial número 6 y tres puentes de Mercedes.
- ¿Qué falta para que empiecen?
- Es un tema burocrático. Primero había que crear un ente autárquico, el cual ya se creó y se llama COMILU pero no está regulado y por eso no puede recibir dinero. Lo único que tiene es la designación de sus autoridades. Por otro lado falta terminar el estudio de impacto ambiental de todas las obras y las licitaciones.
- ¿Crees que se van a cumplir las tres etapas?
- Dudo
- La verdad no esperaba esa respuesta.
- Creo que no. Principalmente la última etapa que es la fundamental para la ciudad de Luján
- ¿En qué consiste?
- En construir los reservorios río arriba para contener el agua de los campos y a través de compuertas ir liberándola poco a poco.
- ¿Por qué dudas?
- Por la razón de que todavía no se habló con los dueños de los campos, los cuales son empresarios muy poderosos. Si todavía no se habló con ellos, ya debería estar trabajando una comisión de abogados para darles a los empresarios un contrato de servidumbre por los campos y ya de forma anticipada mostrando la buena voluntad del Gobierno Provincial…
- ¿Y en caso de que ellos se nieguen?
- Se deberá dar un inicio de expropiación pero de todas maneras tarda años un juicio de tal magnitud. Que se cumpla la totalidad del plan… dudo. Sí que se realicen las primeras dos etapas.
- ¿Eso aliviaría bastante, poco o nada la problemática?
- No la soluciona. Vamos a tener inundaciones pero no vamos a tener tanto tiempo el agua en las calles. Hemos tenido el río (metafóricamente hablando) dentro de las casas por semanas, con todo lo que ello implica, bueno, en vez de semanas, serán días, pero la inundación la vamos a tener igual.
- ¿Por qué armaron una Asociación Civil?
- Porque nos va a permitir observar desde adentro el manejo del COMILU. Además ya estamos dialogando con distintos entes para poder tener un propio sistema de alerta temprano en el cual nos anuncie a nosotros que en tantas horas nos pueda avisar que el río está con una altura tal que nos dé tiempo para avisarle al vecino que le va a llegar el agua y poder ir evacuándose sacando la mayor cantidad de bienes materiales. Por otro lado queremos hacer un censo para saber que vecino tiene problemas de capacidades diferentes u otro tipo que necesite energía eléctrica, como es el caso de un electro dependiente […] para eso es necesario que la Cooperativa Eléctrica les haga un sistema aéreo para que no sufran los cortes. Es mucho el trabajado que hay que realizar.
- ¿Un deseo?
- Luego de un largo y profundo suspiro… “Que se cumplan las tres etapas así los vecinos puedan dejar de sufrir”, comenta Sergio Frascaroli dándole un cierre a una entrevista delicada desde todo ámbito, perspectiva y añoranzas. “Hay gente que empieza a llover y se pone a llorar”. Finaliza con la voz quebrajada.