UNA NOTA DE MARGARITA ELIAS

Con sus 76 años de vida le tocó afrontar uno de los sucesos más duros e impensados: la fuerte tormenta que se desató durante la noche del 16 de diciembre y la madrugada del 17, que provocó destrozos en todo el partido de Luján, dejó como saldo dos personas fallecidas en la localidad de Olivera y heridos leves tras volarse el techo de la institución ubicada en Colón 1756. Sin hundirse en el lamento, los catorce miembros de la Comisión Directiva -junto alos 160 socios y vecinos- no quisieron perder ni un segundo y comenzaron por remover los escombros y planificar cuáles serían los trabajos a realizar para reconstruir gran parte del lugar que había quedado en ruinas.
El material necesario para comenzar las obras llegó a los pocos días por gestiones del gobierno municipal, a través del Ministerio de Desarrollo Social de Provincia. Además de hacerse presente el intendente Oscar Luciani, junto a la secretaría de Políticas Sociales, Mónica Issouribehere y el director de Deportes, Emilio Pignataro, concejales de la oposición también tomaron cartas sobre el asunto presentando un pedido de subsidio a la Secretaría de Deportes de la Nación y al Departamento Ejecutivo Municipal.
Por su parte, quienes se solidarizaron con la causa fueron los clubes Colón, Ferro y Platense, y también P.A. y S., poniendo a disposición su salón para futuros eventos para recaudar fondos. Y desde el programa Clubes de Argentina, se espera en diez o quince días tener noticias sobre la ayuda económica solicitada.
Pero hoy por hoy, lo que le urge a su directorio, es poder solventar la mano de obra: son cinco los albañiles que casi todos los días trabajan de sol a sol en las reparaciones, codo a codo con socios y vecinos que se suman a dar una mano. Por esto mismo, el pasado sábado 10 de febrero (a casi dos meses de cumplirse el lamentable hecho), se realizó una “Peña solidaria” a total beneficio y una rifa que ya lleva vendidos 200 de 500 números para poder recaudar el dinero que hace falta.

A CIELO ABIERTO
A pesar de lo sucedido, un gran y cálido saludo de “BIENVENIDOS” podía leerse con ánimo y esperanza en la pared donde se situaba el escenario. Con “huesos” viejos y nuevos, así y todo, el querido Club San Lorenzo aún conserva la fuerza para recibir a cientos y cientos de personas que quisieron estar presentes para vivir una emotiva noche de festejo y solidaridad. Tan sólo una hora había pasado de las 21:00 y ya las calles desbordaban de autos estacionados y de familias que llegaban caminando. Hasta el momento, unas 180 personas ya estaban disfrutando de los shows programados (se presentaron artistas locales como Mulla Huayna, Sachapampa, Los López Heredia e Índigo, entre otros) y se deleitaron con hamburguesas y choripanes para la cena.
En medio de la corrida, el presidente de la Comisión Directiva, Carlos Milito, se detuvo unos minutos para dialogar con “Heraldo del Oeste” sobre el pasado, presente y futuro de la institución. “Para mí que he nacido acá en el club, que mis tíos, mis abuelos han sido los creadores de todo esto, por decirlo de alguna forma, fue una cosa muy terrible, porque lo estábamos acomodando muy bien; tal es así que vivíamos de los alquileres porque, gracias a Dios, teníamos todos los fines de semana cumpleaños, casamientos y fiestas todos los viernes y sábados. Era muy lindo todo y estaba muy bien el club. Fue una desgracia con suerte. Hubo heridos leves, pero podría haber sido muy muy feo porque se cayeron dos techos con vigas. Y fue un dolor muy grande porque uno se crió acá adentro”, expresó tras retrotraer el mes de diciembre de 2017 cuando fue la tormenta.
Estima que dentro de cuatro meses “todo volverá a la normalidad”: Albana Ausilio con el gimnasio, también las clases de Taekwondo, bachata y patín, y cien niños retomarán sus actividades en la escuelita de futbol.
Mientras más y más gente iba llegando (se calculó un total aproximado de 250 asistentes), y la música sonaba cada vez más fuerte “al aire libre”, Milito reflexionó sobre la importancia que es tener un club en el barrio: “Recuerdo cuando venía de chico, estaban los veteranos, quienes te enseñaban a caminar, quienes te mostraban todas las actividades que había. El pasatiempo que vos tenías acá era agradable. Ahora los chicos no se están acercando mucho. La verdad que nos cuesta que los chicos vengan. No es como antes. La vida ha cambiado mucho, pero el club es necesario, es una contención muy importante. No nos quejamos porque estamos casi todos los clubes con el mismo problema. Desgraciadamente se están perdiendo. Ojalá que no ocurra… ¡por favor, organicémonos para que esto no ocurra!

PARA AGENDAR Y AYUDAR
El viernes 9 de marzo se realizará una Peña de Tango y Folklore con artistas muy importantes (“Estamos hablando con el Chango Spasiuk que quiere hacer una peña al aire libre como ahora. Le encanta todo esto, es muy amigo y de vez en cuando aparece acá en el club”, comentó Milito). Y para los fanáticos del futbol, se está organizando un partido con reconocidos jugadores de Independiente y San Lorenzo, para no perderse.