TRABAJOS DE ARREGLO DE LA CALLE ALMIRANTE BROWN A LA ALTURA DE LA TERMINAL DE OMNIBUS, ENTRE LA AVENIDA NUESTRA SEÑORA DE LUJÁN Y LÉZICA Y TORREZURI.

UNA NOTA DE DANIEL MARIO TORRES

...Sabe una cosa vecino, se me hizo larga la quincena, es que cuando vamos sumando años parecería que hacemos un pequeño balance en cada movimiento, en cada oportunidad, es que se nos presenta siempre un tema y en esta oportunidad un tema picantito y le digo una cosa últimamente nuestro país está lleno de temas picantitos, hay un buen surtido. No nos falta casi ningún tema, mejor dicho nuestros años hacen que observemos y juzguemos con libertad aunque no podamos definir sobre ellos, sobre casi ninguno.
Nos debemos conformar con nuestro diálogo y con el pensar que Dios nos hizo vivir otras epócas, otras formas y otras maneras de vivir.
Otras personas que a lo mejor no nos aceptaron o no se unieron a nuestro pensamiento, y esas raíces que aún hoy nos llenan de orgullo y no es que vivamos del pasado, solo que considero era realmente más humilde desde la personalidad al accionar de cada individuo y ojo que había brabucones pero erámos más los comunes como nosotros, ya que, después de conocernos y charlar varios cafés me atrevo a decir somos el más común de la gente.
Por empezar le cuento el viaje de la Línea 57 bien y tranquilo, después de haberlo esperado, salvo que hay ir llegando las bolsas de basura al costado de la Ruta parecían macetas adornando los costados del camino, dada la variedad de colores, todo lo peor y sin reparo ninguno fue el costado del playón de la Terminal de Omnibús, donde bolsas reventadas daban un feo aspecto y no le digo del piso que había que adivinar de que color era, pues es tanta la mugre acumulada sobre el mismo que no se sabe de que color era.
Además el franco deterioro del pavimento que pasó de rajadura a pocito y ahora directamente a hundimiento de media calle, con evidente peligro para el paso de los autos, micros y motos que parecen acrobátas de circo eludiendo y tratando de esquivar esas deformaciones, pero llegamos y comienzo mi caminata hacía encontrar el café de primera marca que hoy atiende con mesas el servicio consabido que antes llamabámos bar.
Acá lo encuentro yo a usted y a la moza le haremos
el pedido como siempre, cortado en jarrito y café con leche acompañado de dos medialunas y aquí ustede Don Vecino comienza hablarme y me dice que el tema de la limpieza no se arregla con el Gremio que está duro y con mucha bronca, pues no llaman para arreglar, así que sigue el conflicto. Me cuenta que últimamente se llenó de cartelitos al frente de muchas casas con la leyenda se vende y datos del martillero o rematador que le dicen, no sé a que obedecerá este nuevo fenómeno, más algo me dice que seguirán muchos vecinos o cambiarán por otra casa, más chica o con menos metros, vaya uno a saber.
Lo cierto, se viene un cambio, el motivo no lo sé, me responde el lujanense y yo me quedo sin saber, será que a lo mejor la falta de proponer una ciudad más atractiva y no quedada en el tiempo pues hasta en la terminal se le nota el deterioro del tiempo y cargarles las tintas a grandes y hermosos canteros le faltan plantas, también faltan bancos y mesas duras o de cemento, para tanta gente que acude para cumplir con la fé y de paso están el día o para descansar, se toman unos buenos mates, que es la costumbre del pobre y del que no lo es también.
Claro que todo esto es gasto, y el municipio no podrá o no tendrá presupuesto, abría que encontrarle la vuelta y no dejarlo así.
Mi Querida Capital de la Fe, ni Noble “Negro Manuel” a quien podríamos pedir el que se interesara en darle esperanza y color a todo para el gran turismo que llega en todos los días del año y que gustoso estaría de venir aún más seguido y traer o comentarle a parientes o vecinos que más allá de la Virgen, hay mucho para disfrutar, sin que vayan a otros lugares que siempre aprovechan festejos o visitas de turistas, pues la gente siempre deja alguna que otra ganancia y así seguir fomentando que recuerden a Luján, uy no me dí cuenta la hora que se me hizo y ya me tengo que ir, le ruego que me perdone por decirle tantas cosas, le juro que sanamente yo las quisiera hacer, solo me cuesta pensar el creer que la gente haya elegido a sus representantes y éstos no se conmuevan o intenten de realizar, pues no creo que exista un partido de no querer resolver y solo pienso en prevalecer con discusiones absurdas.
No se bien de qué se trata pero desde ya me opongo, no lo podrían hacer o eran de cualquier partido.
Bueno será hasta la próxima ha sido un gusto de estar con un vecino que amá a su querida Capital de la Fe, no afloje que a lo mejor alguno nos escuchó y se pone a trabajar y a darle vida a esta vida, y de esa forma lograr que el próximo año lo voten con más gana los vecinos. Chau hastá la próxima vez.
Al cierre de esta edición que lástima se me fue el vecino de la Capital que justo reflexionaba sobre lo que hacía falta justo ahora que empezar a trabajar con mucha gana la gente del Municipio, empezaron por la calle y cro que seguirán, aquí lo estaré esperando cuando venga en unos días y compruebe junto a mi las obras que hacían falta.

PLATAFORMA DE ENTRADA DE MCIROS A LA TERMINAL