UNA NOTA DE HERNÁN LEONEL
Luego de recorrer tres cafeterías por el centro de Luján, dimos con la correcta. En ella y a la hora señalada, nos esperaba Juan López (35) para contarnos sus andanzas arriba de un caballo.
A pesar de arrancar jugando al tenis, su papá le dijo que si el proyecto que tenía le resultaba, él con apenas 12 años se recorrería el mundo jugando al polo.
El padre organizó torneos dentro del Country de Praderas, donde traía a chicos de distintas nacionalidades, a los cuales se les daban los caballos y se les brindaban todo tipo de aprendizaje. Los partidos se realizaban armando los equipos mezclando jugadores de diferentes países como por ejemplo, de Estados Unidos, de Brasil e inclusive de Inglaterra, Colombia y Ecuador.
Todo empezó como un “hobby”, pero en el año 2002 y con la organización montada, Juan López empezó a jugar al polo profesionalmente.
_ ¿Cuándo empezaste a viajar?
- En el 2005 estuve en Ecuador, al año siguiente me fui a Alemania donde estuve dos años.
- ¿Pero yendo y viniendo?
- Por lo general te quedas tres meses en cada país al que vas viviendo en el club que es el que te contrata.
- ¿Y las competencias se realizan en diferentes ciudades?
- Eso es lo lindo que tiene. Por ejemplo en Alemania nos
movíamos por todos lados. Estuve en Munich, en Stuttgart, y en otras ciudades que ahora se me fueron de la memoria. (Risas). Luego desde el 2008 hasta acá anduve entre Ecuador y Chile.
- ¿Estuviste dos veces en Ecuador o entendí mal?
- Si, sucede que la primera vez, me pagaban muy poco y tenía que rebuscármelas para que me alcanzara lo que me daban. Luego de haber estado en Europa y tener mayor experiencia, me ofrecieron organizar un club en otro lugar por otra suma de dinero, la verdad que valía la pena ir.
- Te fuiste armando de contactos
- Claro, al principio no ganaba mucho pero fui conociendo gente, la misma que luego me ofreció diversos lugares para ir.
- ¿Conociste a otros argentinos que contrataban como a vos?
- Un montón, a cada lugar que iba me encontraba con un compatriota. También había muchos italianos, suizos, e ingleses entre otros.
- ¿Vivian dentro de los Clubes?
_ Como nos movíamos mucho, por lo general teníamos una casa rodante y sino parábamos en algún hotel si es que estábamos cerca del club.
- ¿Qué es lo que más te enamora del polo?
- Los caballos, si se jugara en otro animal no se si jugaría.
- ¿Cuánto porcentaje se le brinda al jugador y cuánto al caballo?
- Hay opiniones muy divididas, para mi el animal es un 70%. Por otro lado si hablamos de un jugador como Cambiaso, ese porcentaje pasa a ser de él. La verdad que tiene un talento increíble.
- ¿Cómo ves al crecimiento del polo en la Argentina?
- Muy bien, va creciendo verticalmente y cada vez hay más gente interesada en aprender y jugar este deporte.
Hablando globalmente… no creo que haya muchos jugadores que puedan formar un equipo de 40 goles como lo puede hacer la Argentina. Tal vez Estados Unidos o Inglaterra, pero no más que estos dos.
- ¿Qué es lo lindo que tiene el polo?
_ Como dije antes, el caballo lo es todo en este deporte. Ahora que los estoy criando, te puedo decir que juego con las hijas de yeguas con las que anteriormente lo hacía yo.
Y cuando te das cuenta que son iguales a la madre o al padre, eso es lo lindo.
- ¿Recordas cómo se llamaba tu primer caballo?
- Malito. Lo tuve de potrillo y vivió hasta hace poco. Fue un excelente caballo.
- ¿Cómo te das cuenta de que es bueno para desempeñarse en esta disciplina?
- Mira, la verdad que el mejor caballo no es el que más corre ni el que mejor frena, sino el que te transmite algo, es el que te da la confianza de hacer lo que se te ocurra.
Me pasa con uno que tengo que es el mejor y además invendible. Piojo se llama.
- ¿Lo elegiste vos al nombre?
- No, cuando lo compré, ya se lo habían asignado.
- ¿Por qué se le respeta?
- Es que una vez que nacen, se los anota y es como si fuese su documento. Si uno se lo quiere cambiar se puede, pero por lo general no se lo hace.
- ¿Cómo es el ambiente del polo?
_ Es muy feo todo lo que sucede, es que al haber tanto dinero de por medio y como las temporadas son cortas hay mucha gente que te tilda como amigo pero que en realidad no lo es. Si las cosas no son claras, es muy difícil de manejar.
- ¿Cuántos torneos hay por año?
- Esta la temporada chica que es de dos meses, hay un torneo por mes de cada nivel y la temporada grande que es de tres meses con un torneo por mes.También hay los llamados “torneos satélites”, donde vienen muchos extranjeros.
Por otro lado me encantaría jugar un abierto, ya que nunca lo realicé. No se si con mi edad y con mi estado físico lo podría lograr pero sería divertido.