- Quiénes pueden acceder a la Pensión Universal para el Adulto Mayor
Las personas mayores de 65 años, sean hombres o mujeres, y que no cobren ningún otro beneficio podrán acceder al monto de la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), de carácter vitalicio que otorga la ANSES, que es el equivalente al 80% de la jubilación mínima.
Quienes la perciben obtienen también la cobertura y servicios de PAMI y acceden al cobro de las siguientes Asignaciones Familiares: por Hijo, por Hijo con Discapacidad, Cónyuge y Ayuda Escolar Anual. Asimismo, tienen la posibilidad de solicitar los créditos ARGENTA.
Los titulares pueden seguir trabajando para alcanzar los años requeridos de aportes, que les permitan tramitar luego una jubilación ordinaria.

- Todos los trámites ante la ANSES son gratuitos
La ANSES recuerda que todos los trámites que se realizan ante el organismo previsional son absolutamente gratuitos. Además, el personal no efectúa asesoramiento domiciliario ni solicita información privada de ningún tipo (números de tarjetas de crédito, recibos de sueldo, documentos u otros) en forma telefónica ni por sus redes sociales (Facebook y Twitter).
Las razones por las que el personal de la ANSES sí puede hacerse presente en los domicilios son para constatar el nivel socioeconómico, en el caso del pago de Asignaciones Familiares, y para acreditar real convivencia entre el solicitante y el titular fallecido, en el caso de las pensiones.
Asimismo, se resalta que no se debe permitir el ingreso al hogar a los agentes que realizan trámites domiciliarios si antes no se identifican mediante la contraseña verbal que solamente estará en poder del ciudadano y la ANSES.

- Qué es el Subsidio de Contención Familiar
La ANSES recuerda que el Subsidio de Contención Familiar es el beneficio que paga ante el fallecimiento de un jubilado o pensionado del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), ya sea residente en el país o en el exterior, y consta de una suma fija de $6000.
Para acceder al cobro, la solicitud debe realizarse dentro del plazo de un año a partir de la fecha de defunción del titular y teniendo en cuenta el siguiente orden de prioridad:
1. Persona física: debe haber denunciado el fallecimiento y acreditado el pago del sepelio/cremación del jubilado o pensionado a través de la factura de la empresa funeraria a su nombre, la cual certifica que el solicitante abonó la cobertura en forma directa.
2. Derechohabiente previsional: el monto es abonado junto con el beneficio de pensión sin necesidad de realizar ningún trámite adicional. En caso de coparticipación, es decir, cuando exista más de una persona con derecho al cobro de la pensión, el pago se liquidará en forma proporcional.
3. Herederos: accederán al subsidio si no se presentaron las personas físicas o familiares con derecho a pensión indicados en los puntos 1 y 2.

- Los jubilados pueden solicitar el cambio de lugar de cobro de sus haberes
La ANSES asigna a todos los jubilados y pensionados un banco o centro de pago para el cobro inicial de sus haberes. Si los titulares quisieran solicitar el cambio, podrán elegir entre diversas entidades bancarias habilitadas por el organismo previsional, una cuenta bancaria propia o una sucursal del Correo Argentino.
Es importante destacar que el trámite solo podrá ser realizado luego de haber cobrado por primera vez en la entidad asignada por la ANSES.
La modificación se hará efectiva, aproximadamente, a los 60 días corridos desde la solicitud de cambio. Mientras tanto, el jubilado o pensionado continuará cobrando en su banco habitual.