Escribe : Mario Daniel Torres
Que difícil son las cosas para unos y que fácil para otros. Claro con estos dos ejemplos serían el equilibrio de la vida que llevamos y todos conformes. Más yo, no lo veo yo creo que así sea y es más me atrevería a decir que como soy el que suscribe, detrás mío o junto a mí no hay menos de 103 familias, o sea, madres, hermanos, tíos, sobrinos, abuelos y todo aquel cristiano que un día los vio partir. Se enteró que aquel ser querido de 18 años se entregaba a la Patria, sin otro compromiso que el de volver en un tiempo prudencial con el honor de haber defendido a unas Islas que allá lejos y muy frías gritaban Soberanía, eran las Malvinas Argentinas.
Pasaron muchos días, meses, años, treinta y seis años para ser más exactos. Y junto al paso del tiempo las angustias de esas madres que los habían perdido y que lo peor no sabían donde rezar o dejar una flor, el por qué es triste y creo que nadie podrá imaginar el gran dolor, solo sus parientes, sus seres queridos, que cuando pudieron viajaron a esa lejanía y se encontraron con una cruz donde se leía “Soldado Argentino solo conocido por Dios”.
El grito de esas madres no lo quiero imaginar preguntando ¿Dónde estás hijo? Y como respuesta el silencio y solo el viento, la cerca que delimitaba el pequeño cementerio y nada más.
Pero Dios que está en todos lados escuchó y consoló a esas madres y alguien también escuchó ese grito desgarrador y haciéndose eco de ello lo asimiló como una obligación humana, ella también era madre y además es periodista. En aquel momento, de la Revista Gente, hoy Directora de Infobae, su nombre Gabriela Cociffi, una argentina de ley.
Pero tamaña empresa tenía que tener el sello de alguien que había estado en el lugar y que ahora es un Veterano de Guerra y así aparece Julio Aro, Regimiento Nº 6, de Mercedes, que se le ocurrió fundar en el año 2008 “No Me Olvides” en Mar del Plata, junto a él José Raschia y José Luis Capurro que con mucho sacrificio viajaron a Londres, a fin de reunirse con ingleses especializados en la posguerra y reunir información. De esas reuniones se enteró Roger Waters (Pink Floyd) quien comienza a escribirse con la señora periodista que junto a los veteranos estaba abocada al objetivo.
La misma le expresa su preocupación porque el proyecto de todos no avanzaba y es entonces que aprovechando una visita al país del inglés Waters le pide que cuando se entrevisté con la presidenta Kirschner, le haga conocer las inquietudes sobre el problema que llevaban adelante. Así Cociffi es llamada al tiempo por el Sr. Zannini quien le pregunta cuál era su objetivo y que respaldo tenía para solicitarlo, dándole un plazo mínimo del 27 de marzo como última oportunidad para que le presente el resultado. Y así fue que tanto la periodista como los veteranos viajaron al Chaco y a otros lugares y lograron inmediatamente que 103 familias firmarán el pedido que ellos perseguían. El cual era de lo más sano y querido por todos. Saber a quién pertenecía cada tumba.
También tomaron contacto en un primer momento con el Coronel del Ejército Inglés Geoffrey Cardozo, quien había sido el que se ocupara de proteger y dar sepultura a los cadáveres creando ese pequeño cementerio en Malvinas, en 1982.
Así con notas, escritos y peticiones que un primer momento no lograban nada del gobierno inglés, luego éste aceptó al equipo de Antropología Forense cuyo titular Luis Fondebrider quien es miembro fundador de ese equipo especial. Dichos equipos se establecieron en la Isla, no sin inconvenientes ya que los cajones de los cadáveres estaban casi desaparecidos por la mala calidad de la madera, así también hubo casos en que se encontraron crucifijos, cigarrillos, dinero, documentos y otros elementos que ayudaron a la tarea y que les fueron entregados a los parientes, imaginemos con que emoción. En otros casos se logró identificar por sus dientes y en otros que se hizo imposible se volvió a cerrar el ataúd, dejando constancia y quedando en el mismo lugar. Y aquí algo muy importante quizás no difundido como merecía fue el accionar y trabajo de la Cruz Roja Internacional que ayudó muchísimo a los 14 equipos, brindando ayuda al estudio de 121 tumbas donde se encontraron 122 restos y 90 de ellos fueron identificados.
Es importante decir el trabajo formidable de los veteranos y la periodista que a partir del cambio de Gobierno se agilizó mucho más. Puesto que la relación entre el Presidente Macri y la señora Theresa May con la colaboración de la Sra. Malcorra, hoy trabajando en España, intervinieron decididamente en esta causa justa en representación de los muchos dolidos familiares del Chaco, Misiones, Corrientes y otras provincias lejanas.
Ahora viajaron el 26 de marzo en horas muy tempranas y regresaran en el mismo día, previo al Acto de Reconocimiento de los 90 cadáveres y despedirse de su ser querido, que se fue a defender una causa, que aún hoy está en discusión en el aspecto político, pero no, en el ánimo de la gente donde estará presente de por vida. Gracias a estos muchachos por habérselas jugado en nombre de todos nosotros.
El pueblo también acompañó a estos atribulados parientes en su sentimiento y dolor.
El viaje se hizo en aviones, solo que esta vez, la visita al cementerio será mejor dado que la flor, la oración o las lágrimas caerán sobre cada héroe que por causas ajenas a nuestros sentimientos no figuran en los listados de los derechos humanos, dado que la Sra. de Carlotto había comenzado a saber de la gestión más los tropiezos con los ingleses hicieron que se molestará y abandonará la cruzada.
En otro orden, debo agregar que hubo un argentino, empresario virtuoso que sin estar mencionado nunca o por lo menos como debiera haber sido colaboró monetariamente en la construcción del cementerio y luego hace pocos meses sabiendo del trabajo de esta comisión Aro, Capurro, Cocciffi y Raschia no dudó y ofreció a cubrir el gasto total de ida y vuelta por avión a las Islas como así también de lo refrigerios, para sobrellevar tanta vigilia, el empresario es el Sr. Eduardo Euernkian, a quien no conozco pero merece ocupar un lugar en esta familia de argentinos que creermos en nuestro país, por el cual trabajamos.
El Sr. Zannini le impuso fecha al tema por orden de Cristina, pensando que no podrían lograr la firma, pero gracias a los Veteranos de Malvinas y a todos aquellos que trabajan y trabajaron para no ser olvidados Las Malvinas seguirán siendo Argentinas, Gracias a todos los que hicieron posible esta humana acción de recuerdo.