A la hora señalada y en el lugar pautado, Leonardo Boto, nos brindó una rica nota la cual se fue hilvanando pregunta tras pregunta. Luego de su última participación de una contienda electoral en la cual le tocó perder su banca en el Consejo Deliberantes de Luján, el ex Concejal apuntó contra la actual gestión municipal, nos brindó su punto de vista de la situación del país y nos dejó en claro que hacer está vigente para él.
- Más de uno firmó tu acta de defunción política tras la derrota que sufriste en las últimas elecciones.
- (Risas). Más allá de perder o ganar una elección, desde que terminé el mandato como Concejal, sigo con el compromiso con la comunidad y los vecinos de Luján. Con su desarrollo y en ese sentido hoy me encuentro avocado a la construcción del fortalecimiento del espacio político que aspira a ser protagonista en las próximas elecciones.
- Por lo que decís ya te postulas para el año que viene.
- No, eso va a depender de muchas cosas. Creo que hay que construir un espacio con una amplia mayoría, dialogar con todos los sectores y realmente poder formar algo diferente y que sea una alternativa al actual gobierno municipal. Las posiciones de uno u otro después se van a ir definiendo de acuerdo a un montón de factores.
- El espacio será netamente peronista o…
- El peronismo siempre fue frentista, usualmente fue con otras fuerzas. Tenemos un origen peronista que nadie niega y del cual estamos muy orgullosos, pero me parece que hay que trascender eso. Hay que forjar un frente que convoque a otros actores.
- ¿Cómo ves al peronismo?
- En un proceso muy fuerte de renovación, de reacomodamiento, de marchas y contra marchas […] Me parece que se cerró una etapa en el 2015 y ahora hay otra en donde hay un peronismo que trata de acomodarse.
- No se puede negar que Cristina Fernández de Kirchner suma un fuerte caudal de votos pero al mismo tiempo rompe con algunas dicotomías y no deja forjar esta renovación de la cual mencionaste.
- Creo que la pregunta va orientada a la lógica que quiere imponer el gobierno y partir a la oposición y… no hay que caer en esa lógica.
- Creo que todos los protagonista, incluida Cristina han expresado que el desafío es armar un frente que supere las divisiones del pasado y ahí es a donde el peronismo debe aglutinarse y convocar a otras fuerzas para crear, como dije anteriormente, una alternativa a un gobierno que hace agua por todos lados.
- ¿Cómo ves desde afuera la gestión de Luciani?
- Tenemos un veranito económico que le trajo alguna obra pero Luján sigue sin rumbo. No enfrentó uno de los tantos problemas históricos que tiene la ciudad. Hablo del basural, no se enfrentó ni se corrigió el tema de la atención médica del Hospital, no se solucionó el problema de infraestructura que padece la ciudad; hablo de la planta de tratamiento, de una aprobación definitiva del código de ordenamiento urbano, hablo de un apolítica para captar inversiones y convertirlas en trabajo genuino; digo, Luján sigue a la deriva a pesar de tener el mismo color político que la provincia.
- Del turismo ni hablemos mejor.
- No hay un plan turístico. No lo hubo y no creo que en lo que queda de este año y el próximo lo podamos visualizar.
- ¿Tan difícil puede ser?
- Difícil es, no hay dudas de eso, ahora no es imposible. Primero es el terreno de las ideas. ¿Qué vamos a hacer?, ¿Qué proyectos tenemos? Nuestro espacio tiene un plan estratégico que no pierde vigencia porque no se ha mejorado nada. Lamentablemente el gobierno local, creo que se vio beneficiado en las dos últimas elecciones por una gran corriente nacional y para de contar. Ahora, a medida que van pasando los meses, la realidad que pretendía ser brillante no se va dando, creo que hoy la gente empieza a preguntarse estas cosas y una de ellas es: ¿Qué le pasa a Luján?
- Los empleados municipales están de paro. Alguno me comentó que se debe al pacto fiscal que firmó la actual gestión en Enero. ¿Es así?
- El pacto fiscal se hizo, hubo una presión muy fuerte de la provincia. Nuestro espacio en el Concejo Deliberantes votó en contra de este pacto pero no hay que enrededar. Esto es confundir a la gente. perfectamente el gobierno municipal se puede y va a estirarse. Creo que es una gestión negociadora a la cual no le interesa el conflicto y seguramente tendremos unos cuantos días de paro hasta que las partes acuerden.
- ¿La obra de la calle San Martín la terminó pagando el municipio?
- No sabría decirte porque no tengo acceso a esa información, además una de las cosas que caracteriza a la gestión Luciani es en encerrar toda la información bajo diez llaves. Realmente acceder a documentación económica del municipio a números finitos es cuasi imposible.
- ¿Qué opinión merece la termoeléctrica?
- Más allá de mi opinión, claramente Luján no acepta industrias de tercera categoría. Acá se dejó realizar una inversión de 220 millones de dólares sabiendo que no podía tener aprobación legal. Para colmo el gobierno municipal ni se había enterado y cuando se vio apretado intentó disfrazar todo esto a través de siete expedientes, trató de engañar al Concejo e incluso a los propios Concejales del oficialismo y hoy está entre la espada y la pared.
- ¿Te molestó luego de las elecciones que gente que integró la boleta, de la cual encabezaste en dos oportunidades, luego se haya apartado del bloque?
- No es solo lo que me parece a mí, cuando integro una boleta lo hago por un proyecto pero hay otros que no lo ven de esa manera. Por eso creo que es la política que tiene que terminar con estas cosas que no le suman y la dañan. Los oportunistas, aquellos que no integran un proyecto sino una cuestión personal… me parecen… lamentable y degradante.
- ¿Pero te molestó?
- Los enojados son los votantes no yo. Se les faltó el respeto a ellos.
- ¿Cómo ves la gestión de Macri?
- Con muchas mentiras, con promesas de campaña que aún no realizó. Hay un ajuste que está viviendo gran parte de la población, además de un déficit de la República que es por culpa de los subsidios que se bajaron en un %70. Ahora el déficit está armado por la deuda externa que él propio generó. Se endeudó el país en 200.000 millones de dólares y no ha realizado nada, fue todo a la timba financiera. El propio FMI (Fondo Monetario Internacional) dijo que la Argentina fue el paraíso financiero de los dos últimos años. Eso lo pagamos todos nosotros. Es una mochila que les puso a todos los argentinos otra vez. Se interviene constantemente la Justicia…
- Antes también se intervenía
- Los niveles de coacción que hay sobre algunos Jueces y sobre la Cámara la verdad que no lo veías hace unos años.
- ¿Te gustaría ver al Presidente fuera del Gobierno antes de tiempo?
- No, para nada. Todo lo contrario. Quiero que llegue al 2019 y me encantaría que pierda las elecciones y que cumplamos no un gobierno, no Macri, no Leo Boto, que la Argentina tenga un buen desenvolvimiento institucional. Es fundamental y realmente espero que la gente pueda tener una mirada objetiva y pueda votar inteligentemente y frenar a Cambiemos ya que ésta empobreciendo al grueso de la población; pero que se cumplan a raja tabla todos los ciclos constitucionales que tienen que cumplirse.
- En lo personal estás dando clases, ¿no?
- Sí, en la UCA (Universidad Católica Argentina) y con varios proyectos por fuera del ámbito de la política.
- ¿En qué quedó el Centro de Estudios Luján 2020?
- Sigue su curso activamente como cuando se inauguró. Es más, próximamente vamos a estrenar nuestra nueva sede en la esquina de la plazoleta Estación Basílica el cual será un lugar de encuentro, de discusión, un lugar donde debatamos los temas que le pasan a la ciudad. Queremos que sea un ámbito para seguir proyectando ese Luján que todos queremos ver y hacer. Un hacer con mayúsculas para darle un rumbo real a Luján, para que vuelva a recuperar el resplandor que supo tener, salir de la chiquitita, del negocio chiquito, empezar pensar a lo grande, a un Luján que se proyecte al futuro. Pero te vuelvo a repetir, el gran desafío es el hacer con mayúscula.