Hace poco más de un año, un grupo de voluntarios del Complejo Museográfico Provincial “Enrique Udaondo” que se encontraban trabajando en recuperar el patrimonio automovilístico del museo, muy afectado por las recurrente inundaciones, se acercaron a su Directora María Teresa Tartaglia de Silvano para tratar de cambiar el rumbo de nuestro querido museo, ya que éste se encontraba en un estado muy preocupante, tanto ediliciamente como funcionalmente, a punto que, a excepción del Museo del Transporte y Biblioteca, todo lo demás estaba cerrado, sin fondos y no existía actividad alguna.
Para revertir el estado de colapso en el que se encontraba el complejo en primer medida este voluntariado se reorganizó en la Asociación Civil Museo Histórico Enrique Udaondo y comenzó a realizar un esfuerzo muy importante para lograr revertir la situación. Para ello se necesitaba generar fondos propios y con aporte de los integrantes de la comisión se logró recuperar un sector abandonado por más de 20 años (sector Area 3 comprendida en la manzana Nuestra Señora de Luján entre 25 de Mayo y Alte Brown).
Allí se armó “La Exposición permanente de autos clásicos e históricos” y además se realizaron distintas exposiciones de automóviles y motos clásicas, inclusive hasta un recital de la reconocida banda del nieto Astor Piazzola, “Escalandrum”. Esto permitió que con todos los eventos, más las entradas a este sector ingresara divisas no solo para poner en óptimas condiciones ese sector sino que comenzaron a revertir la situación del museo.
Esta comisión junto con el apoyo de la Dirección del Complejo y el Ministerio de Gestión Cultural no se conformó con recuperar el Area 3, sino que emprendió una tarea titánica que es la puesta en valor del Area 1 (manzana donde se encuentra el Cabildo y el sector histórico del museo) y en este momento se encuentran refaccionando más de 10 salas a nuevo (techos, paredes, pisos, aberturas, pintura, iluminación, cámaras de seguridad) un trabajo que no solo incluyó el comienzo de la remodelación de las salas, sino también han logrado recuperar la carpintería (algo fundamental, debido a que por años estuvo abandonada y por ende todas las aberturas del museo siendo de madera están totalmente dañadas).
No solo en la parte edilicia se enfocó el trabajo de la Asociación Civil, sino también en preservar, recuperar el patrimonio (algo que nos pertenece a todos nosotros) y no solo lo están logrando sino que lo están crecentando a base de gestión.
Por ejemplo, próximamente van a recibir un coche de subte “La Brugeiose” de 1918 de los primeros que circularon por la Linea A de subterráneos y gracias a ello el Complejo va a ser el único museo en tener el modelo completo de vehículos a riel que transitaron por el país ya que cuentan con “la Porteña” y el tranvía a caballos.
En este momento tienen por delante la recuperación del Salón Balcarce para ellos se necesita mucho dinero, pero no hay dudas que siguiendo los preceptos de su fundador don Enrique Udaondo “trabajar por el Museo de Luján es un signo de argentinidad” seguramente lo van a conseguir.