Escribe: Hernán Leonel

Lamentablemente en las últimas décadas se han realizado infinidades de huelgas. En la Argentina se protesta y se cortan calles por el simple hecho de hacerlo. La Constitución avala el derecho y no soy quien para ponerme en contra. Ahora, ¿ha funcionado alguna vez?, ¿se han logrado cambios sustanciales a lo largo de la historia? Todos sabemos las respuestas. Pues bien, para que se sigan realizando si se sabe cuál es el final... no lo sé. O más bien, si. O creo.
Se ha naturalizado de tal manera que cualquier grupo político, piquetero, sindical u de otra índole pare un país en pedido de trabajo, imposibilitando a aquel que quiera ir a trabajar no pueda.
Los piqueteros cortan rutas, calles, accesos, y los gremialistas no tienen mejor idea que cortar los servicios públicos. Unos genios.
Lo lamentable es que dicen hablar por y para el pueblo y cuando se presentan a elecciones no sacan ni un 5 %.
Entonces, ¿a quiénes representan? Eso sí, sacan pecho y se inflan como globos de aerostáticos a fuerza de fuego. Bien sabemos que luego del incendio feroz, solo queda humo. Es que a fin y al cabo, humo son, humo venden y fuego es lo único que saben propagar.
Es el quinto paro nacional que le hacen al gobierno de Maurico Macri en lo que va de su gestión. La mayoría de estos grupos no ven la hora de que la crisis de agudice para que el Presidente se vaya y vuelvan los pibes para la revolución.
Tengamos en cuenta que para que ellos vuelvan se necesitan algunas cuestiones. Primero, debe renunciar Michetti, luego el presidente del Senado y luego el de Diputados.
Tras esas renuncias, deberá hacer lo mismo el Presidente de la Corte que anunciaría una asamblea constituyente. Ahí sí, volverían los pibes revolucionarios guevaristas, maduristas, y anti-golpistas que solo buscan transformar la patria. ¿No es más fácil presentarse el año que viene?
Primero, hay que ver quienes están dentro o fuera de la cárcel, ya que varios de los “pibes” y otros no tanto, se la pasan en Comodoro Py.
Por lo pronto y como no se nos ocurre otra idea, hago paro.
Se pide trabajo, pero de fondo… ¿es eso lo qué piden? La ministra de Desarrollo, Stanley días atrás se comunicó con el referente de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, para ofrecerle 500 puestos de trabajo.
Asombrada quedó la ministra tras la negativa del referente. El audio es de puro conocimiento. Lo pueden chequear en distintos portales.
Los planes sociales sirven y deben seguir existiendo, ya que gran parte de la sociedad atraviesa una feroz crisis y hay que proteger a los más vulnerables. Pero si los referentes los utilizan como viene sucediendo hace más de 30 años; se hace todo cuesta arriba.