El Canal Santa María conecta un codo del Río Luján con el río Paraná y fue hecho en los años 80.
Durante muchos años muchas personas e instituciones han puesto en duda su utilidad para mitigar las inundaciones del Río Luján.
Durante el gobierno de Daniel Scioli se llevó adelante un estudio para determinar que se debería hacer para mitigar las inundaciones.
Esto fue hecho por la empresa Serman y Asociados que proponía solamente ensanchar y limpiar el Canal y luego desde el Ministerio de Infraestructura de la Provincia se propuso una modificación de la obra realizando un ensanchamiento del canal y sumando un Canal Paralelo sin explicar el motivo de dicha obra que si beneficiaba a un emprendimiento inmobiliario a un costo de 583 millones de pesos.
Los miembros de la Asociación Civil Inundados de Luján se puso a investigar el tema y fueron conociendo a distintos actores que llevaban años estudiando el tema que les dieron las razones técnicas por las cuales el hecho de realizar esta obra de este canal no tendría ninguna utilidad para los inundados.
Unos datos sencillos, a tener en cuenta es que normalmente el Río Paraná ingresa sus aguas dentro del canal hacia el Río Luján como transformándose en un afluente en vez de comportarse como un efluente.
Investigando la Asociación descubrió también que realizar un canal paralelo favorecía a un emprendedor, el “esta obra pública, pagada por todos los contribuyentes duplicaba la cantidad de amarras para sus marinas al mismo tiempo que la tierra extraída le permitiría formar el terraplén para lograr el camino necesario para atravesar este humedal pantanoso de su propiedad.
Durante años, distintos miembros de la comisión recorrieron todas las dependencias públicas para reclamar que esta obra irregular no se llevara a cabo.
Fueron varias veces al Ministerio de Infraestructura, plantearon este tema ante autoridades de la Confederación Andina de Fomento (Entidad Bancaria que aporta 200 millones de dólares para la realización del Plan Integral de obras sobre el Río Luján), también tuvieron audiencias con los intendentes del cuenca con los cuales sobrevolaron la zona mostrando cuál era el problema, enviamos mails y también hicieron notas en todos los medios explicando este problema, en varios pedidos de audiencia a la Gobernadora explicaron que esta obra podría ser denunciada como un posible caso de corrupción para favorecer a un negocio privado con una obra pagada por el bolsillo de todos los contribuyentes bonaerenses.
Hoy informaron oficialmente a la Asociación Civil Inundados de Luján que la obra del Canal Paralelo “No se va a Realizar” solo se va hacer una limpieza del canal actual.
Los contribuyentes de la provincia de Buenos Aires nos hemos ahorrado unos 600 millones de pesos en una obra inútil para los Inundados de Luján.