EDGARDO LUDUEÑA

EN BÚSQUEDA DEL ARCA PÉRDIDA
Nuestra próxima salida fue para investigar sobre la enigmática Arca de la Alianza en Etiopía, recorriendo National Archives, Tiglachín Monument y Saris Abo Church.
Saris Abo Orthodox Church es una iglesia ubicada en un suburbio de Addis Ababa, simboliza para nuestra investigación, uno de los múltiples templos de Etiopía que contiene una réplica del Arca de la Alianza buscada. Según nos cuentan, todas las Iglesias de Etiopía cuentan con una réplica del Arca.
El Arca de la Alianza fue un cofre sagrado que según la tradición judía y cristiana se realizó por mandato de Yahveh y contenía tablas de piedra en las cuales se encontraban los Diez mandamientos que Dios ordenó realizar a Moisés en el Monte Sinaí, según la Sagrada Biblia con estos términos:
“Formad un Arca de madera de Setim, que tenga la longitud de dos codos y medio, codo y medio de anchura y de altura otro codo y medio, y la cubrirás por dentro y por fuera con planchas de oro purísimo, y encima labrarás una cornisa de oro alrededor y cuatro anillos de oro, que pondrás en los cuatro ángulos del Arca; dos de un lado y dos en otro. Harás también unas varas de madera de Setim y las cubrirás igualmente con láminas de oro, y las meterás por los anillos de oro que están al lado del Arca, y servirán para llevarla; las cuales estarán siempre metidas en los anillos, ni jamás se sacarán de ellos. Y pondrás en el Arca las tablas de la Ley, que yo te daré.
Harás también el propiciatorio de oro purísimo, dos codos y medio tendrá su longitud, y la latitud codo y medio. Harás dos querubines de oro macizo labrados a martillo, y los pondrás en las dos extremidades del oráculo o propiciatorio. Un querubín estará en un lado, y otro en el otro, y han de cubrir entre ambos lados del propiciatorio, extendiendo las alas sobre el propiciatorio, mirándose uno al otro con las caras vueltas hacia el propiciatorio, con el cual se ha de cubrir el Arca. Dentro de la que pondrás las tablas de la Ley que te daré. Desde allí te intimaré yo mis órdenes; desde encima del propiciatorio, y desde el medio de los dos querubines puestos sobre el Arca del Testamento, te diré todas cuantas cosas hubiera de ordenar por tu medio a los hijos de Israel.” (Moisés en el Monte Sinaí, Sagrada Biblia, Cap. XXV, Pág. 81) En múltiples escritos, también se la conoció con denominaciones como “El Arca del Pacto” o “El Arca de Yahveh”. El Arca no tuvo un lugar de exposición permanente, estuvo en pueblos como Eben – Ezer, Asdod, Gat, Ecrón, Bet – Semes, hasta que se erigió el “Templo del rey Salomón” ubicado en el Monte Moriáh en Jerusalén, Israel. En ella ninguna cosa había sino las dos tablas de piedra que allí había puesto Moisés en Horeb. Luego, al pasar los siglos de peregrinaje y aventuras, el mítico cofre de oro, perdió todo rastro para ser ubicado.
En la actualidad existen diversas teorías sobre su ubicación (si es que aún existe); sin embargo, nosotros tomamos como referencia la relacionada a nuestro estudio en suelo africano. El libro sagrado de Etiopía, el Kebra Nagast, narra justamente que en tiempos del rey Salomón, la Reina de Sabá (territorios de Yemen y Etiopía), visitó Jerusalén y tuvo un hijo con el mismo, llamándolo Menelik I. Cuando este fue mayor de edad, regresó a Jerusalén y se hizo del Arca de la Alianza transportándola hasta Etiopía, ubicándose esta, durante años en la isla de Tana Kirkos, en el lago Tana, y luego en Axum, en la Iglesia de Nuestra Señora de Sion, el lugar donde según los etíopes es resguardada hasta la fecha. La citada iglesia está fuertemente custodiada por militares y en el interior, solamente un sacerdote puede cuidarla hasta que muere y es remplazado por otro sacerdote preparado para cuidar el Arca. Desde hace aproximadamente 3000 años, la mítica Arca de la Alianza, esa que contiene las tablas con los mandamientos que Dios entregó a Moisés, se encontraría en suelo de Etiopía.
Desde Luján hasta Saris Abo Church, entre otras locaciones, dieron marco a la Gira Mundial de Patrimonio Histórico 2018 y los resultados se verán plasmados en un libro de patrimonio histórico a publicarse y presentarse el 20 de Mayo de 2019, y además, por cuarto año consecutivo, la búsqueda de tesoros patrimoniales continuará ya con un nuevo proyecto cultural en el exterior; “Heritage Worldwide 2019”.