UNA NOTA DE : MARGARITA ELIAS

Por segundo año consecutivo, la Asociación Civil Amigos del Complejo Museográfico Enrique Udaondo junto con la Municipalidad de Luján organizó y acompañó la visita más esperada del mes: Papá Noel llegó desde el Polo Norte hasta la “Capital de la Fe” para traer sonrisas y amor a chicos y grandes. Estacionó su trineo en la puerta de las instituciones que recorrió y tocó su campanita dorada al grito de “¡Ho, Ho, Ho…! ¡Feliz Navidad!” provocando el llamado de atención de todos aquellos que se encontraban a su alrededor.
Fue el domingo 9 cuando Santa Claus inició su gira local: visitó nuevamente el Hospital Nuestra Señora de Luján, en particular los sectores de Terapia Neonatal, la Unidad de Terapia Intensiva y Pediatría para llenar de abrazos y regalos a los más pequeños. Al igual que ellos, los adultos también se llevaron la sorpresa cuando su figura robusta con traje aterciopelado rojo y blanco irrumpió en las habitaciones de los internados con el fin de saludarlos por las Fiestas. Allí estuvo acompañado por el Secretario de Salud de la Municipalidad CPN Ricardo Curone, el Director del Hospital Dr. Héctor Raúl Re y personal de las distintas áreas visitadas.
De ahí partió escoltado por sus duendes, quienes arrastraban el “buzón mágico” con rueditas para que todos pudiesen depositar sus cartas. Asimismo lo recibieron en el Hogar Granja Padre Varela en donde que Papá Noel entregó regalos a los adultos mayores, presentes elaborados por la Asociación Amigos del Museo y donados por vecinos y diversas empresas. “Un día como éste representa la esperanza de todo aquel que dejó su cartita con la esperanza de recibir algo. La alegría de sacarles una sonrisa a esos chicos es enorme”, manifestó el presidente de la asociación civil del Museo, Sergio Frascaroli.
Mientras las calles estaban vacías por la Final de la Copa Libertadores de América y los vecinos estaban atentos al superclásico River-Boca, Papá Noel y sus duendes recorrían las calles bajo una lluvia que dejó de ser intermitente cuando arribó al último lugar que le quedaba por visitar: el Pabellón Belgrano, que es el Área III dentro del Complejo Museográfico donde lo esperaba su Directora, María Teresa Tartaglia de Silvano.
En ese lugar tan importante “donde se atesora toda la historia de nuestro país”, tal como dijo Frascaroli, una fila larga de niños y niñas de todas las edades se había formado por tomarse una fotografía con Papá Noel mientras que otros escribían su carta en una mesa a la que apenas alcanzaban. Tartaglia remarcó la obra de la Asociación Civil Amigos del Museo tras “rescatar” el Área III “después de 20 años de estar cerrada y afectada por las inundaciones”, además de haberse puesto como “mochila” el festejo de la Navidad y calificó como “una maravilla” el rol del vicepresidente Eduardo Nolasco como Santa Claus. “No solo el hecho de querer visitar a Papá Noel sino acercar a la gente al Museo que es muy importante porque como decía Udaondo: “Visitar el Museo de Luján es un deber nacional”, comentó Sergio con gran alegría.
El Pabellón Belgrano estaba repleto de vida y de risas, con todos los niños correteando por el lugar y jugando con los autitos y pelotas que habían recibido como regalo de Navidad. Cerca de las 20 y para el broche de oro, la Banda Rerum Novarum rodeó el Área III –ya que en la Plaza Belgrano se concentraban los hinchas del equipo de futbol ganador- con música navideña hasta ingresar al sector donde estaba Papá Noel. El Director de la orquesta, el Maestro Miguel Álvarez arengó a los presentes hasta con un género musical como el Reggaetón al interpretar el hit “Despacito” de Luis Fonsi y Daddy Yankee. “Queremos que ya se transforme en un clásico previo a las navidades, que Papá Noel se acerque a nuestra ciudad, y más para aquellos que no pueden ir a los shoppings a sacarse fotos con él, bueno, ahora está acá”, aseguró Frascaroli. Por su parte, María Teresa realizó una reflexión final: “Un evento como éste trae esperanza e ilusión para que todo salga mejor, además de unión, dialogo y respeto. El hecho de que llegue un Papá Noel realmente tan hermoso hace que los chicos se llenen de ilusión y vengan. La gente de los barrios evidentemente se ha volcado acá, por eso es realmente muy importante esta fiesta”.