UNA NOTA DE MARGARITA ELIAS

Tras la vigilia “Esperando el 2 de abril” realizada por el Centro de Veteranos de Malvinas durante la noche previa al evento central, el “Monumento Nacional erigido en gloria a los Caídos y Veteranos de la Guerra en el Atlántico Sur”, ubicado sobre la Av. Nuestra Señora de Luján y Dr. Ugarte, se colmó de vecinos y vecinas de la localidad para homenajear a los Caídos en Malvinas y reconocer a los Ex Combatientes que lucharon con honor en defensa de nuestra Soberanía.
Con una sensación térmica que rondaba los 24 grados y bajo el pleno rayo del sol (que ocasionó que varias personas sufrieran una baja en su presión corporal y fueran rápidamente asistidas por personal de seguridad y Bomberos Voluntarios), se dio por comienzo a las 10 puntual el acto por el 37º Aniversario de la heroica Gesta de Malvinas organizado por la Asociación Argentina Patria, Amistad y Servicio (P.A.Y.S) junto con la presencia del Intendente Dr. Oscar Luciani y otras autoridades municipales del Departamento Ejecutivo y del Honorable Concejo Deliberante.
La Asociación de Veteranos de Guerra Luján y Unión de Veteranos de Guerra Luján también se ubicaron cerca del atril para luego decir -cada uno por su lado- unas palabras en referencia a esta lucha que ya lleva 36 años vigente desde aquel 2 de abril de 1982, fecha en la que tropas argentinas desembarcaron en las islas del atlántico sur para reconquistar las tierras usurpadas por Gran Bretaña.
A los pies del primer Monumento Nacional, la imagen de Nuestra Señora de Luján ‘custodiada’, como es costumbre, por la Agrupación Ponchos Celestes y Blancos, y -desplegado por la escalinata- el pabellón nacional en manos de la Agrupación Izamiento de Pabellón Nacional en Plaza Belgrano. “Bandera gaucha, valiente/ libre al viento y sin murallas/ a cuántas duras batallas a pelear fuiste de frente/ no hace falta que me cuentes lo que pasó en las Malvinas/ ya mi mente se imagina que sufriste y que lloraste/ pero flameando quedaste porque esa es Tierra Argentina”, expresó uno de sus miembros.
Escalones más abajo y con una vista panorámica, estaban ubicadas las Banderas de Ceremonia de las escuelas e instituciones intermedias, la Cruz Roja, la Policía Local y autoridades de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Grupo Scout, Bomberos Voluntarios, Gendarmería Nacional, entre otros presentes.
Luego de entonar el Himno a la Bandera y el Himno Nacional Argentino a cargo de la Banda “9 de julio” del Cuerpo de Bomberos Voluntarios (dirigida por el Maestro Javier Arce), se procedió a la lectura de adhesiones y a la colocación de ofrendas florales a los pies del monumento que reza “Gloria, Honor y Memoria a los caídos en Nuestras Islas Malvinas, de la Ciudad de Luján” (en reconocimiento al Cabo Principal Rubén Alberto Torres, al Oficial Mecánico Enrique Hüdepohl y a los Soldados Jorge Alfredo Maciel y Roberto Marcelino Caballero); y “Gloria, Honor y Memoria a los caídos en la Posguerra de las Islas Malvinas” (en veneración a los solados Rubén Muffato, Hugo Assi, Juan Dodaro, Oscar Ajeres y Estanislao Puchalski Casimiro.
El toque de clarín acompañó al minuto de silencio en honor a los caídos en combate y acto seguido, el Rector y Cura Párroco de la Basílica Nacional, Padre Daniel Blanchoud, brindó una homilía y pidió por el descanso eterno de sus almas. La recitadora de poesías gauchescas, Ángeles Bartolomé, rindió nuevamente homenaje esta vez con una adaptación a la poesía “El Soldado Desconocido” de Salomón de la Selva, y a continuación la lectura de una carta a cargo del alumno Lucio Albarracín de la Medalla Milagrosa. “Hoy queremos reconocerlos. Ustedes son nuestros héroes”, expresó el niño.
Luego, fue Marcelo Bortolino, representante de Unión de Veteranos de Guerra quien se acercó al atril para agradecer por la gran convocatorias además del acompañamiento de sus familias, amigos y vecinos. Pidió depositar las flores a quien las tuviesen en sus manos en el “Cerco Vivo” y también en el Monumento Nacional, y seguido -pese a remarcar la separación de las instituciones integradas por los Ex Combatientes aclaró: “Venimos de la misma guerra”, tras expresar que “seguimos fortaleciendo los lazos de patrimonio”.
Quien tomó la palabra después fue Abel Rausch, presidente de la Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas, que hizo retomó los dichos de Bortolino y remarcó el trabajo que realizan también los más jóvenes. “Tenemos un legado de valentía y de amor”, argumentó Rausch. Recordó a los Caídos y subrayó que, a 37 años de la Guerra de Malvinas, “hoy todavía no terminamos de identificar los cuerpos”. Con lágrimas en sus ojos y sollozos que entrecortaba su voz, expresó al público: “Cuando volvimos, nos quisieron convertir en ‘pobrecitos, loquitos de la Guerra’”. Y con un silencio muy representativo prosiguió a contar una anécdota muy íntima: cuando un Ex Combatiente se queda -de pronto- con la mirada perdida. “La mayoría de las veces estamos buscando a ese jóven de veinte años. Hoy tenemos hijos, nietos, y hay que seguir peleando”, afirmó Rausch.
Para finalizar el acto central, y ya con autoridades de los Bomberos Voluntarios repartiendo vasos con agua a los abanderados y abanderadas que estaban allí, el presidente de P.A.y S., Luis Decataldo, se refirió principalmente al reclamo de Soberanía de las Islas Malvinas y su recuperación. “Siento dolor por la improvisación del Estado y el paso atrás por la recuperación de Las Malvinas”, dijo. Pidió a las autoridades nacionales “mantener el reclamo en todos los foros que correspondan, plantear objetivos estratégicos y bregar por la recuperación de las Islas en paz”. Al finalizar, entregó unas copias del libro “Lo que no se sabe de Malvinas” de Esteban Alberto Solís, y le dió el lugar al Dr. Oscar Luciani para poner cierre al homenaje.
“Nosotros les decimos ‘gracias’ por arriesgar su vida por esta tierra para que sea libre y justa”, dijo el Intendente Municipal. Aseguró que “queda mucho por recorrer” pero que el trabajo “debe ser de una manera unida”. Así, con la retirada del Pabellón Nacional y la imagen de Nuestra Señora de Luján, un nuevo aniversario se vivió para recordar a los Caídos y reafirmar que las Islas Malvinas son y serán Argentinas.