UNA NOTA DE MARGARITA ELIAS

En el marco de la ponencia titulada “Gobernar el municipio: Planificación, Participación y Desarrollo Urbano”, el arquitecto bahiense José María Zingoni ofreció una charla abierta organizada por “Somos Luján”, espacio político que lidera el ex diputado y precandidato a intendente Juan Carlos Juárez. El encuentro se desarrolló el pasado viernes 24 y tuvo lugar en el Club Colón, en la calle San Martín 667.
Fueron invitados concejales y funcionarios de todos los bloques (solo concurrieron la concejal Griselda Krauth, el edil César Siror y el Dr. Miguel Ángel Prince), representantes de instituciones de distintas actividades, y vecinos y vecinas tanto de Luján como de localidades aledañas. También asistieron los arquitectos Raúl Vilieri y Horacio Alcuaz (ex diputado nacional).
El evento comenzó media hora pasada las 19 y a sala llena. Luego de la presentación formal del arquitecto Zingoni (quien también fuera Senador de la provincia de Buenos Aires desde diciembre de 2007 hasta diciembre de 2011 y Asesor de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires del Bloque GEN, entre 2014 y 2015), Juan Carlos Juárez dio uso de la palabra en esta charla que “es muy importante en los tiempos que vivimos y que tiene que ver con la organización del lugar en el que cada uno de nosotros nos desarrollamos”.
En la apertura, el precandidato a intendente citó las palabras que el ex alcalde de Barcelona, Jordi Hereu i Boher, dijo cuando se presentó en el año 2015 en la Universidad Nacional de La Plata: “Tenemos que ir a la conquista del espacio público” porque “cuando el Estado no planifica, planifica el mercado y cuando el mercado califica, no tiene los mismos intereses que el Estado”. “Este es el desafío que tenemos los lujanenses en estos tiempos. Pensemos en una comunidad donde tenemos identidad. Esa identidad es la que nos va a permitir volver a tener sueños posibles, sueños para concluir”, aseguró Juárez.
Comentó además que previo a la presentación, estuvieron recorriendo junto con el arquitecto Zingoni distintos puntos urbanos centrales como el basural a cielo abierto, el Hospital Municipal Nuestra Señora de Luján, la zona turística de la ribera y algunos barrios, por lo que reflexionó a raíz de las propuestas y proyectos que se iban a ver a continuación que “no solo conlleva a transformaciones en términos sociales, económicos o con una obra, si eso no tiene la carga social y el compromiso de la transformación de las comunidades, queda sólo en una obra y la obra no identifica a la persona, con su quehacer o su importancia social”.
Por su parte, José Zingoni expresó: “Sin duda, Luján tiene los recursos. Por supuesto, lo que se necesita para llevar adelante estas cosas es tener un gobierno más fuerte que no solo piense en administrar bien sino también en transformar. Porque gobernar es transformar, es poder cambiar esa realidad. Y un gobierno, para mí, tiene que tener tres cosas fundamentales: primero, gran corazón; segundo, una cabeza que piense; y tercero, un brazo ejecutor”.
En casi tres horas de encuentro, el arquitecto mostró unas diapositivas sobre tres casos específicos en los que estuvo trabajando recientemente en su Bahía Blanca natal junto a distintos gobiernos municipales y vecinos locales que participaron de distintos talleres y generaron sus propias propuestas para modificar y mejorar los espacios públicos. Basados en el proceso de ‘Planning’, el arquitecto Zingoni y un Equipo Técnico recorren el país para trabajar con distintas organizaciones de índole social que requieran de su ‘coucheo’ fundado en un “Proceso Metodológico” de planificación.
Antes de finalizar el evento y luego de las últimas palabras de los disertantes, algunos vecinos y vecinas tomaron el micrófono para plantear distintas situaciones y necesidades cotidianas y el estado de los espacios públicos como el hospital y los Centros de Atención Primaria (CAPS), la falta de cloacas y redes hidráulicas en la provincia de Buenos Aires, el basural, y la falta de centros para alojar a personas en situación de calle, entre otras cosas.

PLANIFICACIÓN Y DESARROLLO ESTRATÉGICO
El arquitecto José María Zingoni basó su presentación en los últimos tres casos en los que estuvo trabajando en distintas localidades de Bahía Blanca para explicar a los presentes cómo es un “Proceso metodológico” centrado en experiencias de planificación y financiamiento, las que denominó “Planificaciones Estratégicas y Tácticas” y “Presupuesto Participativo”.
- Planificación Estratégica: Es sobre una organización o de un conjunto de organizaciones. A partir de las etapas de ‘diagnóstico’ y ‘propuesta’, un plan busca poder ordenar ideas e identificar proyectos coordinadamente una cantidad de pasos que nos permitan llegar a una ‘transformación’. Lo importante en esto es hacerlo desde la participación, creando capacidades en la comunidad. Entonces se trabaja con un Equipo Técnico específico que se forma dentro de la organización. Se comienza elaborando un documento base que permita empezar a ordenar la información, sistematizar los datos y salir a preguntar y averiguar cosas nuevas. Esto se lo denomina “prediagnóstico”, momento en el que se forma el “esqueleto”, es decir, un índice del documento de prediagnóstico y eso tiene que generar más participación. Lo que conlleva al “diagnóstico participativo”, que es mucho más abierto, con una metodología más específica pero que tiene el mismo esquema de trabajo como el que se venía realizando. Luego se pasa a la etapa de “objetivos” y se vuelve a trabajar pero ya en la etapa de “Programas y Proyectos”. Es muy importante realizar la pregunta “¿Cómo sueñan ustedes ese tema?” porque un diagnóstico básicamente es analizar problemas. Definir también a dónde se quiere ir y qué se quiere hacer. Y eso se define como “sueño”. Luego, una etapa de “propuestas” donde se tienen los “lineamientos estratégicos”, que es como el trazo de los grandes caminos que lleva a los objetivos. Está instancia es muy importante porque no debería cambiarse nunca o por lo menos por diez años se debería mantener. En resumen: hay una “línea estratégica”, un “objetivo general” y tres “objetivos específicos”, y por cada uno de estos objetivos específicos hay un programa especial, que tiene todos los proyectos existentes necesarios para que se cumpla ese objetivo específico tratando que sea lo más claro posible.
- Planificación Táctica: Se diferencia de la “Estratégica” porque tiene un componente de Intervención Urbana mucho más fuerte. En ella se toma como indicador todo lo bueno que se ha planificado en las últimas décadas, se conoce a la gente de la comunidad y se comienza a operar. También tiene estudios, proyectos y obras.
- Presupuestos Participativos: Comienza en los años 80 en Brasil. Hay muchas formas de hacerlo pero igualmente se trabaja con un Equipo Técnico. Aquí el problema recae en que la gente no logra comunicarse con sus gobernantes. Por ejemplo: la gente no tiene proyectos en general, lo que tiene son ideas o inquietudes o problemas. Pero el proyecto implica una definición técnica muy precisa. Entre otras cosas, se puede cuantificar económicamente. Y para el gobierno, el punto es no tanto cómo se hace la selección de los proyectos,cómo se los identifica, o qué proyectos se hacen, sino cómo no generar descontento y que la comunidad pueda fortalecerse en esa relación entre funcionarios y vecinos. El fin es lograr pasar de una sumatoria de proyectos individuales a una selección de propuestas colectivas mediante distintas instancias de trabajo: Sensibilización (reuniones con el gabinete, con la prensa, charlas con la comunidad), campaña, votación popular de los proyectos propuestos (voto electrónico o voto de tarjeta única, con disponibilidad de “urnas móviles”) y obra.