ARGENTINOS VARADOS EN ARGENTINA

Escribe: Hernán Leonel
Debo reconocer que para comunicar, el gobierno presidido por Alberto y Cristina es mejor que al anterior inquilino de la Casa Rosada. Pero hay veces que con tal de comunicar algo, tiran cualquier cosa y luego tildan a los medios de Fake News. Por decreto ante la “segunda ola” de la “pandemia” y al terror de que al país entre la temida mutación del Covid 19 y la llegada de la cepa denominada “Delta”, los genios del gobierno decidieron que los argentinos que se fueron del país, por la razón que fuese o ¿Acaso hay que dar explicaciones de por qué te queres rajar un rato de la jungla y vacacionar, trabajar, ir y venir dónde tenes ganas? ¿Somos democráticos o Comunistas? Más adelante les daré una visión sobre esto último.

Es que verá, al unísono que a usted le impiden regresar porque un decreto así lo dice, al ex ministro de Salud y gerente de una empresa de chacinados lo dejan ir, volver, tomarse un vinito en Madrid, volver a entrar al país, rajarse nuevamente y así van pasando las cosas. Massa, es otro inimputable que viaja, vaya uno a saber para qué y nadie dice nada. Todo aquel que sea oficialista y tenga que luchar por los descamisados en Miami o Europa puede ir y volver. No hace falta aclarar que tienen todo pago. Viáticos, hoteles, comidas, etc, etc, etc. Pero como lo hacen por la patria nacional, guevarista, chavista, maoísta, comunista, está bien. Ahora, si usted decide irse… Te tratan de oligarca, te hacen firmar una declaración jurada la cual nadie lee y te dejan varados hasta cuando ellos crean que sea necesario.

Solamente porque podes hacer un viaje y el resto de los argentinos que son más del %50 están por debajo de la línea de la pobreza y se conforman con… comer, pagar lo que se pueda pagar y vivir. El problema no es los que se van, el problema es los que estamos varados acá. Sobrellevando el día a día. Puteando por la falta de laburo, por la inflación, la inseguridad, por la falta de proyección a todo nivel, por los vacunados VIP, por la educación de calidad que se perdió y por escuchar a un Jefe de Gabinete Nacional que dijo textual:

“La Argentina no es ese país de mierda que nos quieren retratar”. No Santiago Cafiero, claro que no. El problema son ustedes que hace 50 años nos vienen retratando ese país y que ahora nos quieren instalar el Comunismo como ejemplo de gobierno a nivel mundial. El pasado martes, el presidente Alberto Fernández participó del acto internacional organizado por el gobierno de Xi Jinping para conmemorar los 100 años del Partido Comunista Chino. Allí, destacó la importancia de la relación bilateral y afirmó que nació con las cartas que en el pasado se enviaron Juan Domingo Perón y Mao Tse-Tung.

Alberto, fue el único mandatario latinoamericano en dar un discurso en el cual acotó: “Hoy China, no lo dudo, es una potencia económica mundial y protagonista central de la política internacional”, dijo y acentúo: “Desde la Argentina les expreso mi reconocimiento y los felicito. Cuanta amabilidad señor Presidente para con su par chino. Lo que no sé si sabe es que el gobierno de Xi Jinping es todo lo contrario a lo que él, el Instituto Patria, Hebe Silencio de Bonafini, los guevaristas, los grupos setentitas y tantos más, pregonan.

Allá, en China, viven en una autocracia. Viven con temor. No hay libertad de prensa. No hay partidos políticos que sean opositores. No hay libertad alguna. No existe la democracia. Viven sumergidos en el libro de George Orwell, 1984. El pueblo vive oprimido, vigilado y no saben hacer otra cosa que no sea ser obedientes. ¿A eso nos quiere llevar? ¿Mientras el pueble obedece la monarquía política hace lo que le de ganas y rompa las leyes que ellos mismos nos obligan a acatar?

Eso señores no es democracia, eso es autocracia. Cuba, Venezuela, China, Rusia, son meros ejemplos de autocracias.

El gobierno y sus sequitos aplauden desde Argentina y celebran la pobreza cubana y venezolana; se sacan fotos con dictadores como el Presidente de Rusia y ahora alaban las palabras de decoro que el Presidente argentino brindó al celebrar los 100 años de comunismo en China. ¿Por qué no se van a esos países a aplaudir las formas de gobernar y se instalan para siempre? ¿Cuánto aguantaran tras ver como una tanqueta militar atropella civiles en las calles de

Caracas? ¿Le gritarán a Maduro que es basura y que representa a la dictadura? ¿Qué harán si van a Moscú y observan que le dan una golpiza a un grupo de homosexuales? ¿Se atreverán a ir con los pañuelos verdes o las banderas de LGTV a una movilización para defender los derechos de ser quienes sus almas y no sus cuerpos le dictan que sean? ¿Compartirán sus logros, sus bienes y todo lo que posean con otros que no tienen? Si sus respuestas son negativas. Les doy la bienvenida al capitalismo. Si sus respuestas son positivas, pasaporte en mano y vayan a los anteriores destinos mencionados a vivir y a realizar cuantas manifestaciones y revoluciones consideren necesarias. Como verán, los argentinos que realmente quieren una Nación en donde prevalezca la educación, la democracia, el respeto por las instituciones, la igualdad, la salud, donde se pueda vivir libremente, donde se pueda dar una opinión (acertada o no, pero dar una opinión), donde el otro sea realmente el otro y no un slogan de campaña; todos ellos y todas ellas quieren

vivir en Argentina y no sentirse varados en su propia tierra.