CENTRO AMBIENTAL DE LUJÁN: LA EMPRESA ADJUDICATARIA BRINDÓ DETALLES SOBRE LA PLANIFICACIÓN Y EJECUCIÓN DE LA MEGAOBRA

El Intendente Leonardo Boto y el Viceministro de Ambiente de la Nación, Sergio Federovisky, encabezaron este miércoles una reunión con representantes de la empresa adjudicataria de las obras de Saneamiento y Remediación del actual Basural y la construcción del nuevo Centro Ambiental de Luján. 

 “Tenemos una expectativa enorme por el inminente inicio de las obras, son obras fundamentales que vienen a solucionar un problema estructural, ambiental y sanitario que padecen día a día miles de lujanenses. Agradecemos el acompañamiento permanente del Ministerio de Ambiente de la Nación, que desde el primer día asumió como propio el compromiso de saldar una deuda histórica”, valoró el Intendente.

Durante el encuentro, el equipo técnico de la firma adjudicataria realizó una presentación integral del proyecto y compartió detalles sobre la planificación de trabajos y el cronograma de ejecución de los mismos.

En este sentido, luego de la colocación de la piedra fundamental, se prevé que las obras comiencen en el Primer Trimestre de 2022 y concluyan en un plazo estimado de 12 meses.

Los trabajos tendrán comienzo con la construcción del nuevo Centro Ambiental y luego se extenderán al actual predio del Basural para poner en marcha las tareas de remediación y saneamiento que preceden al diseño del futuro Eco Parque.

 “La planificación de los trabajos, que comenzarán en el predio de Sucre con la construcción del nuevo Centro Ambiental y luego se extenderán al predio del actual basural a cielo abierto, prevé que en 12 meses desde el inicio de obra dejemos de tirar residuos sólidos urbanos al Basural, permitiendo que todos los vecinos y vecinas de Luján, pero especialmente los que habitan en los barrios circundantes, recuperen la calidad de vida que merecen”, amplió el Intendente. 

También participaron del encuentro el Secretario General de la Intendencia, Abel Rausch, el Secretario de Servicios Públicos, Obras e Infraestructura, Daniel Domínguez, el Subsecretario de Producción y Desarrollo Sustentable, Daniel Lanson, el Subsecretario de Servicios Públicos, Javier Legorburu, el Director de Gestión Ambiental, Braian Vega, y el Subdirector de Residuos Sólidos, Pedro Vargas. 

Las obras

Cabe recordar que el nuevo Centro Ambiental de Luján se construirá en un predio de 8 hectáreas lindante a la estación de Sucre, contando con sectores de tratamiento, separación y disposición final de residuos, zonas de tratamiento diferenciado de áridos, vidrios y neumáticos, zona de acopio de poda, áreas de control y balanza, además de un Centro de Interpretación Ambiental, área de administración, vestuarios y cocina. 

Con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por un monto superior a los 10 millones de dólares, la propuesta incorpora tecnología de última generación en la gestión de residuos sólidos urbanos y promueve la inclusión laboral de los más de 160 recolectores y recolectoras informales que actualmente trabajan en el Basural.  

Asimismo, para optimizar las condiciones laborales de los recicladores y recicladoras que serán incluídos en el proyecto, el Centro Ambiental prevé la construcción de una guardería con sala de maestros, salas para niños y niñas de 0 a 4 años, lactario y ludoteca, además de sanitarios para hombres, mujeres y personas con discapacidad. 

Las nuevas instalaciones fueron planificadas con criterios integrales de sustentabilidad, tales como paneles y colectores de energía solar; espacios de transición interior – exterior para regulación térmica; protección solar y de lluvias; materiales amigables como chapas; bloques y placas de tetrabrick recuperado para cielorrasos; recolección de agua de lluvia; forestación con especies nativas e iluminación LED.  

El proyecto también incluye el saneamiento y remediación ambiental de 13,6 hectáreas que forman parte del actual basural a cielo abierto -con el objetivo final de consolidar a mediano plazo un Ecoparque-, mediante la construcción de celdas de disposición final, sectores de compostaje y restos de poda, además de la instalación de un control reforzado de ingreso de contenedores.