EL MUNICIPIO Y LA ANSV ENTREGARON CASCOS A MOTOCICLISTAS PARA FORTALECER LA SEGURIDAD VIAL

El Intendente Municipal, Leonardo Boto, y autoridades de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) encabezaron este lunes la primera entrega de cascos a trabajadores de delivery y jóvenes lujanenses que obtuvieron por primera vez su licencia para conducir motocicletas.

“Desde que el año pasado logramos la instalación de una base operativa de la ANSV en nuestra ciudad, hemos generado un marco de acción conjunta para fortalecer las tareas de fiscalización y control vial en todo el distrito. Es un trabajo central porque se trata de cuidar a los lujanenses y salvar vidas. Hoy ponemos en marcha la entrega de cascos para que tanto quienes trabajan con motos como quienes las van a conducir por primera vez tengan un elemento de protección cuando circulan por la calle”, señaló el Intendente. 

El acto tuvo lugar en la rotonda de Avenida Nuestra Señora de Luján y 25 de Mayo, donde se entregaron los primeros 50 cascos a trabajadores de reparto y jóvenes aspirantes que finalizaron la capacitación teórica dictada previamente por personal de la ANSV en las instalaciones del Museo de Bellas Artes.   

La iniciativa se lleva adelante en el marco del “Programa Federal de Entrega de Cascos y Equipamiento Reflectivo” de la ANSV, que tiene como objetivos reducir la participación de quienes utilizan motos en la siniestralidad, disminuir la tasa de fatalidad de motociclistas y la gravedad de las lesiones e incrementar el uso de elementos de seguridad por parte de quienes viajan en moto.

“Las estadísticas reflejan que las principales víctimas de la inseguridad vial son los usuarios de motos, y que son principalmente jóvenes. Ante esta situación, continuamos recorriendo el país para que cada vez más motociclistas circulen protegidos utilizando el casco y recibiendo previamente una capacitación para la conducción segura de este tipo de vehículos. Buscamos concientizar sobre la importancia de usar el casco siempre bien abrochado y colocado, porque ante un siniestro vial, el casco es el único salvavidas que tiene un motociclista”, expresó el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.

“Tenemos el enorme desafío de mejorar la seguridad vial trabajando junto a los municipios para concientizar a los usuarios de motos de la importancia de utilizar el casco -que reduce en un 40 por ciento los riesgos de muerte y hasta un 70 por ciento las probabilidades de lesiones graves-. No estamos simplemente regalando un casco, sino que es el corolario de una capacitación previa”, valoró por su parte Corina Iturbe, Coordinadora del área de Seguridad de Motociclistas de la ANSV..  

En este sentido, la Agencia entregó al Municipio 200 cascos, que la Dirección de Transporte y Seguridad Vial continuará distribuyendo en las próximas semanas entre quienes completen la capacitación necesaria para obtener la licencia.