ENTRE EL DÓLAR, LA BANDERA ROJA Y EL CHE HAY UN PAÍS

Una Nota de: Hernán Leonel

La Argentina está viviendo momentos revolucionarios como pocas veces en su historia. No hablo de revolución armada ni mucho menos. Hago hincapié y enfáticamente digo que el Gobierno busca un pronunciamiento desde lo ideológico que atenta firmemente contra la democracia generando un clima interno y externo de  querer ir rumbeando al país hacia una autocracia.

Algunos ejemplos de régimen autocrático son las antiguas monarquías absolutas europeas o dictaduras de cualquier tipo de ideología. No obstante, el elemento autócrata supone la personificación del poder en una sola persona. (Hola, soy yo Cristina pelo…) Mientras que, en sistemas dictatoriales o autoritarios, esto suele realizarse por medio de élites políticas, militares o económicas. Colectivos que, por medio del Estado, controlan y dirigen la vida de un territorio en particular. Lo más común es que esta consecución de poder se haya realizado por la fuerza, mediante golpes militares. Y si hablamos de colectivos, no podemos dejar de mencionar al bondi feminista (aclaro, no tengo nada contra el feminismo, todo lo contrario, apoyo y banco la lucha de género pero las que son serias) que guarda silencio ante el atropello de los gobiernos antidemocráticos para con los movimientos LGBT que deslegitiman el rol de las mujeres, que meten presos a los que no concuerdan sus pasiones con sus cuerpos, que no respetan el latir de sus corazones y discriminan e incriminan y juzgan por ello. 

¿Dónde está Victoria Analía Donda? Si mal no recuerdo es activista de los derechos humanos y presidenta del INADI, ¿no? ¿Se pronunció frente a los desmanes que los compañeros Ortega, Díaz-Canel, Maduro, Putin o Xi Jinping están haciendo contra los derechos humanos? Claro, que ingenuidad la mía. Es que la Doctora Donda tenía que defenderse ante la denuncia que su ama de casa, coloquialmente llamada sirvienta, le había efectuado por tenerla trabajando en negro. Para males (número 1), a la pobre doña la trató de sobornar con un plan social y la intentó blanquear haciéndola pasar como trabajadora del INADI. Para males (número 2) la Doctora quedó sobreseída y la pobre doña buscando empleo.

Volviendo a las autocracias y  al margen del concepto general, estas también pueden presentarse dentro de otros marcos más democráticos. En ocasiones, especialmente en situaciones de inestabilidad o recesiones económicas, aparecen figuras políticas o económicas que, valiéndose de herramientas democráticas, se colocan en una posición de poder y toma de decisiones para posteriormente renunciar a dejarla. ¿Estaremos hablando de Guzmán?, en Noviembre tras las elecciones se sabrá. Lo que hoy se sabe fehacientemente es  que la economía argentina es un tobogán enjabonado. El dólar una vez más picó en punta y dio otro salto histórico. La brecha cambiaria es cada día un poco más escandalosa y no hay, a ciencia cierta, un panorama de mejora ya que no hay un programa que clarifique hacia donde se quiere ir. Es como ir a dar clase sin una planificación previa. ¿Usted sabe que en la Argentina convivimos con 15 tipos de variables y cotizaciones entre el peso y el dólar?  Pues bien, ahora lo sabe. Entre ellos están: El dólar mayorista, el dólar minorista, el dólar solidario y el dólar Netflix entre otros. También aparece como si fuese poco, a mi manera de ver las cosas, el dólar soja o agro. Éste último es una forma cavernícola, casi como la cuarentena más larga de la historia mundial, que no tiene fundamento válido que no sea… Joderle la vida al campo. Palabra más, palabra menos, pero es una buena síntesis. También y a modo explicativo-abarcativo, se podría decir que la economía está quebrada gracias a las inoperancias de los últimos gobiernos. Es que verá, un Terapista gana $60.000 por mes, mientras que un Policía gana $50.000, un Docente $52.000, un Jubilado $23.000 y un condenado por querer quedarse con una fábrica de imprimir billetes apenas llega a los $500.000 por mes. Pobre  Amado Boudou. Creo que le deberían dar un plan. Pero como fue buen compañero y metió un par de cursos (peluquería, informática, plomería, etc.) va a gozar de quedar en libertad ya que le redujeron la condena. ¿Cómo incentivar a los jóvenes a seguir estudiando en un país que al que hace todo mal lo recompensan mientras que al que se esfuerza todos los días lo tildan de bol…? ¿Cómo seducimos a los empresarios a invertir acá? ¿Cómo les explicamos a los comerciantes y dueños de pymes que no cierren y que contraten más empleados si las leyes están a favor de los que no asisten a sus puestos de trabajo?¿De qué forma les explicamos que el comunismo nos vende por tandas las cosas mientras el capitalismo te manda el triple y gratis? Ojo, el capitalismo tiene sus cositas, uno no come vidrio ni vive en un termo. Pero apoyar a boca de jarro al comunismo es algo bien distinto.

Estamos a pocos días de un nuevo cierre de listas y a poco de las elecciones legislativas. Los políticos están fato de proyectos pero sumergidos en las ideologías. A todos ellos y ellas le ruego y les imploro que piensen de qué forma y cómo salimos de todo esto con propuestas superadoras para seducir al electorado ya que entre el dólar y el che hay un país, algo surrealista que vive de la hipérbole pero un país al fin. Con sus pros y sus contras. Piensen más en nosotros y menos en sus ombligos.