ESTAMOS TAN MAL QUE PEOR SERIA IMPOSIBLE

Nota de: Rosa A. Impini
Nuestro país esta en una situación muy difícil a nivel económico, a nivel educativo, a nivel jurídico y a nivel de las organizaciones en general, como así también a nivel internacional porque nos estamos alejando del mundo, solo tenemos relación con países que comparten la ideología gobernante cuando la lógica indica que es bueno tener relaciones con el mundo todo porque en mayor o menor medida favorece al país.

 La gente en general que se encuentra en la incertidumbre y no sabe para que lado dirigirse, que pensar de las medidas que se adoptan, para ellos es necesario medidas que nos vayan dando certidumbre, no dudas, por qué hoy en cierta medida todo es incierto, hoy escuchamos una cosa y al otro día cambia rotundamente. La gente no quiere que le mientan, quieren la verdad aunque no sea lo mejor. La Nación implora que de una vez a alguien se le encienda la lamparita y tome una decisión para que empiece a cambiar esta dura realidad.

   Necesitamos políticos que respeten la propiedad privada, que privilegien a los que producen en el país, y que les importe la salud de la población en general, que no mientan y mientras hacen lo que les conviene, políticamente, que premie a los que se esfuerzan. La autoridad Presidencial esta devaluada, y si lo analizamos, fríamente, llegamos a la conclusión que quienes están gobernando

nuestro país es la Vicepresidente y el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires. Raro, pero real. Nunca vi que una obra la inaugure la Vicepresidente con la presencia del Gobernador y el Presidente brille por su ausencia.

   Cada día escuchamos los conceptos de los que conducen nuestro país y pienso que están extraviados, frente a esta pandemia se le ocurre a la Vicepresidente plantear avanzar sobre el sistema privado de salud, cuando lo que debería preocuparle es la situación de la pandemia en nuestro país con la cual no saben qué hacer, ergo, lo que sí saben es que quieren llevar al país a la situación que vive Santa Cruz, algo que es terrible e incompresible.

  La señora de Bonafini en redes sociales tratando de infame, casi de asesino al jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, sin razones para hacerlo.

   La política gobernante, salvo honrosas excepciones, solo piensa en sus intereses personales, y cuando digo esto lo hago pensando en los niños que no tienen para comer, que no van a la escuela, que en zonas carenciadas son usados por los narcos, familias que comen una vez al día, suena terrible en un país donde se produce alimentos para todos nosotros, además todas aquellas personas que aportaron al Estado mediante su trabajo fue utilizada como variable de ajuste.

El Jefe de Gabinete expresa que la jubilación actual le ganó a la inflación, yo creo que se esta burlando de la clase pasiva. El  Ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación Argentina desde 2020 expresa que hay que tomar tierras improductivas, cuando creo que hay muchas tierras en el Sur del

país que podrían ser utilizadas para sus fines.

Basta de mentiras, de planes para salir adelante, de peleas inútiles entre políticos, de censuras, de silencios cargados de medidas que solo favorecen la situación judicial de solo un grupo de persona, de querer intervenir en el Poder Judicial, de desgobierno,de falta de organización, de mentiras con las vacunas y dejar deusar la vacunación con fines políticos, porque el vacunar es un dere-

cho adquirido que el Estado debe cumplir. Basta también de compararnos con otros países, porque toda comparación es odiosa.

   Basta de gastos inútiles que solo benefician a los que gobiernan cuando existe una población que no tiene para comer todos los días. Basta de políticos que quieren evadir la Justicia, queriendo modificar el Poder Judicial.

   No soy una experta ni la dueña de la verdad, pero hay muchas cosas por hacer, que podrían generar fuentes de trabajo, para muchos que hoy viven porque al Estado posiblemente en lugar de generar fuentes de trabajo, los tiene cooptados dándole planes y eso no sirve, atrasa. Desde pequeña me enseñaron que el trabajo dignifica, no existe nada más lindo que poder comprar lo que uno necesita o desea con el producto logrado por su trabajo.

  Y lo peor que nos esta pasando que por la provisión de una vacuna nos piden instalar una Terminal Nuclear, yo creo que los argentinos en general no tenemos ni idea de la gravedad de los hechos que suceden a diario.

  Por todo lo expresado, tal vez lo que quiero expresar suene a una utopía, pero a la vez pienso que es posible, porque conozco personas que quieren lo mismo.

   Pero para lograr un país mejor requiere un esfuerzo de todos y cuando digo de todos, estoy hablando desde la clase política en general y de toda la población

    Para ello es necesario es un Acuerdo Político conformado por personas honestas, leales y que quieran trabajar para el país, estoy refiriéndome a la clase política, a los empresarios y a los que trabajan en el campo, que hacen mucho por el país, a los profesionales de todas las disciplinas y de todos los que de alguna manera trabajan para que nuestra vida diaria continúe, elaborando todos un acuerdo conjunto, el cual abarque los pilares principales: Económico, Sanitario, Educativo, y que estos traspasen a todos los gobiernos.   Esa sería una de las maneras de intentar poder salir de esta situación compleja en la que estamos transitando.

   Para ello, es necesario que toda la clase política deponga sus intereses personales, sus egoísmos y comiencen a pensar seriamente en los ciudadanos, que piensen en una sociedad con reglas claras, que la Justicia funcione en forma independiente, que las leyes de la Constitución Nacional, nuestra ley Suprema, sea respetada por todos, que quieran la República como primera medida, que los que habitamos nuestro querido país sean iguales ante la ley, que no existan políticos que lo único que quieren es salvarse con la política y que su única misión sea querer lo mejor para el país. Le solicito a toda la clase política de nuestro suelo argentino que piensen, que reaccionen, que pongan su capacidad al servicio del país, porque él los necesita. Les pido que cuando se postulen a un puesto lo hagan conscientes de que nos están representando, que el puesto que logran es transitorio y es para cumplir un servicio por y para el Estado, que piensen que mientras están en funciones es un apostolado a cumplir, porque si ello ocurriera el pueblo se sentiría mejor y más comprendido

   Respecto de la población, debemos aceptar que estamos viviendo una situación totalmente crítica que nunca pensamos que iba a transitar, pero es necesario hacer nuestro mea culpa, respecto de que no todas las decisiones que se tomen nos van a favorecer.

   Pienso que nos merecemos un país mejor, en el que puedan ir adelante los que se sacrifican por lograr los objetivos que persiguen, tenemos un material humano del cual las autoridades que presiden sus destinos, deberían sentirse orgullosos y alentarlos.

   Pensemos que cualquier decisión equivocada en las próximas elecciones nos llevará a una situación de la que no habrá retorno.

   Seamos conscientes de lo que esta sucediendo y pensemos en nuestro país, en nuestras vidas, la de nuestros hijos y la de todos.