REPUDIAMOS EL ACCIONAR PATOTERIL DE LA CONCEJAL DEL FRENTE DE TODOS NATALIA CORREA

El día sábado 14 de agosto en el marco de un festejo por el día de la niñez en un comedor del Barrio San Pedro de nuestra ciudad fuimos agredidos por la concejal oficialista Natalia Correa, luego de verse molesta por nuestra presencia.

Al mismo asistimos porque fuimos invitados, junto a nuestro referente partidario Ignacio Castaños, luego de haber colaborado con la entidad organizadora del evento en campañas solidarias que hemos organizado desde esta juventud.

Fue en ese contexto, en el que la concejal Natalia Correa a través de agravios y cuestionamientos infundados buscó impedir nuestra participación en el evento. Estamos seguros de que estas actitudes atrasan en la construcción de una sociedad cada vez más igualitaria y democrática.

Lamentamos profundamente que los vecinos hayan sido una vez más víctimas de la incapacidad de algunas personas para comprender que el bien común está por encima de cualquier ideología política. A su vez, nos preocupa la intolerancia y la violencia de quien ocupa una banca en el Honorable Concejo Deliberante de nuestra ciudad, con la responsabilidad que su cargo genera y de la cual ya existen antecedentes similares de ataques a personas por el solo hecho de formar parte de otra fuerza política o pensar diferente.

La democracia aspira a la coexistencia de, entre otras cosas, la diversidad de ideologías. Es pluralista, porque se trata de un sistema que deja espacio a cada uno de los sectores. Esa convivencia, es la que nos permite, por ejemplo, la renovación de los espacios políticos y la transformación progresiva de la sociedad.

Por eso, nos preocupa que sea una representante del pueblo quien adopte estas acciones. Repudiamos fervientemente su actitud, sus dichos y su falta de respeto a los vecinos organizadores y asistentes al evento social.

Los atropellos a nuestra actividad comunitaria por parte de quienes parecen desconocer los valores de la convivencia democrática en el marco de la república nos dan más fuerza para seguir trabajando como hasta ahora, al lado del vecino.